domingo 1 de agosto de 2021
SOCIEDAD | 15-04-2021 13:05

De víctima a protagonista

El lenguaje no es inocente, lo que decimos y nos decimos es generativo. Por eso, la propuesta es pasar del discurso de la víctima al de la acción

Desde la mirada del coaching ontológico, la victimización se refiere a una posición tóxica que adopta una persona que tiene la tendencia a considerarse víctima de las situaciones o hacerse pasar como tal, poniéndose en el centro de ataques, que no siempre lo son. Es una forma de posicionamiento de que el mundo está en su contra.

Un ejercicio para salir de la victimización es observar nuestro discurso frente a las situaciones que nos afectan, qué nos decimos a nosotros y a los demás. Nuestra emocionalidad, corporalidad y lenguaje siempre están en coherencia, por lo que la víctima tiene una forma particular de expresarse, tan característica, que solemos identificarla rápidamente.

¿Cuál es el discurso de la víctima? "Me hicieron daño; me hacen sufrir; nadie me escucha; nadie me quiere; todos están en mi contra; pobre de mí…" son algunas de sus expresiones.

Hacete responsable de tu vida, las víctimas jamás triunfan.

Pareciera que el mundo entero está en su contra, culpa a los demás por su sufrimiento, se vive quejando y se encuentra a la defensiva siempre. Critica, siempre quiere tener la razón y controlar la situación. Para ganar la disputa, compite, manipula, esconde y aparenta.

Solo ve lo negativo de la situación y actúa en forma reactiva, proyectando hacia fuera el problema, buscando culpables y dejando en claro que la situación está por fuera de su zona de influencia, por lo cual no puede cambiar nada. El mundo de la víctima es un mundo de reactividad y lleno de carencia, donde las cosas ocurren irremediablemente.

Mujeres Ferroviarias
Leé también
Mujeres Ferroviarias

Cuando una persona se asume protagonista de su vida, cambia su discurso completamente. Quien asume una actitud proactiva, saliendo de su reactividad, automáticamente cambia sus dichos: "Reflexionando me di cuenta; asumo mi responsabilidad por; me gustaría saber tu opinión; las posibilidades son; yo puedo y soy capaz de; hoy elijo algo diferente..." serían sus nuevas expresiones.

Hacete responsable de tu vida, las víctimas jamás triunfan.

Asumiendo que es capaz de modificar las cosas, el protagonista puede ver nuevas posibilidades y tomar decisiones. Tiene poder para transformar la realidad porque asume su parte de responsabilidad en la situación. Se enfoca en buscar soluciones en lugar de culpables. Se posiciona desde la confianza y la posibilidad. Abre la mente al cambio, a lo nuevo. Conecta con su sentir, reflexiona, planifica, pone límites y decide. De esta forma, vive una vida más consciente y plena.

Cada palabra que decimos es importante, porque crea una nueva realidad, revela nuestra actitud frente a la vida y abre o cierra posibilidades de acción.

 

Roxana AnahÍ Timo

Médica M.N. 88956

Health Coach

@dra.anahitimo

at Redacción Mía

Galería de imágenes

Comentarios