miércoles 1 de diciembre de 2021
SALUD | 14-10-2021 08:30

Lavado de manos: Un hábito esencial

El Día Mundial del Lavado de Manos se celebra en todo el mundo el 15 de octubre, para recordar la importancia que tiene para la salud un gesto tan sencillo como higienizarlas con agua y jabón.

Lavarse las manos es un gesto cotidiano para la mayoría de las personas del mundo. Sin embargo, lavarse con agua y jabón no es tan frecuente: millones de personas utilizan únicamente agua para lavar sus manos, ya sea por costumbre o por no disponer de jabón.

No lavarse las manos o no usar jabón al hacerlo supone un riesgo de propagación de enfermedades infecciosas tanto en los países desarrollados como en los países en desarrollo, aunque sus consecuencias son mucho más graves en los países más pobres.

Incluso este gesto fue y es clave para ayudar a la no propagación del virus en la pandemia por covid-19. El coronavirus SARS-CoV-2 que provoca esta enfermedad puede estar en las manos, por lo que tenemos que lavarlas con frecuencia y evitar tocarnos la cara con ellas.

El covid-19 atrajo la atención mundial sobre la importancia del lavado de manos para prevenir la propagación de enfermedades
El covid-19 atrajo la atención mundial sobre la importancia del lavado de manos para prevenir la propagación de enfermedades.

Por qué es tan importante:

La alimentación es patrimonio de la familia: los  profesionales podemos acompañar, pero las decisiones, son de cada familia en particular
Leé también
Aprender a comer

El lavado de manos con jabón es la forma más económica de prevenir las infecciones diarreicas y respiratorias agudas que minan la salud de millones de niños y niñas cada año. Estas dos enfermedades son responsables de la mayor parte de muertes de niños y niñas en el mundo. Sin embargo, el lavado de manos con jabón aún se practica muy poco y es difícil de promover, a pesar de su potencial para reducir el número de muertes.

Según la OMS, la diarrea es una de las causas principales de morbimortalidad, y el 88 por ciento de las muertes por diarrea se deben a la falta de acceso a facilidades de saneamiento y a la falta de disponibilidad de agua segura para higiene y para consumo. Los especialistas señalan que "el hábito del lavado de manos con jabón es la medida más económica y efectiva para prevenir este tipo de enfermedades".

A su vez, las enfermedades infecciosas como la neumonía, que es la primera causa de muerte en niños menores de cinco años, podría reducirse entre un 21 y 47 por ciento si se potencia este hábito.

El reto es lograr que el lavado de manos con agua y jabón sea un hábito automático practicado en los hogares, escuelas y comunidades alrededor del mundo. Convertir el lavado de manos con agua y jabón en un hábito arraigado puede salvar más vidas que cualquier intervención médica, reduciendo las muertes por diarrea a casi la mitad, y las muertes por infecciones respiratorias en una cuarta parte.

El jabón: un héroe cotidiano:

El jabón puede disolver la grasa, limpiando suciedad que el agua por sí sola no puede arrastrar y además actúa como desinfectante destruyendo a gran número de microorganismos patógenos. El uso conjunto del agua y el jabón junto con la técnica de lavado de manos adecuada son necesarias para una correcta higiene.

Las manos no deben lavarse únicamente cuando están visiblemente sucias, sino también antes de comer o preparar alimentos, después de ir al baño y siempre que las manos hayan estado en contacto con posibles focos de bacterias (tras tocar animales domésticos, manipular tierra en jardines o balcones, cambiarle los pañales a un bebé o limpiar la casa, por ejemplo).

Cómo lavarte:

• Mojar las manos en agua tibia.

• Aplicar una pequeña cantidad de jabón.

• Frotar las palmas de las manos entre ellas, incluidas las muñecas (lejos del agua).

• Frotar todos los dedos y los espacios que hay entre ellos.

• Frotar las uñas con las palmas de las manos.

• Frotar el dorso de cada mano.

• Enjuagar con agua corriente limpia.

• Secar las manos con una toalla limpia. Un buen lavado de manos debería durar al menos 30 segundos.

El lema de este año:

"Nuestro futuro está a la mano - sigamos adelante juntos", es el lema de este año y hace un llamado a toda la sociedad a emprender acciones colectivas mientras se trabaja activamente hacia la higiene universal de las manos.

Este momento sin precedentes brinda un impulso único para institucionalizar la higiene de las manos como un componente fundamental. de salud y seguridad. Los aprendizajes del año 2020 han enfatizado la necesidad de una acción colectiva para abordar las políticas y programas de higiene de manos. A medida que continuamos abordando la pandemia en curso y comenzamos a entrar en una nueva normalidad, nuestro futuro está cerca.

Cuándo hay que hacerlo:

Las manos tocan muchas superficies a lo largo del día y, en consecuencia, pueden ensuciarse. Es una buena práctica lavarse las manos con frecuencia durante el día, especialmente en estos momentos clave:

• Después de ir al baño o cambiar un pañal.

• Después de estar fuera del hogar.

• Antes y después de manipular alimentos crudos como carne y huevos.

• Antes de comer o manipular alimentos.

• Después de sonarse la nariz, estornudar o toser.

• Antes y después de tratar un corte o una herida.

• Después de tocar animales, incluidas las mascotas, su comida y después de limpiar su área.

También te puede interesar

at Redacción Mía

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios