domingo 1 de agosto de 2021
SOCIEDAD | 09-04-2021 09:08

Orígenes del periodismo judío en Argentina

En La caja de letras, el periodista y escritor Javier Sinay, autor de Los crímenes de Moisés Ville, recupera y traduce desde el ídish un libro de 1929, casi perdido, sobre los orígenes del periodismo judeoargentino. Imperdible.

Apuntes para la historia del periodismo judío en la Argentina es un libro escrito en ídish (título original: Tsu der geshijte fun der idisher dyurnalistik in Argentine), publicado en 1929 en Buenos Aires. Muestra el período 1898-1914: la génesis del enorme caudal de producción periodística y literaria que, en esa lengua traída por los judíos de Europa del Este, continuó fluyendo en la Argentina hasta bien entrada la década de 1960. Son aventuras de periodistas y de inmigrantes en una Buenos Aires que era una Babilonia.

La obra original es de Pinie Katz, una de las figuras más importantes de la cultura de inmigración de aquellos años ya lejanos, pero ahora el escritor Javier Sinay -autor de la crónica Los crímenes de Moisés Ville, que Tusquets publicó en 2013, entre otros títulos- la recuperó: la tradujo desde el ídish (con la ayuda de una traductora profesional) y le agregó un largo prólogo y 278 notas al pie para dar contexto.

“Cuanto más podamos saber sobre nuestros orígenes, más sabremos sobre nosotros mismos”, afirma Javier Sinay.
La obra es un gran trabajo de traducción, documentación histórica y literaria.

El resultado es un libro nuevo fascinante (ahora sí en español) editado por Ediciones Del Empedrado: La caja de letras: Hallazgo y recuperación de "Apuntes para la historia del periodismo judío en la Argentina", de Pinie Katz.

Para Sinay, trabajar sobre este libro fue una tarea lenta de siete años. Nunca la abandonó. “Para mí era una responsabilidad moral”, afirma. “Este libro tiende un puente hacia esa generación de forjadores y recupera el trabajo tangible de ellos: sus palabras, sus periódicos.

En este libro, las noticias que son citadas por Pinie Katz, son rescatadas del olvido más profundo porque hoy ya no se las puede leer en ningún otro lado. Fueron publicadas en los diarios en ídish de los inmigrantes y hoy, además de que la mayoría no leemos en ese idioma, esos diarios son prácticamente inhallables” Sinay habla de una “generación de forjadores” y sabe quiénes la integraron porque su propio bisabuelo fue uno de ellos: en marzo de 1898 lanzó Der Viderkol (El Eco), el primer diario argentino en ídish. Conversamos con el escritor y periodista Javier Sinay sobre su gran trabajo literario y de recopilación.

“Cuanto más podamos saber sobre nuestros orígenes, más sabremos sobre nosotros mismos”, afirma Javier Sinay.
Pinie Katz

¿La caja de letras puede ser percibido como la continuidad de Los crímenes de Moises Ville, su obra anterior relacionada con la historia del periodismo judío?

Mujeres Ferroviarias
Leé también
Mujeres Ferroviarias

Sí, es un desprendimiento o un spin off. Me enteré sobre la existencia del libro de Katz gracias a Eliahu Toker, uno de los últimos idishistas argentinos. Me interesaba Der Viderkol, el periódico de mi bisabuelo, porque fue contemporáneo de aquellos crímenes de Moisés Ville y yo buscaba saber si los había informado en sus páginas. Con Ana Powazek de Breitman (la madre del actor Dan Breitman), a quien todos conocemos como Jana, una mujer muy predispuesta a cultivar el ídish, criada por dos sobrevivientes del Holocausto, empezamos a traducirlo en el IWO. Es la cronología de medios creados por miembros de la colectividad judía, se puede encontrar rivalidades y odios. 

(N. del editor: Fundación IWO es una organización sin fines de lucro que, conserva, investiga y difunde materiales documentales sobre la historia, la cultura y los lenguajes del pueblo judío).

¿Considerás que son los precursores de la grieta? ¿Reconocés esos mismos rasgos en los periodistas cien años más tarde?

El periodismo cambió; los periodistas, no tanto. Yo creo que Apuntes para la historia del periodismo judío en la Argentina muestra varias grietas y debates que atravesaron a aquella colectividad judía: la izquierda y la derecha, la colonización agrícola, la necesidad de crear un Estado propio o no, la mejor manera de lograr una condena a los tratantes de mujeres…

Entonces me sorprendió porque es, por momentos, como una novela. Los héroes (y algunos villanos) eran un puñado de periodistas, inmigrantes bastante quijotescos en la belle époque llegados a un confín del mundo: Buenos Aires. Cargaban con los abrigos viejos que habían traído desde la Rusia zarista, con samovares y ritos milenarios que en esta ciudad valían poco o nada y a veces, mientras trabajaban de cualquier otra cosa, se ocupaban de fundar una nueva tradición basada en los artículos de prensa. El libro los mostraba en toda su humanidad, con sus iniciativas vocacionales y también con sus competencias despiadadas, y aun con sus miserias  personales. Lo sorprendente es que cualquier periodista del siglo XXI entiende todo eso.

¿Uno no es uno mismo después de leer un libro. Mucho menos después de escribirlo. ¿Qué aprendiste al ver la obra terminada?

Aprendí que cuanto más podamos saber sobre nuestros orígenes, más sabremos sobre nosotros mismos, sobre quiénes somos. Por eso es necesario y útil tender puentes hacia nuestros ancestros y recuperar su mundo y sus ideas. En la cultura judía hay una idea que me gusta para referir a la transmisión y la herencia: la cadena de oro de las generaciones, di goldene keit. Quizás también podamos decir algo así con este libro hallado y recuperado.

“Cuanto más podamos saber sobre nuestros orígenes, más sabremos sobre nosotros mismos”, afirma Javier Sinay.
“Este libro tiende un puente hacia esa generación de forjadores y recupera el trabajo tangible de ellos: sus palabras, sus periódicos", comenta Sinay.

Sobre Javier Sinay:

Es periodista: Publicó en Tusquets los libros Cuba Stone: Tres historias; Los crímenes de Moisés Ville: Una historia de gauchos y judíos y Sangre joven: Matar y morir antes de la adultez (Premio Rodolfo Walsh de la Semana Negra de Gijón, 2009).

En 2015 ganó el Premio Gabriel García Márquez de la Fundación para el Nuevo Periodismo Iberoamericano (FNPI) por su crónica Rápido. Furioso. Muerto, publicada en la revista Rolling Stone.

Sus textos han aparecido en los diarios La Nación y Clarín, de Buenos Aires; y en el medio web RED/ACCIÓN. Además fue corresponsal en Sudamérica de El Universal (México) y editor de Rolling Stone (Argentina).

La caja de letras: Hallazgo y recuperación de ‘"Apuntes para la historia del periodismo judío en la Argentina", de Pinie Katz, de Ediciones Del Empedrado está hoy en preventa a $1.200 y se puede comprar escribiendo a [email protected] En librerías a partir de mayo, a $1.600.

 

Fuente: javiersinay.com

at Redacción Mía

Galería de imágenes

Comentarios