sábado 12 de junio de 2021
MODA Y BELLEZA | 27-01-2021 00:25

Lolas y escote: Claves para una piel joven

Estas zonas suelen verse afectadas por la flaccidez y las estrías debido a que la piel allí es la más delicada del cuerpo. Además, es propensa a las manchas solares, por lo que hay que intensificar los cuidados en el verano. Conocé las mejores cremas y tratamientos para cuidarla y conservar su firmeza y sensualidad.

Cuando llega el verano comenzamos a usar vestidos con breteles finitos y trajes de baño que sacan a la luz lolas y escotes. Para lucirlos impecables y seductores debemos cuidar su piel todo el año ya que es más fina que la del resto del cuerpo. Debemos limpiarla e hidratarla, siguiendo una rutina de belleza, tal como hacemos con la piel del rostro.

La nutrición mediante cremas o emulsiones de buena calidad es fundamental para prevenir manchas y arrugas y que se la dermis se vea firme y tonificada.

Consejos importantes:

Hay que tener en cuenta que la piel del escote y de los senos necesita algunos requerimientos especiales. Tomá nota.

No a los pulidos: debemos evitar la zona del pecho cuando realizamos una exfoliación en el cuerpo con un guante de crin o con un producto exfoliante. Apenas podemos hacerlo, con mucha suavidad, en el escote sin llegar a los senos.

FPS 50: el protector solar que se aplica en la zona debe ser de índice 50 y renovarse cada dos horas o después de la inmersión en el agua.

Si hacemos dieta: redoblar la aplicación de crema hidratante para facilitar la elasticidad de la piel y evitar la formación de estrías. Las cremas untuosas a base de manteca de karité, por ejemplo, son muy eficaces.

Hacer ejercicios: para mejorar la postura de la espalda y fortalecer los músculos. Podemos ir al gimnasio, hacer yoga o realizarlos en casa.

Durante el embarazo: hidratar la piel y preparar los pezones para fortalecerlos en vistas de su próxima función de amamantar. Para ello, será conveniente consultar con el ginecólogo por la elección del tipo de producto.

Claves para una piel joven
Bajo el sol: La piel del escote es propensa a manchas solares, arrugas y flaccidez, así que debemos cuidarla con protección solar FPS 50, el cual debemos reaplicar cada dos horas. Al final de día, ponerse un buen postsolar.

Cómo aplicar la crema:

Mantener la hidratación de la piel del escote es lo más importante para retrasar lo máximo posible la aparición de las arrugas, pero además, debemos activar la producción de colágeno para dar mayor flexibilidad a esa zona. Para ello es fundamental dar un masaje cuando aplicamos las cremas. Seguí estos pasos:

Aplicar la crema con la mano derecha, desde el mentón hasta la oreja izquierda, rodeando la mandíbula.

Luego, bajar por el cuello suavemente para no mover demasiado los tejidos, bordear el hombro izquierdo y terminar de aplicar por ese lado del escote y de la lola. Luego, hacerlo de igual manera, pero en el lado derecho.

Claves para una piel joven
Prevención: Para evitar las estrías en el pecho, es clave aplicarse cremas con ingredientes que ayuden a la formación de colágeno.

La postura corporal:

Es esencial en nuestra imagen estética corporal. Y las lolas tienen mucho que ver. Por ejemplo, hay situaciones como la hipertrofia de las mamas (cuando son muy grandes) en las cuales el peso en sí mismo inclina el cuerpo hacia delante.

En esos casos se debe trabajar la musculatura de la espalda para que sea un buen sostén o se puede realizar una intervención estética para reducirlas. Las adolescentes suelen adoptar una postura de vergüenza y timidez, con el cuerpo inclinado hacia adelante, para ocultar el tamaño aumentado de las mamas. En esos casos las madres deben estar atentas a esas malas posiciones, que pueden generar problemas posturales en el futuro.

Para mejorar la consistencia de las mamas, que estrictamente depende de una condición genética, es fundamental, además de una dieta sana, y la realización de actividad física, evitar el aumento y descenso de peso brusco, ya que esto provoca estrías y alteraciones en la forma y posición de las mismas.

El tema estrías:

Son marcas de estiramiento de la piel que lucen similares a las cicatrices y pueden ser de dos tipos:

Rojas: existe la posibilidad de eliminarlas ya que cuando tienen esta apariencia es debido a que acaban de aparecer en la piel, y se encuentran en lo que se conoce como fase de cicatrización.

Blancas: prácticamente son imposibles de eliminar ya que están consideradas como una cicatriz cutánea.

Tratamientos antiestrías:

En general, suelen producirse por las variaciones de peso o durante el embarazo. Tanto para prevenirlas como para atenuarlas, en los senos y otras partes del cuerpo, las recomendacionnes son:

Aplicar cremas y lociones hidratantes a diario: las que tienen en sus componentes vitamina E, colágeno, ácido hialurónico son muy efectivas a la hora de atenuar las estrías en el cuerpo. Sin embargo, hay quienes prefieren los productos naturales ricos en ácidos grasos, antioxidantes y nutrientes varios, como el aceite de almendras, coco o aguacate, la manteca de karité, la cera de abejas, entre otros.

Más cuidados en el embarazo: el uso de cremas nutritivas especiales para esta etapa resulta muy beneficioso, en especial, en el segundo trimestre, momento cuando la piel tiende a estirarse más, de modo que las fibras tienen mayor riesgo de perder su elasticidad, romperse y formar estrías en los senos y otras partes del cuerpo.

Tratamiento reafirmante corporal: a través de tratamientos revitalizantes, dermotensores, antiflacidez y regeneradores de colágeno combinados con mesoterapia y aparatología, se combaten las estrías y se reafirma la piel para obtener resultados naturales.

Láser: es un procedimiento pensado para las estrías especialmente las de color blanco, esta técnica actúa en las capas más profundas de la piel.También es útil para atenuar las pecas ya que estimula el colágeno y la oxigenación de la piel, logrando un notable aspecto de rejuvenecimiento.

Claves para una piel joven

Cómo elegir el corpiño deportivo:

Debe sujetar bien el pecho y que no entorpezca los movimientos.

Con espalda cruzada: da mucha libertad de movimiento, ideal para corredoras.

El tipo de sujeción puede ser de dos formas distintas, por compresión y por recogimiento. El perfecto, es el que combina ambos tipos. El primero es mejor para pechos pequeños, mientras que el segundo es más adecuado para pechos más grandes.

El elástico inferior debe ajustar lo suficiente pero sin llegar a apretar.

Las tiras deberán ser más anchas conforme sea el tamaño del pecho, ya que a mayor superficie más se repartirá el peso y más cómodo resultará.

Aros metálicos: no deben usarse para deportes ya que por la fricción pueden dañar.

 

at Silvia Pardo

Galería de imágenes

Comentarios