martes 4 de octubre de 2022
SOCIEDAD | 03-02-2022 23:39

Conflictos de identidad

La autora española Julia Navarro habla sobre su nueva novela, De ninguna parte, en la que trata los problemas de integración de los jóvenes inmigrantes que llegan a Europa y la violencia que se desata en nombre de la fe.

Luego de la publicación de su primera novela, La Hermandad de la Sábana Santa, la española Julia Navarro abandonó una carrera de 35 años en el periodismo para dedicarse a la literatura. La obra, publicada en 2004, se convirtió de inmediato en un éxito y fue editada en más de 30 países. También fueron best sellers los libros que le siguieron, con los que ha vendido más de un millón de ejemplares. Dime quién soy, otra de sus obras, se convirtió en una serie de televisión. De ninguna parte, su octava novela ya es una de las obras más vendidas.

La historia:

Abir Nasr es un adolescente que presencia, impotente, el asesinato de su familia durante una misión del ejército israelí en el sur de Líbano. Ante los cadáveres de su madre y hermana pequeña, jura que perseguirá a los asesinos durante el resto de su vida.

Noche tras noche la amenaza de Abir irrumpe en el sueño de Jacob Baudin, uno de los soldados que ha participado en la acción mientras cumplía con el servicio militar obligatorio, enfrentándose al dilema de luchar contra enemigos que no ha elegido. Jacob, hijo de padres franceses, no deja de sentirse un emigrante en Israel e intenta reconciliarse con una identidad que le viene dada por su condición de judío.

Se cuentan dos historias: La de Abir, un joven musulmán, y la de Jacob, un francés de origen judío, que tienen un punto de inflexión que los cambia para siempre
Luego de 35 años de carrera: La autora dejó el periodismo por la literatura. Su primera novela, La Hermandad de la Sábana Santa es uno de los libros más vendidos de la historia editorial de España.

Después de la tragedia, Abir es acogido por unos familiares en París, donde se siente atrapado entre dos mundos irreconciliables, el asfixiante núcleo familiar y la sociedad abierta que le ofrece libertad y que encarnan dos jóvenes: su prima Noura, que se rebela contra las imposiciones del integrismo religioso de su padre y Marion, una adolescente hermosa y vitalista, amiga de su prima, de la que se enamora de forma obsesiva.

La novela es una historia que nos conecta con la certeza de reencontrarnos con el amor posible, el único y verdadero
Leé también
Volver a empezar.

"Escribir es intentar viajar al abismo del alma de los personajes. Una de las preguntas que no dejo de hacerme es hasta qué punto nuestro origen nos determina, es decir, dónde están los límites de nuestra libertad o cómo esa libertad está condicionada", reflexiona la escritora.

"El desarraigo es un elemento determinante en los dos protagonistas de la novela, y tanto Abir como Jacob comparten un sentimiento: las circunstancias que les han sido dadas les han impedido tener arraigo, raíces, sentirse parte de algo, de una familia, de una sociedad, de un país. Son dos jóvenes que se van haciendo a sí mismos a fuerza de incertidumbre y desesperanza", cuenta sobre los personajes.

"Creo que la novela tiene tres ejes y el desencuentro es uno de ellos. Por otra parte está el problema de las migraciones que trae consigo a tantas y tantas personas que sufren el desarraigo a veces difícil de gestionar para ellos mismos. Y en tercer lugar, es un poco la relación de los medios de comunicación con el poder", explica Navarro.

En mis posteos no busco que las personas se sientan “felices” por leerme, sino que encuentren herramientas para soltar el automático que las limita en su vida.
Leé también
La coach del bienestar

"A veces yo creo que ahora el mundo está lleno de ciudadanos que son de ninguna parte. Ya no saben de dónde son, porque han tenido que dejarlo todo. Y uno ve la cantidad de personas que desde el Cuerno de África intentan llegar a Europa, que pierden la vida por el camino", afirma.

Se cuentan dos historias: La de Abir, un joven musulmán, y la de Jacob, un francés de origen judío, que tienen un punto de inflexión que los cambia para siempre
La obra: De ninguna parte, de Julia Navarro, Editorial Plaza & Janes.

Julia Navarro ha cautivado a millones de lectores con las ocho novelas que ha publicado hasta la fecha: La Hermandad de la Sábana Santa; La Biblia de barro; La sangre de los inocentes; Dime quién soy; Dispara, yo ya estoy muerto; Historia de un canalla; Tú no matarás y De ninguna parte.

Fragmento:

París. Medianoche Abir Nunca he dormido con ninguna mujer. No puedo permitírmelo. Podría soñar, decir en voz alta cualquier cosa que me pudiera delatar. Mi vida se resume en matar y huir. Matar y huir. Matar y huir. La mujer que conocí anoche me ha despedido en la puerta mientras bostezaba. Parecía aliviada de verme marchar. Dentro de unos minutos no recordará mi rostro ni yo su nombre. Siempre busco profesionales, puesto que lo único que pretendo es un desahogo rápido. En alguna ocasión han querido alargar la noche, pero yo no me lo he permitido por temor a caer en el sueño.

Disfruto del paseo en soledad. Me cruzo con mujeres que exhiben su carne en las esquinas mientras los hombres para los que trabajan aguardan fumando en cualquier portal. Me pregunto cómo será dormir con una mujer la noche entera. Quizá no lo llegue a saber nunca. Cuando era adolescente soñaba con un futuro en el que compartiría las noches y los días con Marion. Camino hacia el distrito X, pasaré cerca de la casa donde ella vivía con su hermana Lissette. No es que espere verla. Hace años que se marchó, pero pisar su calle consigue que la sienta cerca. Marion… pronto nos volveremos a ver. Le prometí que haría algo grande.

Sobre el libro:

¿Qué es más difícil? ¿Morir o matar? Una novela que hunde sus raíces en la naturaleza humana y sus claroscuros, protagonizada por personajes que viven en permanente conflicto con su identidad y que nos invita a reflexionar sobre cada una de nuestras certezas.

De ninguna parte es un viaje a los confines de la conciencia de dos jóvenes, Abir y Jacob, cuyas vidas se cruzan en un campo de refugiados en el sur del Líbano. Ambos, eternos exiliados de sí mismos, se encontrarán años más tarde en Bruselas bajo el humo de las bombas con las que El Círculo, una organización islamista, siembra el terror en el corazón de Europa.

at Redacción Mía

Galería de imágenes

Comentarios