lunes 20 de septiembre de 2021
SALUD | 05-03-2021 10:11

Anemia: Consejos para superarla

Si te sentís muy cansada, tenés dolores de cabeza, mareos, piel pálida y te agitás ante cualquier esfuerzo, puede ser que sufras anemia, una enfermedad que se produce por la disminución de los glóbulos rojos, encargados de suministrar oxígeno a todo el cuerpo. Conocé los tratamientos, la alimentación adecuada y los hábitos saludables para combatirla.

Esta enfermedad se define como la disminución de los glóbulos rojos de la sangre o de su contenido de hemoglobina por debajo de los parámetros normales. Como los glóbulos rojos son indispensables para el transporte de sangre y oxígeno hacia todos los tejidos del cuerpo, su carencia refleja fatiga y pérdida de energía suficiente para desarrollar una actividad normal. Por este motivo, las personas que presentan bajo nivel de glóbulos rojos, se muestran cansadas y desganadas.

Consejos para superar la anemia
Diagnóstico: Se realiza mediante un simple análisis de sangre.

Principales causas:

La razón más importante de la anemia en el mundo es la deficiencia del hierro, en especial en los países en desarrollo.

Sin embargo, esta patología puede derivar de otros síntomas como hemorragias y pérdidas menstruales abundantes. Además, las mujeres en edad fértil, embarazadas, niños, adolescentes en etapas de crecimiento y ancianos con dietas insuficientes son los sectores más expuestos a padecerla.

La más común es la anemia ferropénica, provocada por un déficit de hierro, pero también puede deberse a una deficiencia de ácido fólico o de vitamina B12.

Las señales de alarma:

Los síntomas más habituales son:

Cansancio y falta de energía.

Palidez.

Frecuencia cardíaca aumentada, particularmente con el ejercicio.

Poca capacidad de concentración.

Dificultad para encontrar las palabras adecuadas.

Falta de memoria.

Dolores de cabeza, mareos y calambres en las pantorrillas.

Algunas personas sufren malestar abdominal y mala digestión.

Color azul en la esclerótica de los ojos.

Consejos para superar la anemia
En los niños, la causa más común de anemia es no recibir suficiente hierro en la dieta. Es importante darles más alimentos ricos en este mineral, como carne, cereales y granos enriquecidos.

Es importante destacar que en muchos casos estos síntomas aparecen en forma progresiva, la persona se acostumbra a esta falta de energía, y no percibe que está enferma.

Sin embargo, si esta enfermedad no es tratada a tiempo puede afectar órganos vitales como el corazón, riñones y agravar otras enfermedades.

En los niños puede alterar el crecimiento y el desarrollo mental y psicomotor. Mientras que en las embarazadas las consecuencias más frecuentes son niños con poco peso al nacer, partos prematuros e incluso pérdida del embarazo.

Diagnóstico y tratamiento:

A partir de un análisis de sangre, el hemograma, se establecerá la cantidad de glóbulos rojos, el nivel de hemoglobina y el hematocrito de la persona. Además, se observará la cantidad de reservas de hierro en el organismo para detectar deficiencias y empezar el tratamiento de recuperación.

Existen diversas maneras de suministrar hierro a la persona anémica o deficiente de hierro:

1. Por vía oral (en comprimidos, gotas, ampollas bebibles o jarabes).

2. Por vía inyectable, intramuscular o endovenosa, constituyendo esta última una forma rápida y eficaz de tratar el síndrome anémico.

Algunos preparados de hierro producen efectos colaterales desagradables, tales como vómitos, dolores de cabeza, constipación y tinción de dientes. Por eso es fundamental la consulta con un profesional para que prescriba un producto que asegure una buena aceptación.

Medidas preventivas:

Para combatir la anemia se recomienda consumir alimentos ricos en vitaminas y minerales como carnes rojas, hígado, pollo, pescados, cereales, pan enriquecido con hierro, papas, zanahorias, tomate, brócoli, almendras y mariscos.

Además, como la vitamina C ayuda en la absorción del hierro, es conveniente tomar jugos de frutas cítricas.

Es fundamental cumplir con los controles médicos periódicos y acudir inmediatamente al especialista ante la ausencia de la menstruación.

Consejos para superar la anemia
Embarazadas: La OMS recomienda la toma diaria de hierro y ácido fólico.

Preguntas y respuestas:

¿En cuáles alimentos se encuentra el mejor hierro?

El hierro que se absorbe más rápida y fácilmente por el organismo se encuentra en las proteínas animales de las carnes rojas, hígado, riñón y leche en menor proporción.

Luego, con una absorción más irregular y menos aprovechable por el organismo, el hierro que se encuentra contenido en las legumbres como lentejas, soja, los cereales, el arroz integral y los vegetales de hojas verdes como la espinaca, achicoria y acelga.

¿Cómo se previene la anemia?

En personas no vegetarianas se previene con una dieta balanceada que incluya en su composición lácteos y carnes rojas, legumbres, cereales, vegetales, por sobre todo en ciertos periodos de la vida como la infancia, adolescencia, embarazo y ancianidad.

¿Y en los vegetarianos?

Las personas vegetarianas y veganas deberían consumir alimentos enriquecidos con hierro; en el mercado existen, por ejemplo, harinas y cereales fortificados con hierro; esta población por ser de mayor riesgo debería controlarse periódicamente con análisis de sangre a fin de detectar en forma precoz la anemia y tratarla aún en la etapa previa a la sintomatología. Una dieta veggie con variedad de legumbres, cereales integrales, verduras, frutos secos y semillas ayuda a prevenir la anemia.

El hierro y el covid:

Según el inmunólogo irlandés Luke O’Neill, profesor en la Escuela de Bioquímica e Inmunología del Trinity College de Dublín, el hierro cumple un rol muy importante para ayudar a superar la pandemia de covid-19.

Nuestro sistema inmunológico necesita hierro, y un estudio reciente muestra que la deficiencia de este mineral hace que las vacunas sean menos efectivas. Eso no se vio en el covid-19 específicamente, sino en las vacunas aplicadas en la rubéola y la influenza. Si se tiene deficiencia de hierro, el cuadro empeora. El mensaje entonces es muy claro: hay que tener una buena dieta balanceada”, expresó.

Aumentá tu hierro:

Enriquecé tus platos con hierro y ácido fólico:. Para ello, consumí legumbres, mijo, germen de trigo, jugo de manzana... y ácido fólico (hojas verdes).

Cuidá tu flora intestinal:. Una microbiota en buen estado mejora la absorción de nutrientes como la vitamina B12: consumí fibra y fermentados.

Paseá con la naturaleza, por el campo y hacé ejercicio: El movimiento produce percusiones sobre los huesos que estimulan la médula y la producción de hematíes (glóbulos rojos).

Tomá baños de sol sobre la columna vertebral: provocan una reacción térmica que también actúa sobre la médula.

 

 

at Redacción Mía

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios