domingo 27 de noviembre de 2022
SALUD | 26-11-2021 14:47

Healing Crystals: Terapia con piedras para vivir mejor

Traducido al castellano significa "cristales sanadores" y se trata de conocer sus propiedades para integrarlos a la vida diaria y así cuidar nuestra estabilidad emocional y energía positiva.

La curación con cristales sostiene que la "magia" de estos bellos elementos se deriva de sus composiciones estructurales (redondos, cuadrados, triangulares... etc.) y se cree que la energía del cristal fluye a través de su geometría.

Sus propiedades se activan cuando estamos bajo presión y nos ayudan a equilibrar nuestras emociones y sentirnos bien. Los entendidos en la materia aseguran que son los cristales los que eligen a su portador y no al revés. De hecho, se recomienda sostener el cristal con una mano y pensar en lo que queremos que nos aporte: calma, energía, positividad, motivación... Solo entonces sabremos si conectamos con él y será entonces cuando podremos decidir si es para nosotros.

Además, cada uno tiene sus propiedades específicas, que también es importante tener en cuenta al elegirlo.

Te damos una guía de los más beneficiosos.

Los cristales son los que eligen a su portador y no al revés. De hecho, se recomienda sostener cada cristal con una mano y pensar en lo que queremos que nos aporte
Las piedras activan o amplifican la energía de los chakras, los centros energéticos de nuestro cuerpo.

Buscando al cristal aliado:

Cuarzo transparente: apodado como el cristal 'maestro sanador' aumenta las vibraciones positivas y ayuda a potenciar el poder del resto de cristales que adquieras con el tiempo.

Amatista: suele utilizarse para mitigar el dolor psicológico. A menudo se coloca sobre el corazón en momentos de tristeza y sirve como talismán para combatir los efectos de la ansiedad. También se cree que tiene poderes de protección.

Aprender a soltar
Leé también
Aprender a soltar

Cuarzo rosa: es un cristal que representa el amor, la compasión y la belleza. De ahí que se use para superar momentos personales relacionados con la pérdida de un ser querido o el fi n de relaciones sentimentales. Es ideal para abrir los corazones a nuevos niveles de perdón, compasión y amor verdadero, ya sea romántico, familiar, amor propio o universal.

Citrino: su tono dorado refleja la cálida luminosidad del sol. Es perfecto para llamar al optimismo, la creatividad y la prosperidad. Se recomienda para los espacios de trabajo a fi n de que las ideas creativas fluyan.

Turmalina negra: usada para bloquear las malas vibraciones y dar la bienvenida a las positivas. Lucida en el cuello es un gran talismán protector.

Lapislázuli: con su vívido tono azul, con motas doradas y blancas nos ayuda a dejar atrás viejas historias y nos empodera para asumir la responsabilidad de nuestras decisiones. Esta es una piedra de acción.

Turquesa: esta piedra azul y verde brillante tiene una historia antigua. Los nativos americanos la veneran como una representación de la conciencia de la tierra. Se la debe usar para fortalecer el compromiso de caminar con ligereza en nuestro planeta, y vivir en conciencia y respeto por la naturaleza.

Fluorita: con sus franjas de verde, púrpura, azul y blanco, es un cristal de enfoque, de pensamiento claro y de inspiración. Al ser una piedra de “enfriamiento”, se cree que ayuda a reducir la inflamación del cuerpo y la mente, y elimina la niebla mental y la desorganización, lo que la hace fantástica para el estudio, el trabajo y la productividad en general.

Los cristales son los que eligen a su portador y no al revés. De hecho, se recomienda sostener cada cristal con una mano y pensar en lo que queremos que nos aporte
Las piedras pueden ayudarnos a estar serenos frente a un examen o creativos para emprender un proyecto.

Jade: es una piedra de abundancia y suerte. En todos sus tonos de verde, ha sido apreciado por los antiguos aztecas y también por los magnates de la tecnología moderna. Este es un cristal para conocer tu “yo”, para centrar el tiempo y la energía en las cosas que se alinean de manera natural con nuestros dones y habilidades –lo que te lleva al éxito y la suerte en el mundo material, así como a un profundo sentido de satisfacción.

Ojo de tigre: con sus rayas marrones y doradas, se cree que esta piedra tiene una energía fuerte y activadora, que se mete en los rincones escondidos de la psique, desentrañando sentimientos desagradables y traspasando los límites. Usarla en combinación con una piedra de movimiento de energía, como la amatista, para ayudar a transmutar el fango energético que este cristal puede aflojar.

Heliotropo: esta piedra verde oscuro con manchas rojas es apreciada por sus propiedades de fortalecimiento y conexión con la tierra, y se cree que abre portales a los mundos místicos y elementales, al tiempo que fortalece la circulación. Este es un gran cristal para tener cerca cuando te estás limpiando, desintoxicando o simplemente recuperándote.

Cornalina: de color fuego, con tonos de naranja, rojo y marrón, los regalos de esta piedra radican en energizarte de múltiples maneras. Consejo adicional: llevar la cornalina al gimnasio para que te dé motivación y te aliente a hacer lo mejor que puedas de tu gym. Luego, verás los resultados.

Cómo usarlos:

Se pueden utilizar cristales donde quieras: en sandalias, botellas de agua, jabones, cuidado de la piel, tu cama (el spa Cloud Twelve de Notting Hill tiene camas de cuarzo con dolomita en la suite para parejas, y Modrn Sanctuary de Manhattan ofrece una terapia de cama de luz de cristal).

Si sos nuevo en el mundo de los cristales y no estás seguro de dónde comenzar, “elegí por instinto”, dice Emma Lucy Knowles, autora de The Power of Crystal Healing. “Usa tus sentidos para llevarte a lo que necesitas, en lugar de lo que crees que deberías tener”, aconseja la especialista. ¡Habrá que seguir su recomendación!.

at Redacción Mía

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios