viernes 30 de septiembre de 2022
SALUD | 02-03-2022 09:25

Cómo superar la ludopatía

Conocé los síntomas, causas, tratamiento y claves para la prevención de la adicción al juego, un problema mucho más extendido de lo que creemos.

El juego patológico o ludopatía es un trastorno adictivo caracterizado por un comportamiento de juego desadaptativo, persistente y recurrente que lleva a una alteración o malestar clínicamente significativo.

Con frecuencia, se considera que una persona tiene problemas de ludopatía cuando pierde importantes cantidades de dinero o se arruina, pero ese, aunque importante, no es el problema central. Este es que el jugador, implicado en exclusiva en el juego, descuida o abandona otras realidades como las personales, familiares, sociales o laborales. Los principales síntomas que presenta son:

Necesidad de jugar cantidades cada vez más grandes de dinero para lograr el grado de excitación deseado.

Inquietud o irritabilidad cuando se intenta interrumpir o detener el juego.

Fracaso repetido de los esfuerzos para controlar, interrumpir o detener el juego.

Sentimientos de angustia, culpabilidad, ansiedad o depresión, lo que incita a desear jugar de nuevo.

Mentir para ocultar el grado de implicación en el juego.

Tratamiento:

Es psicológico y busca la abstinencia completa del juego, modificando tanto a la persona como a su entorno, de forma que no se le permita jugar. Con menor frecuencia se trabaja con el objetivo de juego controlado (jugar de forma adecuada). Los componentes básicos del tratamiento de la ludopatía son:

Control de variables que permiten jugar: dirigido a impedir/ limitar las posibilidades de juego. Se restringe el acceso a dinero, tarjetas bancarias, etc.; se bloquean los circuitos y compañías de riesgo, etc. Con ello, se espera ayudar al jugador a controlar sus conductas de juego y recuperar el valor del dinero y organizar su economía. Esta fase se aplica de forma temporal y con la ayuda de una persona de su confianza.

Cambio de los pensamientos irracionales (erróneos) sobre el juego y, en especial, sobre el azar y la posibilidad de controlarlo.

Conductas alternativas al juego: es necesario que la persona desarrolle nuevas actividades (o recupere antiguas) que le resulten agradables (sociales, de ocio, familiares).

La ludopatía es un problema muy extendido y se lo debe tratar con profesionales. Cuanto más se tarde en pedir ayuda, más difícil será salir del problema.

at Redacción Mía

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios