miércoles 21 de abril de 2021
SALUD | 28-12-2020 08:57

Cómo cuidar la salud auditiva

Los oídos son muy sensibles y exponerlos al ruido, el frío, el viento o la presión de un avión los puede afectar seriamente. A continuación, diez consejos para protegerlos.

Apunto de terminar el año y ante la posible pirotecnia típica de las fiestas, es bueno recordar que nuestros oídos sufren ante esos ruidos explosivos. Lo ideal sería evitar la pirotecnia o en lugar de tirar bombas de estruendo, arrojar elementos que produzcan efectos lumínicos. Así protegeremos nuestros oídos en las fiestas. Pero hay muchas maneras de cuidarlos.

Recomendaciones:

1. Usar tapones, en el caso de exponernos a fuertes sonidos cotidianamente. Es importante evitar la exposición al ruido de bocinas, micrófonos, auriculares y procurar evitar excederse en ir a recitales, carrera de motos, de autos o al practicar tiro con armas de fuego sin la correspondiente protección auditiva.

2. Seleccionar un volumen adecuado al utilizar auriculares. Es recomendable mantener el volumen por debajo del 60% de lo que rinde el equipo y no usarlo más de una hora al día.

3.Secarse los oídos luego de ir a la pileta y usar un antiséptico (puede ser vinagre blanco o un producto medicinal adecuado) para evitar humedad en el oído externo, la cual puede generar una infección provocada por hongos (otomicosis).

4. No abusar en el uso de hisopos en el conducto auditivo externo, porque pueden dañar el tímpano o la piel del conducto. No ponerse fósforos, clips, ni ningún otro elemento en el oído.

5. Cuidar los oídos ante catarros, gripes o infecciones, que potencialmente pueden causar pérdida auditiva.

6. No colocar gotas de ningún tipo en el oído, sino es bajo receta médica, porque la membrana timpánica puede estar perforada y la aplicación de gotas puede perjudicar su cicatrización o alterar la audición.

7. Visitar al otorrinolaringólogo ante un tapón de cera para que lo extraiga ya que cuenta con los equipos y la experiencia necesaria para no lastimar el conducto auditivo.

8. Realizarse un examen de oído, al menos una vez al año, sobre todo desde los 40 años. Recordar que desde los 50 años comienza a aparecer la disminución natural de la audición (presbiacusia) y se la puede prevenir con tiempo.

9. En caso de ser un paciente con diabetes, hipertensión y colesterol es importante que la consulta se realice cada 6 u 8 meses.

10. Evitar nadar o hacer buceo en aguas no seguras o donde haya dudas de la calidad de éstas; es probable que los oídos se infecten y con ellos también las vías respiratorias y los ojos.

at Redacción Mía

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios