viernes 7 de mayo de 2021
SOCIEDAD | 12-04-2021 10:27

Elegir algo significa “no elegir"

En una elección se opta entre dos o más cosas. En cambio, en una decisión se pone en marcha todo lo que lleva a concretar ese objetivo elegido. ¿Vos tomás elecciones o decisiones?.

El gran problema de elegir no es lo que se elige, es lo que se deja, y eso muchas veces, puede detenernos. Elegir algo significa que muchas otras cosas van a quedar ahí, en “lo que pudo haber sido”, pero no significa que eso nos paralice.

¿Por qué una decisión es mucho más que una elección?

En una elección se opta entre dos o más cosas: se clasifica y se valora las distintas opciones. En cambio, cuando se decide, se está poniendo en marcha un mecanismo de actividades y funciones que llevan a concretar ese objetivo que está en la mente. Cuando se hace una elección, está en la mira lo que te gusta; cuando se toma una decisión, estás viendo qué pasos seguir para alcanzar ese algo que te gusta. Una decisión se puede dividir en tres momentos importantes:

Decidir... y trabajar para concretar los sueños cuesta, pero vale la pena.

Su meta es ayudar a cada mujer a descubrir y desarrollar todo el potencial único y poderoso que posee.
Leé también
Una mujer con amor y fe

1. El período de determinación es el momento diagnóstico, en el que se elige.

2. El momento de ejecución es cuando se organiza y se procesa la información para trabajar en la consecución de los logros.

3. En el momento de la evaluación se ajusta y se mide cuán válido es todo lo trabajado en relación con lo obtenido. Se puede elegir algo sin tomar ninguna decisión y dicha elección va a quedar en su imaginario, en la fantasía de la persona, sin posibilidad de concretarse.

A la hora de cumplir sueños, a veces somos nuestro propio obstáculo, boicoteando la acción. Soñar es bueno, vivir permanentemente en un mundo de fantasía aleja los sueños.

Lograr los objetivos depende de cada uno: no hay horóscopo, suerte, azar o destino que impida que trabajemos por nuestros logros. Claramente, no se puede tener todo bajo control, hay muchos aspectos que escapan de nuestras manos, pero hay muchos otros que son previsibles y se pueden tratar con anticipación. Cuando se quiere lograr algo, puede haber muchos problemas en el medio, pueden darse muchos intentos fallidos, pero es bien sabido que el éxito es de los que perseveran.

¿Cómo tomar una buena decisión?

Analizar la situación, recopilar información, generar ideas, analizar probables problemas y pensar soluciones posibles, trazar un plan de acción y evaluar. La felicidad no es la meta, la felicidad está al transitar ese camino hasta cumplir tu objetivo, porque si se espera concretar las metas para disfrutar, seguramente aparecerán nuevas metas y empezar un nuevo recorrido y en ese caso se estaría disfrutando muy poco.

 

Lic. Flavio Calvo

Lic. en psicología, docente, tallerista y autor. MN: 66869

Página web: flaviocalvo.com

at Redacción Mía

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios