viernes 7 de mayo de 2021
SOCIEDAD | 17-02-2021 12:29

Protocolos para un regreso seguro a clases

Llegó el día del reencuentro con los compañeros y docentes, indispensable para el bienestar emocional y el aprendizaje de los niños. Por eso, preparamos una guía con los protocolos y trámites que debés tener en cuenta para el ansiado día.

La pandemia de covid-19 ocasionó una interrupción educativa sin precedentes, afectando a más del 90 por ciento de la población mundial de estudiantes. Por suerte, y luego de muchas idas y vueltas, están comenzando la clases en toda la Argentina.

Está ampliamente comprobado que la reapertura de escuelas es segura en la medida en que se cumplan los protocolos. De manera escalonada y gradual. los estudiantes van a ir teniendo un espacio presencial en complemento con la virtualidad para poder reencontrarse con sus amigos, sus docentes y toda la comunidad de la escuela.

Se sabe que el 90 por ciento de los niños presentan cuadros leves o asintomáticos de covid-19, tienen una evolución clínica favorable y se recuperan en 1 o 2 semanas desde el comienzo de la enfermedad. En el caso de niños que presenten enfermedades previas o alguna de las denominadas poco frecuentes, la recomendación es que el regreso a clases se base en una evaluación de riesgo beneficio socio sanitario realizada con el médico.

La vuelta al cole

Recomendaciones:

El éxito de la reapertura de las escuelas depende del cumplimiento de los protocolos, que en resumen incluyen:

Uso de tapaboca y distanciamiento social de al menos 2 metros (ingreso, permanencia y egreso).

Descripción de técnicas de limpieza y desinfección.

Prohibido el acceso al centro si se ha presentado algún síntoma de covid en los últimos 15 días.

Identificación y seguimiento del personal o alumnos/as en riesgo.

Evitar el contacto físico en saludos de mano, beso y abrazo. No tocarse los ojos, la nariz o la boca y superficies comunes.

Adoptar medidas de higiene respiratoria: al toser o estornudar, taparse la boca y nariz con un pañuelo y desecharlo. Si no se dispone de pañuelos emplear la parte interna del codo para no contaminar las manos.

No compartir bolígrafos, lápices, alimentos, bebidas, vasos, platos, cubiertos, móviles.

Respetar los tiempos de cuarentena si se ha estado en contacto estrecho con una persona afectada por covid-19.

La vuelta al cole
Normas: Volver a clases requerirá mucha paciencia y compromiso para cumplir con las distintas directivas.

Cómo será el regreso a clases:

Se realizará en grupos de hasta 10 personas en formato burbuja, es decir, sin cruzarse con otros estudiantes y docentes. La participación de los estudiantes será voluntaria.

Por ejemplo, en la ciudad de Buenos Aires la apertura de las escuelas será escalonada. Está previsto que el día de inicio (17 de febrero) solo comiencen cuatro grupos de estudiantes: los chicos de los jardines maternales; el nivel inicial, primer ciclo de primaria (primero, segundo y tercer grado) y primer ciclo de secundaria (primero y segundo año).

Luego, el día 22, se sumará el resto de los alumnos de la primaria y una semana después, el 1 de marzo, será el turno de todo el nivel secundario. El 3 de diciembre finalizan las clases del secundario y el 17 de diciembre de inicial y primario. En la provincia de Buenos Aires las clases comenzarán el lunes 1 de marzo y finalizarán el 17 de diciembre.

Cada escuela determinará la frecuencia y la duración de las actividades.

Entre los diferentes turnos se prevé media hora para limpieza y desinfección.

La vuelta al cole
Temperatura: Prevenir la transmisión del covid-19 obliga a seguir un estricto protocolo a docentes, niños y familia

Apto físico:

En materia de salud, las escuelas exigen dos requisitos fundamentales: el apto médico cardiológico y la libreta de vacunación al día. Es fundamental la consulta pediátrica al inicio de cada año escolar para obtener esta documentación que es una protección para la salud de los chicos. El apto médico tiene por función chequear que el niño está en condiciones para realizar actividad física y la vacunación es la medida sanitaria más eficaz para prevenir posibles contagios de distintas enfermedades.

Para el apto físico la evaluación con templa dos etapas: la primera incluye un interrogatorio completo donde se reciben los datos personales, se indaga sobre los antecedentes de enfermedades previas y quirúrgicos, antecedentes heredo-familiares, en especial los cardiovasculares. Además, se consigna si toma algún fármaco, si es alérgico a algún medicamento, y también la utilización de drogas de abuso.

La segunda etapa es el examen físico. Aquí se realiza la medición de la talla, el peso y el índice de masa corporal. Se toma la presión, se lo ausculta para buscar soplos, latidos cardíacos y todos los pulsos. Se realiza un examen osteomuscular para evaluar lesiones previas, movilidad articular y fuerza muscular.

Por otro lado, los padres deben llevar al niño a la consulta oftalmológica una vez por año. Es fundamental detectar alteraciones visuales que pueden disminuir el desempeño en la escuela, y también concientizar y educar a los chicos sobre la importancia de prevenir el uso excesivo de las pantallas.

Además, también se debe visitar al otorrinolaringólogo para diagnosticar diferentes tipos y grados de déficit auditivos. Realizar la evaluación foniátrica es muy importante para detectar alteraciones de la dicción, la fluidez y la deglución.

La vuelta al cole
El apto médico escolar contribuye a fomentar la cultura de la prevención.

La vacunación:

Ciertas vacunas los chicos las deben recibir cuando comienzan primer grado y otras requieren dosis de refuerzo a antes de los 11 años (ver recuadro).

Todas las vacunas del calendario nacional de vacunación son gratuitas y obligatorias.

Es importante chequear si la vacunación está al día o revisarla junto con el pediatra para administrarle las dosis adecuadas.

Conviene aprovechar la inscripción escolar para reforzar la prevención de determinadas enfermedades: para eso es útil corroborar en el carnet de vacunación si fueron recibidas las dosis anteriores de las vacunas antihepatitis B, antihepatitis A y triple viral y, si no fueron dadas, es propicio consultar al pediatra cómo completar los esquemas de vacunación.

Con todos los requisitos cumplidos, ya se podrá ingresar al colegio, esta vez con mucho protocolos, pero también, con muchas ganas de volver a clases.

Calendario de vacunación:

Estas son las vacunas obligatorias que deben recibir los chicos al comenzar las clases. Mantenerlas al día es seguridad para el niño y para todos.

Vacunas para el ingreso a primer grado:

Antipoliomielítica (Sabín oral).

Triple viral (previene sarampión, rubeola y paperas).

Triple bacteriana (previene difteria, tétanos y tos convulsa).

A los 11 años:

Es necesario tener en cuenta que los preadolescentes son una población vulnerable a enfermedades prevenibles y también pueden actuar como reservorios para la transmisión de enfermedades a niños pequeños. Por este motivo hay vacunas que deben aplicarse por primera vez a los 11 años y otras que requieren refuerzo.

Refuerzo de dTpa (triple bacteriana acelular).

Antimeningocócica (previene meningitis).

Vacuna contra VPH (Virus del papiloma humano) para niñas y niños con el objetivo de prevenir el cáncer de cuello uterino, otros canceres de localización ano-genital y otras lesiones por VPH.

Hepatitis B: iniciar o completar esquemas (3 dosis).

Fiebre amarilla: refuerzo a los 11 años para chicas y chicos que residen en zonas de riesgo.

at Redacción Mía

Galería de imágenes

Comentarios