domingo 2 de octubre de 2022
SALUD | 15-12-2021 11:18

La importancia de la ergonomía al conducir

La postura es fundamental para prevenir lesiones u otro tipo de riesgos para la columna vertebral. Al manejar hay que extremar las precauciones.

A la hora de conducir el auto, la postura es fundamental para prevenir lesiones u otro tipo de riesgo para la columna vertebral: el acto de manejar debe ser realizado extremando las precauciones.

Por agrado o por costumbre, algunos eligen tirar un poco el asiento hacia atrás, otros manejan con las piernas estiradas y otros con el pecho demasiado cerca del volante. Aunque dichas posturas pueden ser válidas, muchas representan un peligro para el conductor, pudiendo correr más riesgos de lesiones en la columna, hombros y extremidades superiores e inferiores en caso de un accidente de tránsito, golpe o frenada brusca.

Existe una relación directa entre las diferentes posiciones que adopta el conductor y la forma particular de utilizar el cinturón de seguridad con respecto a la disminución de las secuelas y la gravedad e incluso la prevención de las lesiones en los accidentes de tráfico.

La importancia de la ergonomía al conducir
Así, sí. De esta forma, evitarás tensión sobre la musculatura de cada zona.

La postura ideal es aquella que, sin dejar de ser cómoda, le proporciona un óptimo manejo del vehículo. La tensión que uno siente al conducir es, por lo general, causante de algunas molestias, sobre todo en la zona del cuello.

Una adecuada posición sentada del conductor, determinada por la correcta colocación de reposacabezas, respaldo y asiento, unido a un uso óptimo del cinturón de seguridad y el airbag, ayuda a conseguir una conducción más segura reduciendo la incidencia de las lesiones. Seguir los siguientes consejos:

Brazos: procurar que permanezcan flexionados todo el tiempo con un ángulo máximo de 45 grados para evitar lesiones en los hombros o el cuello. Deben ir cómodamente al volante, ni muy estirados ni muy contraídos, y permitir que los hombros siempre reposen sobre el respaldar.

Piernas: la distancia entre asiento y volante debe ser observada, de modo que los pies puedan llegar fácilmente a los frenos y pedales.

Aprender a soltar
Leé también
Aprender a soltar

Cabeza: es conveniente, apoyar la cabeza en el asiento para evitar daños en las cervicales y el cuello. El apoya cabezas debe situar su punto medio a la altura de las orejas, de manera que el punto central de la cabeza apoye sobre este.

Espalda: debe quedar completamente recta sobre el espaldar de la silla. Así te cansarás menos y evitaras dolores de columna y cadera por causa de una conducción prolongada.

Cinturón: la correa superior del mismo se coloca entre el pecho y la clavícula, no debe pasar por el cuello ni tampoco muy por debajo de éste.

Cola: debe quedar apoyada por completo sobre el respaldo del asiento, al igual que la espalda, para evitar tensión sobre la musculatura de la zona que puede provocar dolor y contracturas.

 

Marcelo Barroso Griffths

(Matrícula 9784) Quiropráctico AQA

vertebralle.com

at Redacción Mía

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios