martes 4 de octubre de 2022
MODA Y BELLEZA | 24-01-2022 08:50

Bálsamos labiales: Un infaltable ante el sol

Una guía completa con los componentes aliados y todos los cuidados que precisan tus labios para lucir bonitos y saludables en el verano y a lo largo del año.

Durante la temporada de verano, los labios también necesitan una rutina de cuidado especial. "El calor, la radiación solar y los constantes cambios de temperatura provocan que esta zona, la más sensible y delicada del rostro, tienda a resecarse más fácilmente. La obligatoriedad de usar la mascarilla a diario, dato no menor, hace que la piel de los labios requiera mayor atención. La deshidratación e irritaciones se han vuelto habituales, en estos tiempos", explica la Dra. Johanna Furlan, médica cirujana, MN 122.975.

Al tratarse de una piel muy fina, es fundamental usar un protector solar para los labios con un SPF de +30 como mínimo. El mejor tratamiento con el protector es usarlo todo el año, pero incrementarlo siempre que estemos expuestos al sol. Renovarlo cada dos horas y después de cada baño en la pileta, el mar o el río.

Es esencial el uso de un tratamiento con propiedades nutritivas y un factor de protección alta
CUIDÁ TU PIEL:  Aplicar regularmente sobre los labios, durante todo el día, para disfrutar plenamente del sol.

Uso adecuado:

Es ideal el uso de bálsamos labiales nutritivos que contengan manteca de karité o manteca de cacao. Se puede usar todas las veces que sean necesarias, y siempre después de la exposición al sol y reforzar luego de la limpieza nocturna, antes de acostarse.

En caso de uso de lipstick bajo el tapabocas, lo ideal es elegir aquellos con fórmulas hidratantes para que no se resequen los labios.

Principios activos:

Filtros anti-UVA/UVB: protegen de los rayos nocivos del sol.

Cera de abeja: tiene propiedades cicatrizantes y antiinflamatorias. Suaviza, flexibiliza y protege.

Manteca de cacao: un poderosísimo humectante, rico en vitamina E, antioxidantes, polifenoles y flavonoides.

Aceite de jojoba: hidrata y reduce la pérdida de agua. Unido al aceite de coco y argán, con extractos botánicos de stevia, ofrece un gran poder regenerador, que nutre la piel ofreciendo una sensación aliviadora.

Manteca de karité: nutre, tiene propiedades cicatrizantes. Es especialmente eficaz si los labios están demasiado resecos o cuando hace frío.

Vitamina E: antioxidante y antiradicales libres es muy eficaz para regenerar los labios secos y partidos, así como para brindar cuidado intenso en condiciones climáticas extremas.

Sábila: es conocida por sus propiedades curativas y humectantes.

Pantenol (conocido también como Provitamina B5): es muy eficaz para brindar alivio a la piel.

Es importante cambiar el bálsamo labial conforme a las estaciones del año, así siempre protegerás tus labios. Puede ser que un bálsamo labial que funciona durante los cálidos meses de verano no sea tan intenso y nutritivo en meses más fríos. Es importante proteger los labios lo mejor posible modificando la rutina en el año.

Claves para cuidar los labios:

Desmaquillarlos como el resto del rostro: si usas labiales fijos y mate usá desmaquillantes específicos con aceite.

Exfoliarlos: un paso importante si queremos eliminar impurezas y células muertas, además de aportar una dosis extra de hidratación. Podemos realizarla una vez a la semana o cuando notemos la piel muy reseca o con escamas.

Protegerlos del sol: los labios también sufren sus consecuencias negativas y hay que tomárselo tan en serio como cualquier otra parte del cuerpo. Debemos proteger los labios a diario de los rayos solares con productos que los lubriquen y funcionen de barrera contra las radiaciones ultravioletas. Esto es muy importante porque la deshidratación favorece la formación al comienzo de pequeñas arrugas que van aumentando hasta hacerse grietas profundas (el famoso "código de barras").

Si sale un herpes, tratalo bajo las recomendaciones adecuadas del médico o farmacéutico. ¡Y no te toques la herida!.

Hidratarlos mucho cada día: por la mañana cuando te ponés tus cremas, antes de irte a dormir y a lo largo de todo el día en pequeños retoques. Aplicar un bálsamo labial nutritivo es clave para que nuestros labios estén sanos y bonitos. La calidad de los ingredientes, así como el estado de los labios determina la eficacia de este producto y luego hay que tener en cuenta que la temperatura, la humedad y las costumbres de cada persona (morderse los labios, humedecerlos con saliva, el uso de pintalabios, etc) afectan al estado de los labios. Evitar estos malos hábitos.

Decile adiós al cigarrillo: los especialistas coinciden en que los tomadores de mate y fumadores suelen tener mayor índice de arrugas porque el labio tiene un músculo esfintérico que produce una contracción circunferencial y genera las arrugas labiales verticales. Por lo tanto, habrá que tomar mate moderadamente.

El herpes solar:

"En el caso de que nos haya salido un herpes, provocado por picos de estrés o ansiedad, por cambios de temperaturas o por el uso del tapaboca, es fundamental acudir a nuestro médico especialista para llevar a cabo un tratamiento acorde al paciente", explica la Dra. Johanna Furlan, y agrega: "Es común que el herpes, especialmente el labial, aparezca con mayor frecuencia en el verano, al exponernos a los rayos ultravioletas del sol. El dolor y la quemazón en el labio van seguidos, después de unas 6 a 24 horas, por vesículas que se transforman en úlceras y costras, que se curan entre los 7 0 10 días".

Es muy fácil confundir el herpes labial con aftas, pero no son lo mismo. El herpes labial se manifiesta en forma de úlceras de color rojo que aparecen en los labios como resultado de una infección por el virus del herpes simple. Las úlceras nunca se manifiestan dentro de la boca y no son asociadas con la enfermedad periodontal y las aftas, las cuales no están relacionadas al herpes o a la enfermedad periodontal, casi siempre se manifiestan dentro de la boca.

El causante de este herpes labial es un virus, el herpes simple tipo 1, que se transmite por contacto estrecho y directo de persona a persona como, por ejemplo, a través de un beso. También puede producirse a través de objetos contaminados como los que se utilizan para comer y beber.

Tratamiento del herpes:

"Para tratar el herpes labial, los medicamentos antivirales son los más apropiados. Pero, aunque pueden ayudar a reducir la intensidad y frecuencia de los síntomas, no curan la infección por completo. El médico podrá administrar también cremas cutáneas antivirales, pero no suponen, un remedio permanente del problema", explica la doctora.

En cuanto a la prevención, puede ser difícil reducir el riesgo, pero es posible ayudar al mantener una higiene personal consistente, incluyendo el lavado de las manos con regularidad. También, se puede evitar el herpes labial si se usa el bálsamo para labios con protector solar durante todo el año y no solamente durante el verano.

"Es fundamental el contacto piel con piel. No compartir afeitadoras, utensilios de comer o toallas, puesto que esos son medios de contagio. Si el herpes labial reaparece o no desaparece después de 10 días, consultar al médico", aconseja la especialista.

Hidratación extra:

Para hacer a la noche luego de tu higiene facial.

Antes de irte a dormir y después de haber aplicado todas tus cremas o tratamientos de noche, elegí tu bálsamo labial favorito y tomá más cantidad de la usada habitualmente.

Aplicala en los labios (si puede ser, previamente exfoliados de forma suave y delicada), masajeá (incluso por el contorno del labio) y así acostate a dormir. A la mañana siguiente, retirá y secá bien los labios. Es un supertratamiento de choque cuando están secos.

 

Fuente:

Dra. Johanna Furlan

médica cirujana, MN 122.975

IG @drajohannafurlangraf

 

at Silvia Pardo

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios