viernes 30 de septiembre de 2022
SOCIEDAD | 27-01-2022 08:30

Cómo desconectarse de la tecnología

Si sos de los que en vacaciones llevan la notebook, la tablet, el celular y todos los días los suman a su vida en pleno descanso sin ponerlos en "modo avión", esta nota es para vos.

Si bien se trata de una adicción relativamente nueva para la historia de la humanidad, se incrementó notablemente durante la pandemia y ahora ya no hay excusa para no estar conectado. Somos adictos durante el período laboral y también durante las vacaciones. Por eso es importante aprender a relacionarnos sanamente con la tecnología.

Algunos síntomas de preocupación son cuando la ansiedad comienza a ser marcada, definida, persistente, generando una necesidad urgente por tener que rechequear, el celular o la tablet, una y otra vez en cortos periodos de tiempo, o utilizar una determinada app, como ser un juego. Otra señal de alerta es cuando sentimos que el uso del smartphone o la tablet, regla el funcionamiento de nuestra vida a tal punto de traernos problemas a nivel laboral, socioafectivos y de salud.

La Lic. María Cecila Palozzo (MN 34964), del staff del Centro de Estudios Especializados en Trastornos de Ansiedad (CEETA) recomienda: "tratar de limitar el uso de los smartphones o tablets, prolongando el tiempo entre los chequeos de los mismos, incluir una rutina de actividad física, proponernos apagarlos a un horario determinado antes de irnos a dormir, son simples actitudes que podemos empezar a cambiar para disponer mejor de la tecnología".

Tratamiento:

"Cuando afecta la vida cotidiana, cuando se dan síntomas físicos y psíquicos hay que consultar a un especialista porque estos trastornos de ansiedad van evolucionando con el tiempo y no se pueden resolver de otra forma que no sea con un tratamiento adecuado, como la terapia cognitivo-conductual", indica la Lic. Gabriela Martínez Castro (MN 18627), directora del CEETA y especialista en trastornos de ansiedad.

En el caso de los chicos, "es importante que los padres les pongan límites y que los incentiven a través de otros recursos para que, movilizados por el aburrimiento, utilicen más su creatividad", dice Martínez Castro.

Según los especialistas la clave es aprender a controlarse, desprenderse de la tecnología de forma gradual, afrontar de forma aislada las sensaciones y pensamientos negativos derivados de este padecimiento como pueden ser las crisis de pánico.

Para prevenir este problema, se recomienda a los padres evitar que los hijos tengan conexión a la red desde su habitación y establecer horarios para de uso. Hay que separar momentos. La noche es para dormir y, por lo tanto, el móvil debe de estar apagado; del mismo modo, que la cena es para comer y no para estar con el móvil.

at Redacción Mía

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios