domingo 27 de noviembre de 2022
MODA Y BELLEZA | 06-12-2021 16:51

Rutina facial nocturna: Cuidados especiales para tu piel durante la noche

Al final del día, la hidratación y la nutrición son claves para recuperar la piel del rostro y retrasar su envejecimiento. Una crema nutritiva de noche, adecuada para nuestro biotipo cutáneo, y cuidados especiales harán que la epidermis se vea más firme, suave y joven.

El buen descanso es imprescindible para nuestra belleza. Nos podemos dar cuenta cómo luce nuestra piel si descansamos bien o no. ¿Por qué? Las células aprovechan las horas nocturnas para regenerarse. Es por ello que la noche resulta un momento ideal para el cuidado del rostro.

La piel mientras dormimos:

Durante la noche ocurren distintos procesos beneficiosos para nuestra piel:

Se produce una renovación celular que atenúa los signos del envejecimiento.

Se libera la hormona de crecimiento.

Se estimula la producción de colágeno, elastina y otras proteínas que incrementan la proliferación de las células de la piel, con aumento del grosor cutáneo.

Se produce una actividad linfática que drena las toxinas y se refuerza el sistema inmunológico.

Durante la noche, la piel se repara del daño sufrido a lo largo del día
DORMIR BIEN: Es la clave de una piel saludable, agregada a los cuidados nocturnos de higiene, hidratación y nutrición profunda.

Por qué usar crema de noche:

Incluir un producto de noche a la rutina habitual de belleza puede parecer un gasto innecesario. La pregunta es ¿por qué no usar la misma hidratante o antiage que empleamos de día?.

Las cremas de noche tienen una ventaja en comparación con las que se aplican durante el día, ya que permiten reparar y regenerar la piel mientras el organismo reposa, razón por la cual los resultados son óptimos. Mientras que la crema de día contiene un porcentaje menor de principios activos y posee filtros solares, la de noche es más rica en principios activos y no tiene flltros solares porque son totalmente innecesarios.

Los principales componentes de las diurnas son los hidratantes: otorgan luminosidad a la piel y al mismo tiempo la protegen de los agentes externos. En las nocturnas, prevalecen las fórmulas reparadoras, reafirmantes y antioxidantes.

No hace daño si nos aplicamos la crema de día a la noche o viceversa, deberemos tener en cuenta que si usamos la crema de día en la noche estaremos dándole a la piel filtro solar que no necesita y también menos principios activos que es cuando la piel más los requiere. Si empleamos la crema de noche en el día, deberemos aplicar un segundo producto que contenga filtro solar, sobre todo en verano.

Tips de belleza para la noche:

1. Después de las 19 horas, restringir el consumo de bebidas estimulantes para favorecer el sueño. Evitar sobre todo café y mate, ya que estimulan el sistema nervioso simpático.

2. Mantener la habitación correctamente aireada y a una temperatura adecuada.

3. Antes de aplicarse la crema de noche es importante efectuar una higiene de la piel la que puede hacerse con una crema limpiadora o un desmaquillante. Luego hay que aplicar un tónico para equilibrar la piel, es decir para normalizar su pH.

4. Luego de desmaquillarse adecuadamente, se esperan unos 15 minutos y entonces sí se coloca la crema nutritiva nocturna. Si se usan tratamientos antiage con principios activos potencialmente fotoirritantes como el ácido retinoico, el glicólico y el azelaico es conveniente emplear estas cremas entre una hora y una hora y media antes de acostarse para evitar irritaciones.

5. Las cremas de noche deben aplicarse en el rostro, cuello y escote, con suaves masajes circulares ascendentes.

6. Consultar al dermatólogo/a: para saber cuál es el mejor “kit nocturno” para la piel.

Los componentes de las cremas:

Por la noche se aconseja usar cremas que ayuden a regenerar las células que se han comenzado a enlentecer con respecto a su renovación.

Para ello se incorporan, además de las vitaminas E, A y C, derivados de la vitamina A (retinol) y en casos donde la piel esté más engrosada o con más signos de envejecimiento, alfahidroxiácidos (ácido glicólico, láctico, etc).

En el caso donde las pieles presentan manchas, es importante adicionar productos despigmentantes (emblica, ácido kójico, hidroquinona, etc). Algunos componentes:

Ácido cítrico: es un alfahidroxiácido natural, que tiene la capacidad de afinar la capa córnea y producir la descamación de la piel. Promueve la formación de colágeno y mejora la calidad de las fibras elásticas.

Vitamina C: ayuda en la producción de colágeno. La vitamina funciona como antioxidante, mejora el aspecto de la piel, ayudando a tratar manchas.

Ácido glicólico (ácidos de frutas): es un ácido alfahidroxiácido (AHA). Penetra la piel en forma rápida por tener una molécula pequeña. Es muy utilizado para disminuir arrugas, estrías y cicatrices.

Ácido mandélico: es un ácido alfahidroxiácido natural que se caracteriza por su capacidad de romper las uniones químicas del cemento que mantiene unidas las células de la capa córnea. Así se aflojan y exfolian.

Ácido retinoico (AR): se lleva casi todos los elogios como producto antiedad, ya que a pesar del tiempo es el que más efectividad ha demostrado. En dosis importantes necesita prescripción médica ya que puede producir irritación y sensibilidad con la exposición solar. El retinol y el retinaldehido, que contienen muchas cremas de venta libre, casi no producen irritación, pero son menos potentes que el ácido retinoico.

Ácido hialurónico (AH): tiene la capacidad de retener el agua en un porcentaje equivalente a miles de veces su peso. Es por eso que se emplea para hidratación de la epidermis ya que reconstituye las fibras que sostienen los tejidos de la piel. Formulado en crema previene arrugas.

El dormir antiedad:

La relajación de los músculos faciales durante el sueño mejora la expresión del rostro cansado, y ayuda a disminuir la profundidad de las arrugas gravitacionales.

Por eso, algunos tips para aprovechar este momento son:

Nunca hay que dormir sin almohada, ya que esto favorece la acumulación de líquido debajo del párpado inferior, y la formación de bolsas palpebrales.

Dormir boca arriba con un buen apoyo de la cabeza, ya que atenúa los efectos de la gravedad durante el día que gradualmente da un aspecto de flacidez.

Usar cremas de noche reafirmantes: muchas mujeres, de alrededor de 40 años, notan al despertarse, que se le han marcado en el rostro las arrugas de la almohada, y que éstas tardan mucho tiempo en desaparecer. Esto se debe a la pérdida de la tonicidad, por lo cual las cremas nocturnas elegidas, también deben contener ingredientes reafirmantes.

Dormir de 7 a 9 horas: si bien no todas las personas precisan la misma cantidad de horas para reponerse, lo ideal es dormir entre 7 y 9 horas seguidas, ya que las siestas no tienen la misma capacidad de recuperación.

No es bueno dormir con demasiado calor ambiente, ya que las calefacciones provocan deshidratación en la piel, congestión y rubefacción.

La noche también es adecuada para realizar otros tratamientos de belleza, por ejemplo, anticelulitis. Los parches o cremas termoactivas, funcionan bien con el calor del cuerpo mientras se duerme.

3 Beneficios de las cremas nocturnas:

Mejoran la piel proveyéndola de:

Nutrientes (vitaminas A, D, minerales, oligoelementos, ácido hialurónico etc.) que ayudan a los procesos reparadores.

Antioxidantes (vitaminas E, C, coenzima Q10, que reparan los daños de la contaminación, el clima etc., neutralizando radicales libres).

Protección (distintas proteínas, oligopéptidos, ceramidas equilibran sus carencias o excesos- sequedad, grasa)

 

 

at Silvia Pardo

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios