lunes 20 de septiembre de 2021
SOCIEDAD | 03-03-2021 06:54

Sexo, un viaje al deseo

Mariana Kersz es la autora de Un viaje al placer, una obra que invita a conectarnos con nuestra sexualidad y las múltiples posibilidades de disfrutarla. Una charla sobre un tema que también se vio afectado durante la pandemia.

Se formó en Mar del Plata en Psicología, y luego continuó sus estudios en Sexología Clínica en la Ciudad de Buenos Aires, donde vive y ejerce actualmente. La licenciada Mariana Kersz se especializó en terapias de pareja y familia y dirige Clínica de Parejas, un espacio terapéutico pensado para mejorar la salud mental y sexual de sus pacientes.

Autora del libro Un viaje al placer, de Ediciones Urano, en esta entrevista nos cuenta cómo afectó la pandemia la vida íntima, la revolución sexual de la mujeres y nos da algunos consejos para mantener vivo el erotismo en la pareja.

¿Por qué creíste necesario escribir un libro sobre sexo?

Aun en pleno siglo XXI la sexualidad -y principalmente, la sexualidad femenina- sigue siendo un tema lleno de mitos, miedos y tabúes. Las mujeres siguen preguntándose por qué no logran un orgasmo por penetración, sintiéndose falladas. Muchas llegan al consultorio preguntándose qué es lo que está mal en ellas, por qué no tienen deseo sexual, si aman a sus parejas.

Mujeres que no pueden ni saben distinguir una vulva de una vagina, o que nunca se han observado sus propios genitales con un espejo. He recibido, diagnosticado y acompañado profesionalmente a mejorar la vida sexual a mujeres de todas partes del mundo durante los últimos años. Y desde ellas y para ellas es este libro de sexualidad: para aprender a desmitificar algunos de los horrores más estructurantes de la sexualidad; para salir del coito como único modelo de sexualidad posible y disfrutar del proceso, sin exigir una meta concreta porque puede ser muy frustrante.

Objetivos:
Leé también
Tanguera de ley
Sexo, un viaje al deseo
La obra: Un viaje al placer, de Mariana Kerz. Ediciones Urano.

¿Cómo se comportaron las parejas en la pandemia, hubo más o menos sexo?

Al inicio de la pandemia y ante la incertidumbre ocurrieron dos cosas muy sorprendentes: algunas parejas comenzaron a tener muchísima más intimidad porque lograron tener el tiempo libre que antes jamás habían tenido, así que eso les permitió reencontrarse, se redescubrieron y pudieron volver a erotizar la relación, llenando de pasión los largos meses de encierro.

Otras parejas, por el contrario, quedaron paralizadas por el miedo a perder sus trabajos, a las consecuencias económicas del cierre de los comercios y por supuesto, por la inquietud permanente en relación a la salud de sus seres queridos. A esto, se le sumó la sobrecarga en las labores de la casa y en muchos casos, el acompañamiento a los chicos y chicas en las tareas y actividades de la escuela que fueron de manera virtual. En estas parejas, el deseo sexual se vio ampliamente afectado. Es comprensible: una pandemia nos pone frente a una de las peores crisis posibles, que abarca lo económico, como lo afectivo, los vínculos y la salud.

Actualmente recibo en el consultorio a muchas parejas con problemas en el deseo sexual, pero también a muchos hombres y mujeres con disfunciones de diversos tipos, un alto porcentaje de ellos, con inicio muy marcado entre marzo a junio del 2020. Es explicable debido a la crisis social y económica por la que atravesamos durante la cuarentena.

¿La gente se atreve a explorar su sexualidad o, en general, hace siempre lo mismo?

¡Sí, se animan! De a poquito estamos cambiando el paradigma, empezamos a salir de la sexualidad donde la penetración parecía ser el único modelo posible de disfrute. Las mujeres están preguntando cada vez más acerca de su propio cuerpo, explorando, entendiendo. Ubicando también el placer en la mente, en el poder conectar con situaciones divertidas, sensuales y eróticas: no sólo sexuales.

¿Es una tarea ardua?

Sí, es difícil, venimos de generaciones y generaciones donde de sexo no se hablaba y muchísimo menos de sexualidad femenina. Es un trabajo de hormiga, paso a paso, donde, de a poco, vamos logrando que las mujeres se descubran y redescubran día tras día.

Lo veo en mis redes, me llegan mensajes de todas partes del mundo de mujeres agradecidas, que ahora se animan a tocarse, a explorarse, a identificar sus zonas erógenas. Cuesta, claro que sí. El cambio no es de un día para el otro: pero muchas veces tiene un efecto dominó en la pareja, y eso genera que cuando la mujer cambia la perspectiva, su pareja puede acompañar de manera amorosa esa transición hacia una sexualidad mucho más creativa, dinámica y placentera.

 ¿Un consejo final para tener una sexualidad plena?

Uno muy importante y válido para hombres y mujeres: no esperar a que el deseo sea espontáneo. Hay que generar situaciones cotidianas divertidas, placenteras y sensuales para llegar al encuentro sexual con verdadero deseo sexual.

Si esperamos que sea espontáneo, no va a ocurrir y sólo nos vamos a frustrar. Conviene darle tiempo al deseo, acompañarlo, buscarle la vuelta. Encontrar qué nos pone en modo erótico, qué nos gusta: desde leer relatos eróticos, hasta comprar nueva lencería o un juguete sexual. Todo es válido en el recorrido y en el camino de la autoexploración. El deseo sexual no comienza en los genitales, se inicia en el cerebro, por eso, aprender a poner la mente en "modo erótico" es lo que marca el viaje: Un Viaje al Placer.

Contenidos del libro:

Con un aire fresco y una escritura dinámica llena de tips, consejos y relatos divertidos, la Lic. Mariana Kersz nos invita a conocernos y reconocernos: nuestro cuerpo, nuestra pareja, nuestros deseos y miedos más profundos.

"Estamos viviendo un momento de revolución sexual y resignificaciones del concepto del amor y de las relaciones, que repercute directamente en nuestra percepción de la sexualidad".

¿Tener fantasías con otras personas está mal? ¿La menopausia es el fin de la vida sexual? ¿Las mujeres se masturban? ¿Se puede mantener el deseo en la pareja después de muchos años?

En Un viaje al placer, publicado en diciembre de 2020, se pueden encontrar las respuestas a estas preguntas y muchas más. Una verdadera guía de la sexualidad humana.

 

Fuente: @lic.marianakersz

También te puede interesar

at Redacción Mía

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios