miércoles 21 de abril de 2021
SALUD | 23-12-2020 14:16

Cómo combatir la constipación

Una dieta adecuada, hidratación y respetar a nuestro cuerpo son las claves para regularizarnos y sentirnos mejor.

La constipación es el tránsito retardado de las deposiciones por el intestino grueso. La afección tiene dos causas posibles:

1. No prestarle atención a las señales que nos manda el organismo cuando es necesario mover el intestino.

2. Una alimentación pobre en fibras y muy alta en productos refinados.

Los síntomas más molestos que presenta la constipación son el malestar general, hinchazón abdominal, pesadez, y la dificultad que aparece en el momento de mover el intestino. Es necesario tener todos los días el intestino limpio para evitar la acumulación de toxinas y todo lo que esto conlleva.

Es algunos casos más extremos es necesario utilizar laxantes o supositorios o enemas, siempre indicados por el médico.

Alimentos a evitar

Productos refinados blancos, como harinas blancas, cereales como arroz, pastas, galletitas, grisines y pan de harinas blancas, y todos los amasados de pastelería (facturas, tortas, masitas, sándwiches de miga de pan blanco).

La importancia de beber agua:

Uno de los más importantes remedios contra la constipación es el agua, este maravilloso recurso natural hace que se realice el normal movimiento peristáltico, necesario para poder evacuar todas las toxinas del organismo.

Si te cuesta beber agua, prepará una jarra con 2 litros de agua, el jugo de 2 limones, sus cáscaras, unas hojitas de menta y unas gotitas de edulcorante. Colocarla en la heladera y beber bien fría durante todo el día, esta es una riquísima limonada saborizada naturalmente que nos ayudará a hidratarnos e ir al baño.

Alimentos aliados:

Los alimentos ricos en fibras son fundamentales para prevenir o mejorar la constipación. Estos son:

Verduras crudas y frutas con su cáscara. Los vegetales dan volumen y ayudan a mantener en movimiento el intestino, por lo cual actúan como un laxante natural.

Cereales integrales (arroz, pastas).

Legumbres (lentejas, porotos, garbanzos).

Harinas integrales en galletitas, panes, budines.

Las ciruelas desecadas, porque ayudan a estimular directamente la pared del intestino, ayudando al movimiento, o sea al peristaltismo.

Tips infalibles:

Tomar al menos 6 vasos de agua o limonada por día

Comer verduras cocidas, como calabaza, zanahoria, acelga o espinaca.

Tomar compotas de frutas naturales, de manzana, peras, ciruelas, duraznos o ciruelas, duraznos y damascos desecados: actúan como un laxante natural.

Todos los días un kiwi en ayunas: tiene fibra y vitamina C.

La actividad física diaria es fundamental para ayudar a mejorar esta molesta afección. Lo más indicado es realizar caminatas diarias de 20 a 30 minutos y practicar natación.

Un masaje suave del estómago puede ayudar a estimular la función del intestino.

at Redacción Mía

Galería de imágenes

Comentarios