jueves 29 de julio de 2021
SALUD | 29-06-2021 09:25

Cómo reducir los gases

Su formación es un proceso más que lleva a cabo el sistema digestivo, pero hay personas a las que se les acumulan en exceso y les pueden causar dolor. Cómo prevenirlos.

Las bacterias naturales que se encuentran en el intestino grueso (en el colon) descomponen los alimentos para, entre otras cosas, ayudar al organismo a asimilar los nutrientes. En ese proceso se generan gases de forma natural que, de la misma forma, deberían ser eliminados por el cuerpo. Sin embargo, cuando esto no sucede pueden producir molestias y dolores.

Por qué se producen:

Las causas principales de los gases son las siguientes:

Comer rápido: hace que traguemos más aire que se puede acumular en los intestinos.

La dieta: hay alimentos que pueden generar gases y suelen ser los que llevan más fibra. Suele suceder, por ejemplo, al consumir legumbres y ciertas verduras como coliflor, brócoli o espárragos. Las bebidas con gas o un exceso de alimentos grasos o fritos tampoco favorece.

Determinadas alergias alimentarias, patologías como el síndrome de colon irritable o la enfermedad de Crohn también pueden provocar gases.

El estreñimiento dificulta también la expulsión de gases.

Soluciones y prevención:

Mejorar la dieta: aunque un exceso de alimentos ricos en fibra puede causar acumulación de gases no conviene evitar este nutriente, ya que es necesario para la salud digestiva.

Consultar al especialista en gastroenterología o nutricionista: puede ayudar a preparar una pauta alimentaria donde se retiren temporalmente algunos alimentos y luego ir incorporándolos poco a poco para que el organismo asimile mejor la fibra que necesita.

Tratar las enfermedades de intestinos: como las alergias, intolerancias o el intestino irritable ayudará a reducir esta molestia. Consultar con el médico.

Hay medicamentos que pueden causar gases (antibióticos, algunos antiinflamatorios...).

Realizar un masaje: colocar 4 dedos horizontalmente sobre el ombligo y masajear en círculos durante 2 minutos hacia la derecha y luego hacia la izquierda.

Baja un par de dedos y masajea con presiones suaves moviendo los dedos en círculo, también hacia un lado y el contrario.

Finalmente, masajear 4 dedos por debajo del ombligo con un movimiento circular en ambos sentidos de las agujas del reloj.

at Redacción Mía

Galería de imágenes

Comentarios