sábado 23 de enero de 2021
MODA Y BELLEZA | 18-12-2020 07:55

¡¿Qué me pongo para las fiestas?!

Se acercan Navidad y Año Nuevo y esta pregunta siempre surge... Aquí, ideas para varias propuestas de estilo diferentes. Y vos, ¿con cuál te identificás?.

El 2020 no nos permitió lucirnos y necesitamos urgente una buena excusa para ponernos todo lo que queremos ponernos y las fiestas lo son. Los paillettes y los rasos dejaron de ser “de gala” y sirven para jugar con el brillo y el glamour al máximo. Podemos combinarlos entre sí pero también contrastarlos con prendas más urbanas. Un top de lentejuelas, por ejemplo, puede llevarse tanto con una falda midi de raso como con un jean gastado dependiendo del look que buscamos.

¿Un tip para considerar? El brillo siempre es el foco de atención, usémoslo sobre esa zona de nuestro cuerpo que nos interesa resaltar.

La más angelical:

El blanco transmite pureza, luz, inocencia y paz. Es uno de los colores más usados para las fiestas -sobre todo para la celebración de Fin de Año- y esta temporada inundó las pasarelas y las vidrieras en su versión total white. Un solero de encaje o un vestido camisero son clásicos de todas las temporadas que nunca redundarán en nuestro vestidor y que usaremos el resto del año. Para la noche del 31, sumémosle accesorios importantes con un toque de brillo como collares, grandes aros o hebillas de metal plateado o dorado y un maquillaje sin estridencias.

¡¿Qué me pongo para las fiestas?!

Sexy pero no tanto:

Para las que pensaron en un conjunto más seductor y a la vez acorde a un encuentro familiar, las marcas presentan variadas propuestas para todas las edades. Una blusa con transparencia puede escaparse de su modo de uso tradicional y llevarse abierta sobre un top, bandó o corpiño de traje de baño. Si se trata de un blusón, las más jóvenes lo combinarán con un minishort o un bombachón. Los grandes tajos también son tendencia, tanto en faldas midi o largas como en pantalones sueltos y son perfectos para sugerir sin mostrar. Los escotes jamás pasarán de moda. Si elegimos uno muy profundo podemos llevar un corpiño liso debajo y convertirlo en apto para todo público. ¿Una idea para las que sienten que perdieron tonicidad en el flanco de sus brazos? Lucir blusas o vestidos off shoulders con algo de manga.

Cómoda y divertida:

A partir de la cuarentena los pijamas se convirtieron en piezas fundamentales de nuestro vestidor y decidieron salir a la calle. Son frescos, sueltos y versátiles y llegaron para quedarse entre nosotras por lo menos un tiempo más. Si se trata de una reunión íntima y en familia y buscamos un outfit confortable, pueden ser la elección perfecta. De pantalón largo o short, lisos o estampados, los combinamos con una musculosa, un top o una camisa anudada en la cintura. Un look canchero que cerramos con chatitas ¡y por qué no con sandalias de taco aguja!

El clásico que no falla:

¿Se te fue la hora? ¡Ningún problema! saquemos un clásico, una de esas prendas lisas y atemporales que atesoramos porque le van perfecto a nuestra tipología de cuerpo, colorimetría y estilo personal y agiornémoslo con un accesorio llamativo, un supercollar, un chal de seda o unas maravillosas sandalias metalizadas.

 

KIKI FERNÁNDEZ

Asesora de imagen personal, profesional y corporativa

@kikifernandezimagen

at Redacción Mía

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios