viernes 30 de septiembre de 2022
SOCIEDAD | 27-01-2022 08:47

Del cine a las letras

La realizadora cinematográfica Paula De Luque decidió lanzarse a escribir en la pandemia y ya publicó su primera novela, Ficción, una invitación a transitar el camino del deseo y sus consecuencias.

"Esta novela es furia y melancolía", describe Paula De Luque sobre su primera obra literaria: Ficción, de Editorial Letras del Sur.

Reconocida como realizadora de cine (Juan y Eva, La forma de las horas, Néstor Kirchner, la película, etc.), la cineasta decidió dedicarse a la literatura. "Hacía mucho tiempo que tenía ganas de escribir una novela y durante la pandemia no se podía salir, no se podía filmar, así que me puse a hacerla", contó De Luque.

"El lenguaje de la literatura es el lenguaje del pensamiento, de la reflexión, de la subjetividad. También de la acción, pero no solamente de lo que sucede sino de lo que les pasa a los personajes con eso que sucede: las contradicciones, los sueños, las culpas, las reflexiones.

Y ahí hay un vasto territorio a recorrer. Pero fui hilando el argumento de la novela mientras escribía. Empecé a escribir y se fue abriendo un mundo y fui empezando a relacionar un personaje con otro. Me inspiré también en mi película La forma de las horas. Hay una parte de ese filme que fue muy inspiradora. Y así fui construyendo la estructura", comentó De Luque a Página 12.

Ficción fue pensada así, como un ejercicio de reflexión que cuenta un montón de historias adentro de otras historias, explica De Luque

Sobre el libro:

Cuenta con una arquitectura narrativa al estilo mamushkas, donde personajes reflexionan sobre las rupturas y los amores no correspondidos, pero también sobre los deseos y las ganas de reconstruir las propias vidas.

"Un libro -y esto lo tuve siempre presente mientras escribía- es algo íntimo entre el lector y yo. Es algo que se consume en voz baja, que se lee, que se piensa en voz baja, que se puede volver en cualquier momento. No es que al libro uno lo compra y lo tiene que leer en el momento. Y un poco escribí como yo leo también: revisando cuestiones, a veces no necesariamente desde el principio.

Como dijo Godard: "todas las historias tienen un principio, un desarrollo y un desenlace, pero no necesariamente en ese orden". En ese sentido, Ficción fue pensada así, como un ejercicio de reflexión que cuenta un montón de historias adentro de otras historias y escrita un poco como si el narrador omnisciente también pudiera revisar hacia adelante y hacia atrás sus propias reflexiones, sus propios pensamientos", cuenta la autora.

Influencias:

En cuanto a las obras tanto cinematográficas como literarias que incidieron en la creación del libro, la escritora comenta: "Está plagado de películas que vi. Cuando hago una obra, me resulta imposible abstraerme de todo lo que soy. Y uno es también lo que leyó, lo que vio, cómo le influyó aquello que leyó, que vio, escuchó, vivió. Entonces, está plagada de una cantidad de influencias que me han atravesado".

También reconoce a Borges y una película danesa que se llama Reconstrucción de un amor, "la historia de un hombre que pierde la cabeza por amor, es extraordinaria. Lo mismo Hiroshima mon amour o Marguerite Duras. Son material de cabecera. El deseo por definición uno nunca termina de alcanzarlo y cuando lo alcanza deja de convertirse en tal. Hay que volver a construir una quimera y eso es lo que tracciona la vida hacia adelante", explica.

A la vez, la obra está atravesada por dos intérpretes musicales: "uno es Janis Joplin, otro es Bach, porque son dos climas bien diferentes donde la novela se apoya: la melancolía y la furia. La novela es furia y melancolía. Y están las historias construidas efectivamente como ficciones. No son autobiográficas, aunque por supuesto están plagadas de mí porque soy yo la que escribe", afirma De Luque.

Ficción fue pensada así, como un ejercicio de reflexión que cuenta un montón de historias adentro de otras historias, explica De Luque

Acerca de la autora:

Es realizadora de cine y televisión, guionista, bailarina, coreógrafa y directora escénica. Bailó en Nucleodanza y en el ballet del Teatro General San Martín. Dirigió las series La verdad (2014) y Mediápolis (2015). Es fundadora y directora del festival UNASUR, del festival FICSUR y de la plataforma de contenidos audiovisuales Octubre TV. Estuvo casada con el cineasta y político Jorge Coscia, con quien tuvo una hija.

La novela es un posible lazo entre dos de sus actividades artísticas: el cine y la literatura, ya que una de las protagonistas de Ficción es una actriz que debe asumir esa trama en una película.

La propuesta estética del recientemente publicado libro con el que De Luque debuta en el mundo de las letras cuenta con una contratapa realizada por Alexandra Kohan.

Además de estrenarse en la literatura, está preparando una serie sobre Rodolfo Walsh (coescrita junto con Marcelo Figueras), que aborda el momento en el que el periodista pasa de escribir cuentos a revelarse como escritor con la reconocida novela Operación masacre, sobre los fusilamientos de José León Suarez a manos de la autodenominada Revolución Libertadora.

Contenidos del libro:

Ya no existe un borde perfecto donde la ficción se separe de la realidad y la literatura de lo cinematográfico. Paula de Luque logra con su primera novela estremecer el límite y dar el paso valiente hacia un terreno poco explorado. Cada uno de los personajes de esta novela vuelven al pasado, intentan descifrar sus propias identidades e incursionan en el poder del deseo. ¿Dónde cabe el presente cuando las imágenes de lo que fue y lo que será se solapan? ¿Realmente el tiempo puede separarse tal y como creemos? No hay soluciones obvias ni respuestas fáciles: solo el transcurrir de una historia intrépida, sensible, fugaz. La autora nos invita a revelar fragmentos, transitar espacios y nunca abandonar nuestro deseo.

at Redacción Mía

Galería de imágenes

Comentarios