viernes 30 de septiembre de 2022
SOCIEDAD | 25-03-2022 10:43

Belleza post pandemia: Las nuevas tendencias estéticas

Luego de la experiencia del covid, los cambios son positivos y contundentes: rutinas caseras de autocuidado, ahorro en la elección de productos y aceptación del paso del tiempo.

Fue un antes y un después no solo en salud global, sino en cada uno de los aspectos de nuestra vida, hasta en la belleza. El confinamiento por la pandemia del covid-19 nos obligó a prestar mayor atención a nuestros rituales y necesidades estéticas. Esto nos llevó a ajustes necesarios y también a darnos cuenta de algunas ideas y costumbres que ya no tenían sentido.

Tantos han sido los cambios que el equipo científico de Avon realizó una investigación y publicó el informe Belleza Post Pandemia, donde se evalúan las tendencias estéticas que han surgido durante la pandemia, analizan los datos que las respaldan y anticipan el rumbo de la industria en un mundo que cambió para siempre.

"Este informe nos permite conocer cómo el covid-19 impactó en nuestros hábitos y en nuestras necesidades y qué cambios esperar en la industria de la belleza de ahora en adelante (...) Los datos del informe nos revelan el deseo de que la belleza se consolide como un espacio de bienestar y de autocuidado, lejos de toda exigencia. La belleza tiene la oportunidad de ser un vector para la reparación física y emocional en un mundo en reconfiguración”, afirmó Francisco Díaz, Director de Marketing Avon Grupo de Mercados Sur.

Hoy en día, los rituales en casa han cobrado relevancia; los componentes de los productos de belleza se han vuelto cruciales para la decisión de compra; el concepto “anti-age” se está viendo cada vez más desterrado, a medida que se abre camino a un nuevo mundo. El informe de Avon analizó seis nuevas tendencias que demuestran cómo el mundo de la belleza ha cambiado con el paso de la pandemia, y qué nuevos comportamientos y concepciones han llegado para quedarse.

Llegaron para quedarse: Las máscarillas para la piel del rostro son uno de los productos cosméticos que la pandemia nos dejó.
Practicidad: Ahorrar tiempo es clave. Por eso se está imponiendo el uso de productos multipropósitos, aunque no todos los dermatólogos los consideran beneficiosos.

Rituales en casa:

Las restricciones sociales que hemos enfrentado durante el confinamiento nos privaron de muchas experiencias sensoriales. Por este motivo, las rutinas de autocuidado en el hogar cobraron una nueva importancia. Incluso, un 64% de las mujeres declararon que los productos de belleza las ayudaron a reducir el estrés.

Si bien los salones de belleza volvieron a abrir, el lujo indulgente en nuestra rutina diaria, desde casa, llegó para quedarse.

El reino del skinimalismo:

Estamos experimentando un alejamiento de los rituales de belleza de múltiples etapas hacia una rutina más simple: un fenómeno denominado skinimalismo.

Según el informe, solo el 10% de las mujeres utilizan más de 5 productos diarios para el cuidado de la piel, mientras que el 64% de las mujeres no utilizan más de 3. Las complicadas secuencias del cuidado de la piel que utilizan productos monofunsión han prevalecido durante la última década, pero hay una nueva tendencia: utilizar menos productos que cumplan múltiples funciones, aunque no son recomendados por los dermatólogos. Los consumidores buscan comprar menos, pero mejor. Al reducir la cantidad de envases, este comportamiento, además, se alinea al cuidado del medioambiente.

La ciencia como aliada:

La confianza en los científicos aumentó significativamente por su aporte emes que lucen sus pelos grisáceos sin complejos. En conclusión, el resultado final para el cuidado de la piel, el cabello y la belleza es llevar un envejecimiento auténtico. Conocemos nuestra piel y queremos darle lo que necesita para que esté sana, fuerte y radiante, sin importar la etapa de la vida en la que nos encontremos, y los experimentados fabricantes atenderán las inquietudes particulares de las mujeres independientemente de la edad.

Llegaron para quedarse: Las máscarillas para la piel del rostro son uno de los productos cosméticos que la pandemia nos dejó.
Luego de la pandemia, el envejecimiento se considera un regalo y ya no se trata de huir de él a toda costa.

El fin del "antiedad”:

Según el informe de Avon, 2 de cada 5 mujeres de +55 años ya no considera a las arrugas o líneas de expresión como un problema. Con la salud en el centro de atención como nunca antes, la conciencia de la fragilidad de la vida ha indicado un cambio de actitud con respecto al envejecimiento. Somos conscientes de que ahora más que nunca el envejecimiento es un regalo, y la inquietud estética con respecto a él ha cambiado. Esto no solo se aplica al envejecimiento de la piel.

En la actualidad, hay un gran cambio en las mujeres que optan por dejarse las canas en vez de teñirse el cabello. Esta tendencia tuvo como aliadas a estrellas de Hollywood, como Andie MacDowell, Gwyneth Palthrow y Katie Holmes que lucen sus pelos grisáceos sin complejos.

En conclusión, el resultado final para el cuidado de la piel, el cabello y la belleza es llevar un envejecimiento auténtico. Conocemos nuestra piel y queremos darle lo que necesita para que esté sana, fuerte y radiante, sin importar la etapa de la vida en la que nos encontremos, y los experimentados fabricantes atenderán las inquietudes particulares de las mujeres independientemente de la edad.

El boom de las compras online:

La transformación digital es ahora una prioridad. La pandemia ha acelerado los modelos de negocio basados en la tecnología y esta es una tendencia que irá creciendo. Por eso, los servicios o apps que ayudan a encontrar una buena combinación de colores, cabello y bases de maquillaje están creciendo. La industria ha recreado esta experiencia en un entorno digital, y los consumidores muestran entusiasmo al experimentar y jugar en línea como en persona.

¡Vivan los colores vibrantes!

En materia de make up, los tonos estridentes y los brillos son tendencia. El glitter bajó de los párpados para llegar a otras zonas del rostro, como pómulos y mejillas. ¡Vuelve la diversión!

Con el uso de tapabocas en todo el mundo, cayeron las ventas de los labiales en 2020 y el 67% de las mujeres declararon que la pandemia les permitió adoptar un aspecto más natural. Pero se espera un retorno gradual de los colores vibrantes y el regreso de la alegría y diversión.

Este ansiado regreso al maquillaje indica una renovación de la alegría -conocido como el popular “efecto de los locos años 20”- y la confianza en nosotras mismas a medida que la vida "normal" regresa. Por lo tanto, aunque nuestras necesidades con respecto a la salud continúan siendo primordiales, es inevitable que volvamos a disfrutar del maquillaje y es de esperar que haya un retorno gradual de los colores vibrantes.

at Silvia Pardo

Galería de imágenes

Comentarios