lunes 23 de mayo de 2022
SALUD | 18-03-2022 15:30

Cómo evitar las infecciones

Compartimos una serie de recomendaciones para prevenir las enfermedades más comunes que se contagian los chicos en la escuela, como son las respiratorias y gastrointestinales.

El aula es uno de los principales núcleos de transmisión de enfermedades entre niños y adolescentes escolarizados y las infecciones adquiridas en la escuela pueden propagarse dentro del hogar afectando toda la dinámica familiar. Conociendo cuáles son y cómo cuidarnos es posible minimizar el riesgo de traerlas a casa.

Las infecciones respiratorias y las gastrointestinales son las más frecuentes durante toda la etapa preescolar y escolar. En la escuela y en los jardines el contacto cercano, el lavado de manos infrecuente y la limpieza y desinfección inadecuadas favorecen la transmisión de microorganismos: virus, bacterias, parásitos y hongos.

Las más frecuentes:

Las respiratorias a menudo causan tos y resfrío que suelen durar algunos días; la mayoría se resuelve sin tratamiento específico y sin complicaciones. Se estima que, en promedio, un niño menor de 2 años puede presentar entre 6 y 8 infecciones respiratorias banales al año. Entre ellas se encuentran:

La bronquiolitis: típica en los niños menores de 2 años, de causa viral y a menudo se presenta durante los meses de invierno. El virus sincicial respiratorio (VSR), el adenovirus y el virus de la gripe son las causas más frecuentes.

El resfrío común: es una infección viral que compromete la garganta, la nariz, los oídos y los ojos. La transmisión es muy frecuente en el ámbito escolar por lo que debe reforzarse el lavado de manos y la desinfección como medida de control.

La influenza o virus de la gripe: afecta la vía respiratoria y es común también durante los meses de invierno. Es característica la aparición rápida de la fiebre, con dolor de cabeza, dolores musculares, tos y dolor de garganta. La vacunación constituye la principal herramienta de prevención.

Aprender a soltar
Leé también
Aprender a soltar

La neumonía: es una infección que compromete los pulmones y puede ser viral o bacteriana. Los virus que con mayor frecuencia la causan son el sincicial respiratorio, influenza y adenovirus. Entre las bacterias, el neumococo es la causa.

Las infecciones gastrointestinales: pueden causar vómitos y diarrea, que suele ser acuosa, acompañada de dolor abdominal y fiebre. Dentro del grupo de los virus más frecuentes debemos mencionar al rotavirus, adenovirus y norovirus. La vacunación contra el rotavirus y la hepatitis son medidas fundamentales de prevención.

Prevención:

Es importante realizar un estricto lavado de manos en los niños, y también luego de la manipulación de pañales (en guarderías) y antes del contacto con la comida.

Realizar una correcta limpieza y desinfección de las superficies.

Consumir alimentos bien cocidos, y pasteurizados.

Desalentar que los niños lleven sus manos a la boca.

Desalentar que compartan utensilios personales, como cubiertos, sorbetes, etc.

Asegurarse de que las instituciones apliquen rutinas de limpieza y desinfección en forma periódica (en pupitres, teclados, y todas las superficies de contacto habitual).

 

Fuente: Fundación Centro de Estudios Infectológicos (FUNCEI), dirigida por el Dr. Daniel Stamboulian y Ayudín.

at Redacción Mía

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios