jueves 29 de julio de 2021
JARDíN Y MASCOTAS | 08-04-2021 11:49

Tiempo de tulipanes

Existen más de cien especies, las cuales pueden variar en tamaño, color e incluso en forma. Se siembran en otoño y florecen en primavera, llenando los jardines de color

Por su gran belleza los tulipanes se han convertido en una de las flores ornamentales mas populares del mundo y han llegado a tener un gran peso en la economía de algunas naciones, como los Países Bajos.

Plantar los bulbos:

El tulipán es una planta de carácter bulboso que florece en primavera y debe ser plantada hacia finales del otoño. Su cultivo es muy sencillo ya que sus bulbos son una excelente reserva de nutrientes y necesitan muy pocos cuidados además del riego.

Los bulbos se pueden adquirir en el vivero. Estos precisan una buena mezcla de tierra y abono para que puedan desarrollarse. Lo ideal es ubicarlos en un lugar cálido, y que reciba al menos cuatro horas de luz solar diaria, pero no de manera directa.

Plantarlos a 20 cm de profundidad. Luego, darles un ligero regado, pero sin excederse con la cantidad de agua o los bulbos se podrían empapar demasiado y empezar a pudrirse.

El nombre del tulipán proviene de la palabra turca “tulbend” que significa turbante y hace referencia al parecido de la flor con esa prenda típica de Oriente

Cuidados de la planta:

Luz: los tulipanes disfrutan mucho de la luz, sin embargo, las flores son bastantes propensas a secarse. Razón por la cual lo ideal es situarlos en un lugar sumamente iluminado, pero sin exposición directa al sol.

Temperatura: la ideal está entre los 13ºC y los 18ºC. • Riego: no excederse en la cantidad de agua. Para regar el tulipán de manera correcta, es suficiente con hacerlo un poquito todos los días con un spray. Humedecer el suelo y luego rociar un poco en las hojas para que se mantengan hidratadas. Si tenemos el tulipán en el jardín deberemos regar en épocas de sequías y en las épocas de lluvia podremos despreocuparnos totalmente del riego.

•  Abono: utilizar fertilizante de flores, solo espolvorear por el alrededor del tulipán y la lluvia se encargará de disolverlo y suministrarle los nutrientes. Cuando la flor y las hojas se marchitan, se puede extraer el bulbo de la tierra y dejarlo secar para introducirlo en un recipiente que contenga arena seca, con el ápice colocado hacia arriba en un lugar fresco y oscuro. Así, se podrá reutilizar en la siguiente plantación.

at Redacción Mía

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios