miércoles 20 de octubre de 2021
SALUD | 30-09-2021 08:32

Cómo combatir la alergia nocturna

La limpieza es muy importante en el dormitorio, un paraíso para el polvo y los ácaros, las causas principales de alergias. Todo lo que podés hacer para prevenirlas.

Dormir bien por la noche puede ser solo un sueño para quienes tienen alergias nocturnas. La exposición a los alérgenos en el dormitorio puede producir muchos de los síntomas de alergias que continuarán luego a lo largo del día.

Entre los principales causantes de las alergias nocturnas se encuentran las mascotas y los ácaros del polvo, insectos microscópicos que se alimentan de las células muertas de la piel humana. Estos se encuentran en colchones, almohadas, ropa de cama, alfombras y muebles tapizados. Por lo tanto, habrá que darles batalla para que no nos produzcan alergia.

Medidas preventivas:

● Si tenés alergias nocturnas graves, reemplazá las almohadas y el colchón viejos. Luego, lavá la ropa de cama semanalmente o más a menudo si es necesario.

● Evitá las mascotas en el dormitorio, especialmente de noche. Incluso aunque no tengas alergia a los perros o gatos, su pelaje puede llevar polen y esporas de moho al dormitorio, o lo que es peor, a la cama. Así que cuando es hora de dormir, decile adiós a tu amigos de cuatro patas y cerrá la puerta del dormitorio.

● Aspirá las alfombras y barré el piso con regularidad. Pero limpiá temprano en el día, ya que si levantás el polvo infestado de ácaros justo antes de acostarte podés causar que los síntomas de alergias empeoren. Usá un filtro de partículas de aire de alta eficiencia (HEPA).

● Durante el día, cerrá la ventana para evitar que el polen, las esporas de moho y otros alérgenos entren en la habitación. También te ayudará a evitar que el polvo y la caspa queden suspendidos en el aire.

● Lavá con agua caliente las cortinas, las alfombras y cualquier otro objeto lavable al menos una vez al mes. Las persianas del dormitorio limpialas con un paño de microfibra húmedo.

● Si tenés un aire acondicionado, quitá el filtro cada dos o tres semanas, limpialo, enjuagalo con agua tibia y dejalo secar por completo antes de volver a colocarlo.

● Tratá de reducir la cantidad de objetos decorativos y libros en el dormitorio. Cuanto menos tengas, menos polvo juntarán.

● Mantené tus placares sin polvo y en orden: revisalos y forma pilas con lo que necesitas, lo que no necesitas y lo que tal vez sea útil. Guardá las pilas de lo que tal vez sea útil y revisalas 6 meses después. Es muy posible que no necesites muchos de estos artículos. Si no has usado algo durante un año, donalo.

at Redacción Mía

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios