lunes 23 de mayo de 2022
SALUD | 05-04-2022 09:10

Masaje Tuina: Una terapia armonizadora

Quienes lo han experimentado lo definen como un reset, o reinicio para el cuerpo. Aporta equilibrio físico, mental y emocional. Forma parte de la medicina tradicional china.

Con más de dos mil años de antigüedad, es anterior a la acupuntura y es la base de casi todos los masajes, incluido el shiatsu. Se trata del tuina expresión que deriva de las palabras chinas tui –empujar– y agarrar–, que son dos de las 80 técnicas utilizadas en este masaje terapéutico ancestral que actúa sobre los meridianos y puntos energéticos de nuestro cuerpo.

Es una disciplina que está integrada en la medicina tradicional china (MTC) y que se ocupa del tratamiento de las enfermedades a través de la aplicación de maniobras de masaje sobre la superficie del cuerpo. El masaje tuina se recomienda a personas de todas las edades y es especialmente beneficioso en ancianos y niños.

Cuenta con técnicas de manipulación precisas como frotar, alisar, restregar, amasar, friccionar, estirar, rodar con el puño, palmotear o golpetear, rozar, hacer vibrar… El trabajo se hace con los dedos, las muñecas, los antebrazos y los codos. Es, sin duda, un masaje enérgico y vigoroso que trabaja en profundidad, especialmente las zonas tensas del cuerpo. Sin embargo, la mayoría de la gente suele acostumbrarse rápido a este tipo de manipulación, que muchos encuentran estimulante y efectiva.

Ayuda a regular la energía vital y mejorar el funcionamiento de tendones, huesos y articulaciones
Maniobras: Incluyen presiones, fricciones, percusiones, movilizaciones y tracciones.

Beneficios e indicaciones:

Dicen quienes la practican que este masaje es como un reset, o reinicio para el cuerpo. Los días posteriores a su aplicación suelen sentirse "como nuevos". A continuación sus muchos beneficios:

Aporta equilibrio físico, mental y emocional. Promueve la relajación total y al mismo tiempo resulta estimulante.

Aprender a soltar
Leé también
Aprender a soltar

Está recomendado para el tratamiento de problemas en músculos, huesos y ligamentos.

Es muy efectivo para las lesiones deportivas y con problemas específicos como ciática, artritis, espasmos musculares y dolor de cuello y espalda, hombros, cadera, piernas, rodillas y tobillos.

También puede ayudar con problemas de los sistemas respiratorio, digestivo y reproductivo, o incluso alteraciones menstruales y de infertilidad. Asimismo se usa para tratar el insomnio, dolores de cabeza y migrañas.

Ayuda a reducir los síntomas del autismo. Son una de sus últimas propiedades terapéuticas que se le han descubierto. Leonid Rozman, en su Tui Na Centre de Londres, ha desarrollado un método que puede ser aprendido por los padres con hijos autistas. Los niños responden casi siempre muy bien a este masaje porque es estructurado y predecible.

Así funciona:

El masaje tuina, como terapia de la MTC, se basa en la teoría fundamental de la energía primordial o chi. Este fluye por el cuerpo a través de catorce canales, llamados meridianos. Si el chi fluye en armonía, sentimos vitalidad y bienestar, pero si surge un bloqueo en la corriente, aparecen los dolores y la enfermedad.

El flujo del chi puede verse afectado por causas externas o internas. La dieta incorrecta, estrés, falta de sueño y de ejercicio, o la tensión física debida a las malas posturas ante la computadora, estando de pie o manejando son algunas causas externas. Entre las internas podemos mencionar los factores ambientales como el aire, la humedad, el frío o el calor excesivos.

El aspecto emocional es igual de importante, porque el desequilibrio en un área afecta a las demás. Siguiendo la ruta de los meridianos, el tuina busca restablecer la buena circulación del chi con movimientos enérgicos, flexibles, constantes y penetrantes, y con presiones tonificantes y dispersoras.

Cómo es una sesión:

El masaje tuina se da a la persona en posición sentada o acostada en una camilla. El terapeuta extenderá una sábana de algodón sobre el cuerpo, garantizando así su comodidad y privacidad. Seguramente hará preguntas sobre salud para realizar un diagnóstico de la energía de los meridianos, la lengua y el pulso. Cada masaje se hace de acuerdo a las necesidades de la persona que lo recibe.

Durante él es importante respirar con normalidad y relajar los músculos y la mente. La sesión comienza en la zona de la columna donde se acumula más tensión: se amasa la espalda y el cuello y luego se deshacen los nudos uno a uno con un masaje profundo.

El terapeuta aplica presión estimulando puntos de energía concretos para restablecer la circulación en los meridianos. Las últimas zonas que se tratan son las piernas, los pies y finalmente la cabeza y los brazos. Al finalizar, no levantarse demasiado rápido de la camilla para evitar mareos. Después beber agua para mantener una buena hidratación tras el tratamiento.

Te lo podés dar vos misma: 

Para estar más cómodos, realizar el automasaje estando con ropa confortable, en un lugar tranquilo, sin ruidos y con una luz suave. Relajar el pecho, los hombros, la espalda y calmar la respiración unos minutos antes de empezar.

1. Frotar las manos hasta que estén calentitas y colocar los pulgares en las sienes. Rotar 40 veces, suavemente en la zona, relajando al mismo tiempo las muñecas, los codos y los hombros. Asegurarse de no tensionar la espalda al masajear.

2. Dibujar una línea diagonal desde el ángulo de las cejas hasta el nacimiento del cabello y de nuevo realizar allí un movimiento de rotación con los pulgares. Describir unos 40 círculos en la zona.

3. Entrelazar las manos y colocarlas en la nuca, masajear a continuación suavemente con el talón de las palmas la base del cuello, agarrándolo y soltándolo. Repetir estos movimientos durante unos minutos para relajar la tensión. Apreciar cómo la sensación se extiende al resto de la espalda.

4. Frotar de nuevo las manos y colocarlas sobre los ojos cerrados. Recibir el calor, relajando la zona ocular. Respirar así serenamente durante varios minutos. Luego del masaje, volver a las actividades diarias lentamente.

at Redacción Mía

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios