martes 21 de septiembre de 2021
SOCIEDAD | 07-05-2021 13:27

Ciberbullying: ¿De qué se trata?

El bullying y el ciberbullying son las dos caras de una misma moneda. Comparten los mecanismos básicos del maltrato entre pares. La diferencia está en que en el segundo, el abuso se realiza con tecnologías.

La palabra ciberbullying deviene de la cibernética y corresponde al espacio virtual; bullying, concepto del que no existe una traducción literal al español, asocia al de violencia, se comprende como la intimidación y/o maltrato entre niños o adolescentes de ambos sexos y edad similar, condición necesaria para ser considerado el fenómeno como tal a través del espacio virtual.

Existen dos modalidades de ciberbullying: por un lado, aquel que actúa como refuerzo de un bullying ya comenzado en el entorno escolar, y por otro lado, aquella forma de acoso entre pares por medio de las nuevas tecnologías. En la primera modalidad, se comprende ciberbullying como una manera de acosar más sofisticada perfeccionada, por lo general, cuando las formas de acoso tradicionales ya no resultan atrayentes o placenteras. En este caso el ciberagresor es fácilmente determinable, ya que coincide con el hostigador presencial. Los efectos de este ciberbullying se suman a los que ya padece la víctima.

No obstante, el ciberbullying puede ser estimado como una nueva manera o subtipo del bullying, el uso de medios electrónicos para agredir hace que este prototipo de acoso tenga aspectos particulares diferentes y propios, especialmente ligados al anonimato del agresor.

Bullying: Es la intimidación y/o maltrato entre niños o adolescentes.

La mayoría de las veces el acosador usa pseudónimos o nombres falsos para hostigar a la víctima. El fingimiento de la identidad hace más fácil, por un lado, la provocación e impunidad del agresor y, por otro, acrecienta el potencial de indefensión de la víctima.

Objetivos:
Leé también
Tanguera de ley

El hecho de que la mayoría de los adolescentes se conectan a Internet desde su hogar indica que el acoso en línea puede ser un fenómeno invasivo que puede afectar a una persona incluso cuando no está en la escuela o cerca de ella.

El riesgo físico es menor en el ciberbullying, especialmente, para el sujeto que realiza el embate, ya que se tiene que exponer en un grado mucho menor que realizándolo presencialmente.

Un verdadero ataque de maltrato puede atormentar rápida y efectivamente a una víctima mediante el uso de estas herramientas de comunicación y conectividad. En estos casos quien abusa no tiene necesitad de ser más poderoso, ni fuerte, ni valeroso, ni contar con el consentimiento del grupo, ni estar privilegiado por terceros. En este contexto son enormes las posibles combinaciones, ya que se exige muy pocas condiciones a las partes intervinientes.

 

Lic. Flavio Calvo

Lic. en psicología, docente, tallerista y autor. MN: 66869.

Página web: flaviocalvo.com

at Redacción Mía

Galería de imágenes

Comentarios