miércoles 16 de junio de 2021
JARDíN Y MASCOTAS | 08-06-2021 11:01

Vacunación contra la rabia

La manera más eficaz de prevenir esta peligrosa enfermedad es la vacuna, y como dueños responsables debemos estar pendientes de que nuestra querida mascota tenga su esquema completo y al día.

Alrededor de 60.000 personas mueren cada año a causa de la rabia: cada nueve minutos, la rabia se cobra una vida, según datos de la Organización Mundial de la Salud.

El 40 por ciento de las personas mordidas por animales sospechosos de haber contraído rabia son menores de 15 años. Sin embargo, los perros también son víctimas: millones de ellos son sacrificados en forma masiva en erróneos intentos por controlar la enfermedad. La rabia es fatal en un 99,9 por ciento de los casos, pero es también ciento por ciento prevenible.

La forma más común de contagio del virus de la rabia al ser humano es a través de la mordedura de un perro infectado, aunque los gatos también pueden transmitirla. Entonces, para proteger a las personas y a los animales, hay que vacunar.

La vacuna contra la rabia se aplica todos los años a los perros y gatos durante toda la vida del animal. Recordar que es obligatoria.
Amigos: Si se viaja con una mascota, no permitir que juegue con animales locales.

La rabia está presente en más de 150 países y regiones, de manera que la erradicación de la enfermedad por medio de la vacunación protege a los animales y bloquea el contagio a las personas. Y aunque muchos países han logrado erradicar la rabia transmitida por animales domésticos, hay que tener en cuenta que los animales salvajes también pueden transmitir la enfermedad. Por ejemplo, se encuentra en los murciélagos, los mapaches, los zorros y los zorrillos o zorrinos.

El nombre del tulipán proviene de la palabra turca “tulbend” que significa turbante y hace referencia al parecido de la flor con esa prenda típica de Oriente
Leé también
Tiempo de tulipanes

Se puede prevenir la rabia al vacunar a las mascotas, no acercarse a los animales silvestres y al buscar atención médica después de una potencial exposición antes de que comiencen los síntomas.

Reglamentación de la vacuna:

La vacuna antirrábica debe aplicarse a perros y gatos con buen estado de salud a partir de los tres meses de edad y revacunarse anualmente, o de acuerdo a las indicaciones del laboratorio productor de la vacuna utilizada.

Los laboratorios que comercializan las vacunas antirrábicas para perros y gatos otorgan en general una vigencia de un año a la inmunidad conferida por esta vacunación.

La revacunación conviene llevarla a cabo antes de que se cumpla la fecha otorgada de validez de la vacuna anterior.

Importante: el ejemplar original de la constancia de vacunación antirrábica no debe ser retenido por ninguna autoridad de control dentro de Argentina ni en exterior.

Dicha constancia debe contener todos los datos requeridos (del propietario, del animal, de la vacuna utilizada etc.) y deben ser legibles.

La vacuna contra la rabia se aplica todos los años a los perros y gatos durante toda la vida del animal. Recordar que es obligatoria.

Medidas preventivas:

Llevar la mascota al veterinario con regularidad y mantener al día las vacunas contra la rabia de los perros, gatos y hurones.

Mantener el control de las mascotas al no permitir que los gatos y los hurones salgan de la casa y al vigilar de cerca a los perros.

Si se viaja con una mascota, no permitir que juegue con animales locales.

Esterilizar o castrar a las mascotas para ayudar a reducir la cantidad de animales domésticos no deseados que quizás no reciban el cuidado adecuado ni sean vacunados con regularidad.

Una buena idea es llamar al servicio de control de animales para que se lleve a los animales callejeros que haya en el barrio debido a que pueden no estar vacunados o estar enfermos.

La prevención con las vacunas es algo sencillo y con resultados excelentes además de responsable, ya que, al mantener al día al perro y gato con su salud, se estará protegiendo no sólo a la mascota, sino también a otros animales y personas. 

Cero transmisión para 2030:

La Organización Mundial de la Salud (OMS), a través del objetivo Cero para el 30, apunta a reducir las muertes causadas por la transmisión de rabia de perros a humanos para 2030.

La acción, de enorme escala y complejidad, representa una tarea que ningún gobierno, institución, ONG o compañía puede lograr por sí misma; sin embargo cada uno puede realizar una contribución muy valiosa mediante asociaciones, trabajo sostenido en el tiempo y con un enfoque holístico y soluciones sustentables.

Las vidas de las personas y los animales están interconectadas de formas profundas y complejas, por eso resulta fundamental interceptar el contagio en todos sus frentes: inmunizando a las mascotas y a los perros callejeros, evitando la reintroducción de la enfermedad a través de la vacunación de animales salvajes y ayudando a las comunidades a establecer estructuras propias de lucha contra la rabia.

Los veterinarios, como agentes de salud pública, tienen una responsabilidad profesional y social. Es esencial asumir el compromiso, mantener los animales de compañía vacunados, y educar a la población para la prevención.

 

Fuente:

M.V. Silvina Muñiz

Presidente AVEACA

Asociación de Veterinarios Especializados en Animales de Compañía de Argentina

at Redacción Mía

Galería de imágenes

Comentarios