lunes 8 de marzo de 2021
MODA Y BELLEZA | 20-01-2021 01:36

Depilación, pros y contras de cada método

Cada mujer es libre de depilarse o no y de elegir el método que le resulte más simple, rápido y práctico. Hoy en día, existe un abanico de opciones y técnicas, desde más caseras a de gabinete, que se adaptan a las necesidades de cada una. Recomendaciones para librarse del vello y seguir disfrutando de una piel saludable.

Muchas mujeres recurren a los métodos para hacer en casa y otras, a la depilación definitiva. Cada una elige lo que más la conforma, de acuerdo a su tiempo y posibilidades.

Atención: Esta foto es a modo ilustrativo porque el hielo jamás se aplica directamente sobre la piel, sino envuelto en un paño para evitar quemaduras.
Leé también
La terapia del hielo

Según un estudio realizado por Philips junto a Nielsen Argentina, el 63 % de las mujeres deciden depilarse en casa. Ese mismo estudio, realizado con 401 mujeres, demostró que el 88 % decide remover el vello como parte de su rutina, aunque no haya una ocasión especial y lo que más se busca en los diferentes métodos son los resultados prolongados, que no irriten, la falta de dolor y la rapidez. A continuación, te presentamos las alternativas, con sus puntos a favor y en contra, para elegir la mejor.

Máquina de afeitar:

Es uno de los métodos de depilación caseros más populares, porque es rápido, e indoloro. La maquinita de afeitar es ideal para sacarte de un apuro cuando no tenés tiempo de depilarte.

Pros:

Rápida

Fácil de usar

Contras:

El vello vuelve a crecer al cabo de un par de días.

Puede irritar la piel y producir pelos encarnados. Si afeitarte es tu opción preferida, te recomendamos mantener la piel siempre hidratada y exfoliada. Afeitate en la ducha con jabón y usá máquinas nuevas y de buena calidad para evitar cortes. También podés usar afeitadoras eléctricas que no irritan la piel y no corres el riesgo de cortarte.

Depilación Pros y contras de cada método
La máquina de afeitar es uno de los métodos de depilación caseros más populares.

Cera:

Es uno de los métodos para depilarse más utilizados y versátiles, ya que es efectivo en la mayoría del cuerpo: desde el rostro hasta los pies, la cera remueve el vello desde la raíz por hasta tres semanas aproximadamente.

Existen diferentes métodos de depilación con cera, como la cera fría en bandas, aunque la más usual es la cera caliente.

El 76 % de las mujeres lo eligen por la duración de sus resultados.

Pros:

Ofrece resultados duraderos para la mayoría de las zonas del cuerpo.

Es un método económico, si te depilás vos misma.

El uso prolongado debilita el crecimiento del vello.

Contras:

Es dolorosa.

No es ideal para piel sensible, ya que tiende a generar irritación.

Los descuidos con la temperatura pueden causar quemaduras.

Requiere de bastante tiempo.

Puede generar lesiones, dando lugar a arañitas y varices.

A largo plazo, puede afectar la firmeza de la piel.

Depilación Pros y contras de cada método
La cera caliente mediante el calor que desprende, consigue abrir los poros, de forma que el vello puede extraerse con más facilidad. Además, logra una gran adhesión, por lo que es capaz de eliminar hasta el vello más corto.

Depiladora eléctrica:

Es una alternativa ideal para quienes quieren métodos de depilación que remuevan el vello desde la raíz. Si tenés la piel bien preparada y usás la depiladora adecuada, este método puede ser muy efectivo, cómodo e indoloro.

Pros:

No lastima la piel.

Si es inalámbrica, se puede usar tanto en la piel seca como en la húmeda e incluso bajo la ducha.

La piel se mantiene libre de vello por hasta 4 semanas.

El uso prolongado debilita el crecimiento del vello, haciendo la depilación cada vez más esporádica.

Contras:

Puede causar algunas molestias, aunque no al nivel de los tirones de la cera.

La depilación definitiva:

Consiste en destruir mediante calor las raíces de los pelos para que estos no vuelvan a crecer.

Existen dos sistemas: uno por luz pulsada y el otro a través de láser. Lo más moderno es el láser -de diodo o de alexandrita- un método más efectivo, ya que permite llegar a temperaturas más altas para tratar los folículos pilosos, que es donde se encuentran las raíces de los vellos.

En una primera consulta se analiza el fototipo de la piel, el color y grosor del pelo y la presencia o no de alteraciones hormonales, entre otros factores. Ahí se define la cantidad de sesiones (según la edad, sexo, metabolismo y zona a depilar), los intervalos entre sesión y sesión y los cuidados posteriores.

Por eso es importante recurrir a centros que cuenten con un respaldo médico -manejados por dermatólogos o cirujanos plásticos- y que todos sus equipos estén aprobados por la ANMAT (Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica) para evitar el riesgo de infecciones, manchas en la piel, cicatrices y quemaduras, y asegurarse el control adecuado y la eficacia del tratamiento.

Pros:

No invasiva.

Resultados duraderos.

El láser ayuda a mejorar la textura y la elasticidad de la piel ya que activa el colágeno y la elastina brindando mayor suavidad.

Soluciona problemas de piel como foliculitis y vello encarnado en cualquier zona.

Contras:

No te podés exponer al sol durante el tratamiento.

La sensación que produce el láser es similar a un hormigueo, un pinchazo o un pequeño pellizco.

Aunque se la conoce como definitiva, es importante aclarar que se trata de una depilación prolongada. Una vez terminado el tratamiento, serán necesarias sesiones adicionales de mantenimiento cada tres meses al comienzo y luego cada uno o dos años ya que, aunque en forma esporádica, siempre aparecerán nuevos vellos.

Depilación Pros y contras de cada método

Si te depilás con cera:

Para realizar una buena depilación se debe tener en cuenta la óptima condición de la cera y su temperatura, como así también la dirección del vello y la textura de la piel.

Consejos:

Para obtener mejores resultados, 4 o 5 días antes de depilarte, hacete una exfoliación.

La piel debe estar bien limpia y seca.

No es recomendable depilarse después de haberse expuesto al sol.

Para la piel sensible, lo ideal es depilarse con cera de aloe vera, que tiene un bajo punto de fusión y permite una depilación más suave.

Si lo hacés en forma regular, el pelo se debilita y disminuye con el paso del tiempo.

Es recomendable depilarse con una frecuencia de 15 a 20 días. 

La depilación con cera requiere una técnica que debe ser aprendida para evitar que se lesione la piel o para que algún pelo crezca hacia dentro y produzca una infección.

Una buena hidratación es esencial luego de la depilación para que la piel se recupere.

Depilación Pros y contras de cada método
Seguridad: Para realizar la depilación definitiva es importante concurrir a centros de confianza, que cuenten con respaldo médico.

Antes de la definitiva...

No tomar sol los tres días previos y tres días después en la zona depilada.

Tampoco usar autobronceantes. Utilizar siempre protector solar de más de 20 a 25 FTP, durante los siguientes 7 días de cada tratamiento.

Rasurarse la zona a depilar 3 o 4 días antes de la sesión.

No utilizar cera depilatoria ni decolorantes.

Abstenerse del tratamiento en caso de embarazo o lactancia.

Si se padece herpes, avisar al médico u también en caso de tener un trastorno varicoso avanzado.

En caso de foliculitis deberá usarse una crema con un antibiótico después de depilarse, consultar al médico. Si se está realizando un tratamiento con ácido retinoico, o exfoliación, avisar al especialista. 

at Silvia Pardo

Galería de imágenes

Comentarios