martes 21 de septiembre de 2021
SALUD | 24-08-2021 11:06

Cómo ganar concentración

Enfocar la mente, fijarnos en una actividad y abstraernos de todo lo demás incrementa el rendimiento y favorece la estabilidad emocional. Pero es difícil con tantos estímulos. Consejos.

En los últimos tiempos algo parece conspirar contra nosotros porque estamos perdiendo la capacidad para abstraernos en lo que estamos haciendo. En general, los expertos afirman que los factores que debilitan la capacidad de concentración son ambientales o culturales, y lo por tanto pueden revertirse cambiando pautas de vida.

Consejos para superarse:

Se dice que la falta de atención y la dificultad de concentración están asociadas a cierto desorden o estado caótico en nuestra vida. Por lo tanto, para superarlo se debe poner orden en el entorno y en la mente. Son medidas fácilmente practicables que pueden adoptarse cuando se necesite concentrarse, como una especie de calentamiento previo a la actividad que se quiere desarrollar con plena conciencia. Recomendaciones:

Eliminar del entorno todo lo que causa dispersión, como papeles amontonados, demasiados objetos encima de la mesa, una oficina desordenadas.. Pensar correctamente exige orden y método y debe empezar por lo que nos rodea.

Tratar primero los pequeños problemas sin resolver o las tareas pendientes. Conviene sentarse a la mesa sin esa sensación de que hay algo más urgente por resolver.

Ir poco a poco, poniéndose como reto aumentar la profundidad de la atención que se alcanza en las tareas. Es posible motivarse con pequeños trucos, como pactar con uno mismo aumentos diarios del tiempo de concentración, y una vez alcanzados ciertos objetivos darse un gusto.

Cuidar el cuerpo. Hay que intentar descansar lo suficiente, comer de forma liviana y saludable y canalizar la energía a través del ejercicio.

Procurar hacer solo una cosa a la vez. Pueden realizarse varias actividades simultáneamente, pero suele ser en detrimento de la calidad y elevando el grado de estrés.

Liberarse de hábitos adquiridos. Realizar las cosas como si fuera la primera vez que se emprenden, evitando la rutina, es un buen motivo para mantener la atención.

Hacer pausas. Conviene darse unos minutos de descanso por cada 50 minutos de dedicación, porque es difícil mantener el mismo grado de atención durante mucho tiempo seguido.

Practicar técnicas o deportes que favorezcan la concentración. Son recomendables el yoga, taichí, chikung, tiro con arco, patinaje, tenis, ping-pong...

 

También te puede interesar

at Redacción Mía

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios