miércoles 21 de abril de 2021
SOCIEDAD | 03-12-2020 07:15

María Merlino vuelve con la obra Nada del amor me produce envidia, en El Picadero

El regreso de la costurera que se debate entre Libertad Lamarque y Evita.

Después del parate de ocho meses que sufrió la actividad artística en la Argentina, la flexibilización vía protocolos sanitarios permitió a los artistas ir volviendo a escena lentamente. Y en el caso de la gran actriz argentina María Merlino, es con un éxito probadísimo, de esos que jamás deberían salir de cartelera.

La artista oriunda de Benito Juárez primero volvió a subirse a un escenario presencial, ovacionada en la obra escrita por Gonzalo De María y dirigida por Alfredo Arias, en el Teatro General San Martín, titulada Happyland, y luego, en El Picadero, con el reestreno de Nada del amor me produce envidia, la pieza de Santiago Loza, bajo la dirección de Diego Lerman.

Nada del amor me produce envidia, en El Picadero

Y aquí va nuestra recomendación. Si en los años que estuvo en cartel aún no la viste, no dejes de darte el gusto de disfrutar a Merlino interpretando a esa exquisita costurera que se debate entre confeccionar un vestido para Libertad Lamarque o engalanar a su archirrival, Eva Perón...

Nada del amor me produce envidia es un melodrama musical cuyo anclaje es el mundo de las cancionistas argentinas de los años 30. Y no solo te vas a reír, sino que te vas a conmocionar por la interpretación de su única protagonista.

Tomando como punto de partida el mítico cachetazo que Libertad Lamarque le habría dado a Eva Perón se estrenó, en 2008, este espectáculo teatral / musical centrado en el drama de una costurera de barrio a la que un buen día se le aparecieron Libertad y Evita para encargarle el mismo vestido. Preocupada, medita las consecuencias que implicarían entregárselo a una u otra y por primera vez , piensa en ella.

La elección le causa una metamorfosis siendo el vestido el único testigo. A partir de ese momento la reafirmación de su yo la hace sentir plena y comprueba que ella también posee ese don. Ese antes y después está muy logrado en el escenario ya que la protagonista demuestra con su cuerpo los conceptos de sometimiento y rebeldía. Y cada tango o cada situación sobre su máquina de coser tienen un sentido.

at Redacción Mía

Galería de imágenes

Comentarios