miércoles 21 de abril de 2021
MODA Y BELLEZA | 04-12-2020 08:38

Cejas de impacto y en primer plano

Lily Collins, Jennifer López y Cara Delevingne son algunas de las famosas que tienen las cejas más admiradas. Curvas, alargadas o arqueadas, cada una imprime un carácter único.

Las cejas son el auténtico marco del rostro y las principales responsables de la expresión. Además, tienen el poder de crear efectos ópticos en nuestro cara, ya que pueden endurecer la mirada, suavizar la expresión, dar juventud o sofisticación. De allí, la importancia de cuidarlas y mantenerlas en perfecto estado siempre.

La forma de las cejas:

Es posible rediseñar la forma de las cejas, teniendo en cuenta el contorno de los ojos y de la cara.

Cejas de impacto y en primer plano
Peinalas a diario para activar la circulación y estimular su brillo.

Consejos:

Recordar que unas cejas arqueadas generalmente hacen lucir las características del rostro mejor definidas y acentuadas, mientras que unas redondeadas dan un look más suave e inocente. 

Los rostros ovalados pueden llevar cualquier forma de cejas, pero las redondeadas lucen muy bien. Los redondos, en cambio, necesitan ser afinados y por eso las cejas arqueadas son la mejor elección.

Las cejas redondeadas y triangulares suaves son las indicadas para rostros cuadrados y rectangulares, ya que consiguen romper con la monotonía de los rasgos faciales.

Si además tu rostro tiene alguna otra particularidad, como tener los ojos muy juntos, es importante dejar una mayor separación en la zona del nacimiento.

En rostros pequeños, las cejas poco pobladas y finas son ideales para realzar la mirada, al igual que si se tiene un flequillo abundante.

Cejas de impacto y en primer plano
Las cejas han evolucionado: desde la depilación extrema de los años 80 y 90 hasta las cejas grandes y contundentes de hoy

Definir el tamaño y el grosor:

La regla básica para el depilado es 3/4 ascendente y 1/4 descendente. 

Un buen truco para no equivocarse es utilizar un lápiz. Primero, colocalo verticalmente en línea donde tu nariz termina y donde comienzan tus ojos. La base de las cejas debe comenzar en ese punto.

Luego mantener el lápiz junto a la nariz pero desplazar el extremo superior hasta donde termina el ojo: es ahí donde la ceja debe terminar. La parte más alta de la línea debe ubicarse en el punto en el que el lápiz cruza el iris.

El grosor de las cejas será cuestión de gusto personal. Si tenés dudas, lo mejor es acudir a una esteticista. Después, será más fácil hacer el mantenimiento.

Hay cosméticos para su cuidado, que aportan suavidad, controlan los pelos rebeldes y ayudan a fortalecer, por ejemplo el gel. Lo ideal es cepillar la ceja hacia arriba y con el gel, posicionarlas para que se fijen durante el día y se pueda crear el efecto de abundancia y definición.

Alternativas para depilar:

Pinzas: es el método más utilizado por las especialistas. Puede retocarse fácilmente en casa, una vez que el diseño de la ceja está logrado y definido. 

Cera: popular y efectiva. No se recomienda para pieles sensibles o flácidas.

Trucos para la depilación casera:

Con una pinza de depilar comenzá a darle la forma deseada a tus cejas. Para conseguir un mejor resultado, también podés recurrir a las pinzas con luz. Al estar equipadas con una pequeña lámpara led, permiten divisar hasta los vellos más finos, ofreciendo mayor precisión y comodidad.

Recortá los vellos demasiado largos que invaden el párpado superior (inmóvil). Nunca los arranques, ya que pueden quedar “huecos” en la ceja.

Si luego de la depilación, la zona queda irritada o con rojeces, aplicá hielo para descongestionar tu piel.

Si tenés cejas raras maquillalas así: cepillalas hacia abajo. Luego rellená los espacios vacíos usando un lápiz o aplicando sombra para ojos con un pincel angosto. En ambos casos, lo importante es que la tonalidad sea similar a la de tu pelo. Por último, cepillá en la dirección natural de los pelitos.

at Silvia Pardo

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios