domingo 16 de enero de 2022
MODA Y BELLEZA | 16-12-2021 08:12

El secreto de tus ojos: Make up para brillar en las fiestas

La Navidad ya está aquí y para celebrarla como se merece seleccionamos las tendencias infaltables y los mejores looks de maquillaje, pensando especialmente en los ojos, para lucir una mirada infartante. Paso a paso, los tips para estar espléndida.

Tanto si te gusta brillar con purpurina o preferís unos misteriosos ojos ahumados o te sentís a gusto con un look a cara lavada pero con la piel muy luminosa, ya es momento de definirte por el estilo de make up que llevarás en las próximas fiestas. Te contamos los must de maquillaje de la temporada y luego te proponemos distintos estilos para una mirada inolvidable.

Las tendencias:

Estas son algunas de las que recomiendan las expertas para esta temporada:

La sombra de ojos azules: volvemos a la década de 2000 con esta onda de make up. Hay que aplicarla en bloques de color monocromáticos; la sombra de ojos azul se destaca, sin duda, como el color del verano.

La piel dewy o húmeda: radiante, luminosa y sana, estas son las palabras clave de esta temporada para nuestro cutis. No más contorno, la tendencia es natural y radiante.

Joyas para la cara
Leé también
Joyas para la cara

Brillos en los párpados: se los puede aplicar con pequeños toques o con delineador, sin duda harán brillar nuestros  párpados esta temporada.

Make up para brillar en las fiestas
Mirada fatal: Eyeliner azul y verde flúo trazan el delineado de estos neon eyes. Un toque blanco en el lagrimal, para iluminar.

La mirada glossy: esto es lo último en maquillaje. Con un brillo en los labios o una boca mate, los ojos brillantes ya nos han conquistado.

Las cejas finitas: un recuerdo emblemático de la década de 2000, las cejas delgadas están de regreso. A continuación, las mejores propuestas de maquillaje para tus ojos.

Como en las estanterías no había calzado para mí, decidí hacerlo, afirma la creadora de la empresa
Leé también
Zapatos para todas

Smokey eyes, paso a paso:

Esta tendencia sigue tan vigente como el primer día. Es superelegante y no solo realza sino que también enmarca la mirada y acompaña cualquier look.

1. Preparación. Siempre el primer paso es preparar la piel, aplicando la base correcta, tanto en cuanto a su textura como color. Aplicala en todo el rostro y esfumá.

2. Profundidad en párpados. Para eso, aplicá una sombra de un tono intermedio en todo el párpado móvil. Si bien el smokey eyes se realiza en tonos negros, esto hará que el ojo tenga profundidad.

3. Iluminá el arco de las cejas con una sombra más clara. Rellenalas con un lápiz para cejas del color más parecido a tu cabello. Esto les dará definición.

4. Aplicá el mismo color de sombra que utilizaste en el párpado móvil, en la parte inferior del ojo para darle profundidad.

5. Delineado superior. Con un lápiz negro, bien pegado a las pestañas superiores hacé un delineado bien fi nito, con crayón, cubriendo los espacios en blanco que hay entre las pestañas.

6. Delineado inferior. Realizá el mismo delineado en la parte inferior, bien pegado a la línea de agua. Esto dará una base para que la sombra de adhiera mejor.

7. Fijar el delineado. Aplicá una sombra oscura con un pincel chanfleado por encima del delineado anterior, y esfumá bien.

8. Sombreá el resto del párpado con un tono negro pero sin llegar a la profundidad para no recargar el smokey eyes. Esfumá bien la sombra y estirala hacia afuera. No te preocupes si se caen algunos pigmentos y manchan la zona de la ojera; luego de corrigen con el corrector que se aplicará al final.

9. Aplicá sombra oscura con el pincel chanfleado sobre el delineado inferior. La línea debe ser gruesa para quitarle rigidez al maquillaje y que luzca intenso. Luego aplicá lápiz delineador negro en la línea de agua.

10. Colocá máscara para pestañas, para darles definición y volumen.

11. Corregí la zona de las ojeras con un corrector lo más parecido al tono de tu piel. Aplicalo con pincel y esfumá con los dedos. También podés colocarlo a los costados de la nariz y en las comisuras de los labios. Luego, aportá luz al rostro con un iluminador.

12 . Finalmente, completá el maquillaje con rubor y labial, que puede ser en tonos nude, rojo o burdeos.

Glossy eyes, ojos de vanguardia:

Sin recurrir al glitter ni a polvos satinados, la técnica de ojos glossy aporta brillo y un efecto wet.

Desde que la famosa maquilladora Pat MacGrath la presentara en un desfile de Valentino, esta versión se volvió una referencia en las pasarelas y en los looks de los makeup artists más vanguardistas.

Debido a la popularidad que ganaron estos looks, algunas marcas crearon brillos para ojos, pero a falta de ellos se puede usar un labial, cualquier bálsamo ligero o vaselina sin color.

Debido a su consistencia cremosa, el gloss tiende a desplazarse. Por eso, lo ideal es combinarlo con maquillaje a prueba de agua y sombras de larga duración que prolonguen su duración. Además, conviene utilizarlo en ocasiones especiales, preferiblemente bajo la luz artificial.

Para un párpado con efecto húmedo, debe realizarse el maquillaje acostumbrado y posteriormente dar un toque de gloss con la yema de los dedos en el centro del párpado móvil.

Si, en cambio, se persigue un efecto más glossy con destellos de color, entonces lo adecuado será mezclar un producto específico para añadir brillo con pigmentos o purpurina.

No olvidar que las texturas cremosas son difíciles de fijar y, si se utilizara algún cosmético para ello, el aspecto glossy tan deseado desparecerá.

Estilo nude:

El primer paso en toda rutina de maquillaje es unificar y alisar la piel del rostro con una base. Optá por un tono que sea igual al color de tu cuello para que no haya diferencias y el resultado sea impecable.

Para los ojos, elegí una paleta con tonos que vayan desde rosados a bronce, que te van a permitir crear infinitos looks. Aplicá el rosa mate sobre todo el párpado móvil y difuminalo hacia afuera. Después marcá el hueso del párpado y el pliegue con el rosado oscuro. Por último, sumale toques de luz en el lagrimal y el hueso de la ceja con el rosa perlado.

Realizá un delineado sutil desde el lagrimal hacia el extremo del ojo y rellená los huequitos entre las pestañas para que no quede nada sin cubrir. Terminá de definir con pestañas alargadas y llenas de volumen con máscara. Podés completar con una boca mate nude o un llamativo rojo.

Foxy eyes:

Las famosas Kendall Jenner y Bella Hadid los popularizaron. La palabra “foxy” se refiere a la mirada osado que hace foco en los ojos rasgados y elevados.

El objetivo es un efecto lifting a partir de un juego de luces y sombras y del peinado adecuado de las pestañas, que modifica visualmente la estructura del ojo.

Primero cuidar la forma de la ceja: es importante rellenarlas y peinarlas hacia arriba, con cosméticos que aporten definición y naturalidad. Luego, aplicar una capa ligera de base bien difuminada para unificar el color del párpado móvil.

Con una sombra en tono cálido (más oscuro que la piel) se crea un arco bien sutil para generar algo de profundidad en la esquina exterior del ojo. El truco es que sea casi imperceptible.

La definición se logra con el liner. Primero en marrón, tratando de hacer una línea recta ascendente, que va desde lagrimal hacia el final del ojo en dirección a la sien. El contorno del lagrimal forma una “v” en punta, que es lo que recuerda la mirada astuta de los zorros.

Una vez que la forma del delineador es la deseada, se repasa con gel negro para intensificar la forma elongada. Ante alguna imperfección se eliminan los malos trazos con un hisopo empapado en agua micelar.

El siguiente paso es esfumar apenas con una sombra marrón, desde el delineado hasta arriba. Opcional, pero sugerido, sumar algún pigmento satinado en el centro del párpado para dar dimensión. Este maquillaje de ojos termina rizando las pestañas y añadiendo capas de máscara.

Neon eyes, La tendencia de Instagram:

Delineadores de impacto, sombras de ojos flúo, labiales vibrantes... Ningún producto se resiste al magnetismo del neon make up, solo apto para valientes. ¿Una pista? El secreto está en los contrastes.

Para hacerlo, con un eyeliner blanco trazar la línea sobre una sombra de ojos de alta pigmentación en un tono vivo (preferiblemente flúor).Podés combinarlo con una dosis de azul en el párpado inferior para maximizar el efecto.

Se pueden hacer distintas combinaciones, como turquesa y verde flúor; menta y marrón o con rosa, otra buena dupla. Utilizar un delineador en estos tonos para recrear la tendencia que nos ocupa y concentrar el protagonismo en el lagrimal.

at Silvia Pardo

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios