miércoles 1 de diciembre de 2021
SALUD | 18-10-2021 14:47

Cómo actuar ante una intoxicación al limpiar

Lavandina, amoníaco, desinfectantes… Los productos que utilizamos en el hogar usados de forma adecuada son seguros, pero el riesgo de intoxicación existe. Cómo enfrentarlo.

El peligro de intoxicarse con productos de limpieza no solo está en su ingesta; también en la inhalación directamente de los envases, o que contacten con la piel o los ojos, lo que puede provocar graves lesiones. Las medidas a seguir dependerán del tipo de intoxicación.

Ante la ingestión:

Retirar los posibles restos de la boca con una gasa húmeda, sin frotar y con mucha suavidad.

Concurrir a la guardia médica o ponerse en contacto con el servicio de toxicología (0800-333-0160). Indicarles qué se ha ingerido y seguir las instrucciones que den.

La alimentación es patrimonio de la familia: los  profesionales podemos acompañar, pero las decisiones, son de cada familia en particular
Leé también
Aprender a comer

No provocar el vómito. Los productos corrosivos podrían dañar otras estructuras internas al volver hacia la boca.

Tampoco beber agua ni tomar ningún alimento. Si la sustancia ingerida es un cáustico (lavandina o sosa cáustica), pueden tomarse pequeños sorbos de leche para diluirlo, pero no hay que hacerlo nunca con otros tóxicos, ya que el efecto sería contrario.

Ante la inhalación:

Apartarse de inmediato de la fuente tóxica.

Ventilar el lugar abriendo bien puertas y ventanas, mucho mejor si se genera una corriente de aire.

Sería conveniente ducharse por completo (también la cabeza) También es conveniente hervir agua y respirar el vapor que se genere. Ante la tos persistente, dificultad respiratoria, dolor torácico o malestar general, acudir al servicio de urgencias.

Si el producto salpica los ojos o la piel:

En el primer caso, lavar a conciencia el ojo abriendo bien los párpados con ayuda de dos dedos. Hacerlo con agua o, mejor aún, con suero fisiológico, durante un mínimo de 10 minutos. Luego, cubrir el ojo afectado con una gasa estéril mojada y acudir a urgencias.

Si se tienen puestas lentes de contacto, retirarlas de inmediato. Si se derrama sobre la piel, retirar prendas de ropa, bijou y cualquier otro elemento que pueda “retener” el producto en la zona. Lavar de inmediato con agua abundante y mantener al menos 20 minutos en remojo.

Nunca aplicar sustancias neutralizantes, ya sean químicos o naturales, como bicarbonato o limón

 

at Redacción Mía

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios