domingo 26 de junio de 2022
SALUD | 15-10-2021 09:11

Dispositivos tecnológicos y obesidad en los niños

El estilo de vida sedentario se propagó no solo en los chicos y jóvenes de ciudad, sino también en los de zonas rurales, entre otras causas debido al uso de pantallas. Cómo frenar la tendencia.

Se ha sugerido que la residencia urbana es un factor que contribuye a un estilo de vida menos activo, pero esta idea está perdiendo importancia en base a evidencia que demuestra que en las zonas rurales también la actividad física en niños y niñas está decayendo debido a la utilización de dispositivos tecnológicos como consolas de video juegos, celulares y computadoras.

Por lo tanto, la actividad física y disminuir el estilo de vida sedentario entre los jóvenes debe centrarse por igual en niños de las zonas urbanas y rurales.

Preguntas y respuestas:

¿Qué factores contribuyen a esta situación?

La presencia de las consolas de videojuegos y las combinaciones con dos o tres dispositivos electrónicos en las habitaciones de los niños se asocian negativamente con la actividad física, lo que puede contribuir a la obesidad infantil.

¿Cuáles son los riesgos a futuro?

La obesidad infantil aumenta el riesgo de obesidad adulta. El 40 por ciento de los niños obesos y el 70 por ciento de los adolescentes obesos se convierten en adultos obesos.

El niño obeso tiene un mayor riesgo de hipertensión, hipercolesterolemia, hiperinsulinemia, disminución de la liberación de la hormona del crecimiento, trastornos respiratorios y problemas ortopédicos. Además, sufre tanto psicológica como socialmente ya que la autoestima y la imagen de sí mismo se ven dañadas por el ridículo y el desprecio.

¿Cómo evitarlo?

La prevención de la obesidad juvenil es de enorme importancia para la salud pública. El adulto a cargo debe estar atento a estos comportamientos para poder ayudar con La identificación temprana de los niños en riesgo y abordar las causas primarias de la obesidad, es decir, la mala alimentación y la falta de actividad física.

¿Qué iniciativas debemos tomar?

1. Aumentar la adopción de prácticas alimenticias saludables y la actividad física de forma regular.

2. Reducir la cantidad de horas semanales frente a una pantalla: la actividad sedentaria de los niños ha aumentado debido al promedio de 24 horas semanales frente al televisor

3. Mejorar la alimentación. El 45 por ciento de los niños comen alimentos ricos en grasas y densos en calorías al menos dos veces al día, por lo tanto, es necesario limitar los alimentos ultraprocesados que solo generan placer momentáneo pero ofrecen nulos nutrientes para el cuerpo.

La actividad física es un componente importante en el control de peso de los niños y adolescentes. La reducción de la grasa corporal es solo uno de los objetivos.

Otros beneficios incluyen mejorar la autoestima, mayor aptitud aeróbica y la disminución de la presión arterial en reposo.

 

Prof. Leandro Sánchez

Universitario de Educación Física.

Preparador físico especializado en ciencias de la salud

@leanpersonaltrainer_

Web: leanpersonaltrainer.com

at Redacción Mía

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios