miércoles 21 de abril de 2021
MODA Y BELLEZA | 12-03-2021 13:03

Gua sha facial: La terapia oriental para rejuvenecer la piel

Las piedras gua sha, el rodillo de belleza y los automasajes son las nuevas armas antiedad para el cuidado del rostro. De forma natural y no invasiva, desinflaman, oxigenan, activan la circulación y dan un shock de vitalidad a tu piel.

Cada vez más la tendencia es hacia la búsqueda de una belleza natural, a un cuidado de la piel no invasivo, respetando nuestras propias características y haciendo destacar nuestros mejores rasgos.

La reconocida cosmetóloga argentina Lorena Erlijman -que asesora a figuras como Andrea Frigerio, La China Suárez y Bettina Frúmboli- honra la salud y el encanto de todas las edades proponiendo ese nuevo enfoque estético que hoy es tendencia: cuidado facial a través de métodos autogestivos y no invasivos.

Existen 43 músculos que ignoramos en el rostro y que realizan aproximadamente 15.000 movimientos a diario. Estos se contraen y fijan nuestras expresiones faciales gradualmente. Si sabemos que ejercitar el cuerpo lo mantiene sano y en forma, ¿por qué no hacemos lo mismo con nuestro rostro?

Relajate con este ritual de belleza antes de ir a dormir. Una vez que lo pruebes... no habrá vuelta atrás.
Las propiedades de la piedra hacen maravillas en la piel. Gracias a su baja temperatura desinflama, ayuda a mejorar la elasticidad y promueve la regeneración celular.

Así nacen las tendencias del Face Gym y Gua Sha Terapia Facial que llevó a Lorena, como especialista, a causar furor en las redes sociales. La referente enseña abiertamente los ejercicios perfectos para incorporar en día a día y ver resultados sorprendentes.

Estos métodos se están utilizando cada vez más en muchos de los tratamientos estéticos y terapéuticos de Occidente por su gran efectividad. Además, se convirtieron en un boom entre las celebrities y en un ritual adorado por todos ya que, mediante movimientos específicos beneficia naturalmente la piel del rostro.

“No hay ninguna receta extraordinaria. El secreto de la verdadera belleza se encuentra en tus manos y son: constancia, voluntad y compromiso diario. Y, puedo asegurar, que se convertirá en un encuentro amoroso con vos mismo. Te recomiendo que empieces por este camino para luego elegir conscientemente”, aconseja Lorena.

Relajate con este ritual de belleza antes de ir a dormir. Una vez que lo pruebes... no habrá vuelta atrás.
Truco: Poné tu piedra gua sha diez minutos antes de su uso en la heladera para ayudar a mantener la temperatura baja por más tiempo durante tu masaje.

Qué es el gua sha:

Se trata de una técnica de medicina tradicional china que tiene unos 2000 años, que casi no se conocía en los países occidentales. Significa raspado de zonas bloqueadas por toxinas, estimula los sistemas linfático e inmunológico y promueve la oxigenación de tejidos, aliviando dolores. La suele usar la acupuntura. Se realiza mediante una piedra (de jade, cuarzo) suave y de tamaño mediano tallada con una forma determinada que permite adaptarse perfectamente a los contornos de la piel.

Dependiendo de la piedra que se utilice, se pueden conseguir unos beneficios u otros. Por ejemplo, el jade tiene propiedades calmantes, estimula la energía vital y, según la medicina oriental, posee cualidades curativas. Al estar fría ayuda a drenar el, por tanto es muy recomendado para tratar las bolsas.

Por su parte, el cuarzo rosa posee una gran cantidad de minerales que no solo ayudan a eliminar las toxinas y la hinchazón, sino también a mejorar la circulación y combatir las arrugas.

Aplicada en masajes sobre la piel del rostro el gua sha trabaja liberando toxinas, activando el riego sanguíneo y la circulación. Y el resultado no es otro que una dosis de rejuvenecimiento de la piel. Es decir, empleado en la rutina diaria es un perfecto compañero del tratamiento antiedad, especialmente, para difuminar las arrugas superficiales causadas por la expresión diaria.

Relajate con este ritual de belleza antes de ir a dormir. Una vez que lo pruebes... no habrá vuelta atrás.
Piel radiante: Las maniobras de raspado con el gua sha permiten la oxigenación de los tejidos, producen una intensa activación de la circulación sanguínea y favorecen la luminosidad de la piel.

Sus beneficios:

Otorga firmeza a la piel.

Produce un efecto lifting que hace ver las facciones más definidas y esculpidas.

Elimina toxinas acumuladas.

Ayuda a relajar la tensión de los músculos faciales y con ello, aporta sensación de bienestar, ofreciendo un mejor descanso.

Mejora la microcirculación.

Reduce arrugas y líneas de expresión.

Potencia la producción de colágeno.

Ayuda a combatir bolsas y ojeras y también a definir la mandíbula (una estrategia perfecta para deshacerse de la papada).

Los beneficios de este ritual de belleza pueden incrementarse si se combina con el rodillo facial, ya que cada uno trabaja la piel de forma diferente: el gua sha hace su trabajo con efecto lifting (o planchado de la piel); el rodillo ayuda a activar la circulación y trabaja alisando las arrugas.

Modo de uso:

Se recomienda utilizar el gua sha después de demaquillarse, con la cara bien limpia e hidratada, antes de irse a la cama.

Para poder hacer un buen uso y que la piedra se deslice por el rostro hay que elegir un sérum o aceite como base, como el de rosa mosqueta, por ejemplo.

Es importante poner la cantidad justa. Si usamos demasiado la fricción disminuye y su efecto también y si usamos poco podemos dañar la piel ya que provoca tirantez y el raspado se frena con la piel seca.

La presión sobre la piel del rostro debe ser moderada y trabajar con movimientos suaves para relajar y suavizar las líneas de expresión formadas por la musculatura que expresa nuestras emociones.

Relajate con este ritual de belleza antes de ir a dormir. Una vez que lo pruebes... no habrá vuelta atrás.
Para que la piedra se deslice por el rostro hay que aplicarse antes un sérum o aceite como base.

Cómo hacer el masaje con gua sha:

La parte más alargada es el lateral. Los dos bordes redondeados son las esquinas. Con estos dos conceptos, este es el masaje clave para usarlo bien:

Poner el lateral del gua sha sobre el hombro, justo donde termina y donde comienza el cuello. Hacer raspados ascendentes hasta llegar a la base del cráneo. Una vez en el cráneo, apoyar el lateral del cuello en la zona plana del gua sha y hacer ligeros movimientos hacia la derecha e izquierda, repitiendo 5 veces por cada lado.

Con la esquina del gua sha ir a la línea de nacimiento del pelo, empezando desde el centro de la cabeza, como si fuéramos a peinarnos, trazando una línea recta hasta el final del cráneo. Una vez allí, apoyar la parte plana del gua sha y hacer suaves movimientos hacia la izquierda y la derecha 5 veces. Repetir esta serie y trazar tres líneas iguales hacia el lado derecho y hacia el lado izquierdo, repitiendo la misma acción.

Apoyar la barbilla en el lateral del gua sha, ponerlo de costado para que se apoye sobre el mentón. Realizar aquí movimientos ascendentes desde la barbilla hasta debajo de la oreja, trazando la línea del mentón. Levantar el gua sha y repetir la acción 5 veces por cada lado.

Estos tres movimientos conseguirán liberar la tensión acumulada en el rostro durante el día, mitigando así las líneas de expresión.

Atención: no aplicar el gua sha en una zona con golpes recientes, cortes, úlceras o heridas. Tampoco si estás embarazada, sobre edemas, trombos, con piel muy fina o débil, sobre lunares, si tenés problemas de coagulación o si tomás medicación anticoagulante.

Relajate con este ritual de belleza antes de ir a dormir. Una vez que lo pruebes... no habrá vuelta atrás.
La face gym ayuda a relajar los músculos faciales y a drenar líquidos.

Ritual para relajar la cara:

Nuestro rostro es el espejo de las emociones. Reflejan nuestro cansancio, estado de ánimo y estrés. Por eso, es muy importante y necesario entrenar los músculos de la cara para relajar y vernos frescas y bellas.

Unos pocos movimientos al día ayudarán a mantener una buena circulación de nutrientes y oxígeno y a su vez, eliminarán las tensiones de los músculos faciales. Paso a paso podemos realizar movimientos para descansar nuestro rostro.

A continuación, una rutina para relax facial que nos propone Lorena Erlijman:

Sobre la piel limpia colocar la crema o aceite facial que uses a diario.

Colocar las manos en posición de rezo. Recorrer los contornos de la mandíbula con movimientos ascendentes. Luego descender por los laterales del cuello hasta las clavículas. Repetir 3 veces.

Volver a colocar las manos en posición rezo enfrente de la cara pero colocar los dedos pulgares bajo el mentón (así trabaja la zona de la papada). Comenzar deslizando ambas manos en sentido contrario una de la otra hasta llegar hacia el cuero cabelludo. Primero trabajar tercio inferior y medio (3 repeticiones) y luego el movimiento recorre la frente y ojos (tercio superior).

Rutina detox:

Lorena Erlijman aconseja empezar con un cepillado en seco para estimular la eliminación de toxinas de la piel además de exfoliarla sin alterar el manto hidro lipídico. Utilizar un cepillo preferentemente de cerdas naturales.

Realizar una inmersión del rostro en agua con cubitos de hielo (podés agregar pepinos en ella). Resultado: una sensación vigorosamente revitalizante, activación de la circulación, drenaje de líquidos y cierre de los poros.

Finalmente, terminar la rutina con una crema que hidrate y rellene líneas de expresión, aplicada con suaves masajes.

Gua sha vs. rodillo:

Rodillo: Trabaja alisando la piel, activando la circulación y calentando la misma, ya que con la fricción genera un efecto electromagnético que hace que la sangre del rostro circule a mayor velocidad. Esto tiene beneficios respecto al drenaje y eliminación de toxinas.

Gua sha: El efecto lifting milenario utilizado en China realiza una acción tensora sobre la piel y la musculatura, reafirmándola. Además, tiene cualidades preventivas a largo plazo. Según los expertos, esta piedra debe recorrer el rostro en movimientos ascendentes y hacia una sola dirección, es decir, sin ir y venir, como se hace con el rodillo de jade. Esto es para no irritar la piel y para poder realizar acciones linfáticas en cada trayecto.

Relajate con este ritual de belleza antes de ir a dormir. Una vez que lo pruebes... no habrá vuelta atrás.
El objetivo siempre es masajear en contra del sentido de las arrugas, intentando plancharlas hacia la parte exterior y/o superior.

Tips para elegir un gua sha:

Para seleccionar una buena piedra gua sha, hay que tener en cuenta estos tips:

1. Que sea de jade: es lo ideal porque es la piedra usada por las emperatrices y emperadores desde el siglo VII para la belleza y cuidado de la piel por sus propiedades curativas. De hecho, al jade se lo conoce como la piedra de la mujer emprendedora.

2. Diferenciar para qué zona es: Los hay de formas distintas para tratar diferentes zonas del cuerpo. Las más comunes son las de forma de pez, pie de pato y rectangulares.

3. Lorena Erlijman ofrece dos tipos de gua sha en su cuenta de Instagram: la piedra therahertz y chi stone. "La piedra de terahertz está hecha de una variedad de minerales de energía natural y se dispara a alta temperatura", explica Lorena.

Chi Stone tiene dos versiones: cuarzo blanco afgano y bian stone. "Ambas cumplen la misma increíble función: tensan y drenan la piel a la vez que desbloquean la energía estancada dando lugar a flujo de nutrientes nuevos. Su diseño estudiado te dará los mejores resultados, tanto en tus rutinas diarias de Gua Sha como en el gabinete profesional", comenta Lorena. También podés conseguirlas en el Barrio Chino de Buenos Aires.

Relajate con este ritual de belleza antes de ir a dormir. Una vez que lo pruebes... no habrá vuelta atrás.

 

Fuente: Lorena Erlijman @chiloftbeaut

at Silvia Pardo

Galería de imágenes

Comentarios