sábado 23 de enero de 2021
MODA Y BELLEZA | 27-11-2020 08:43

Cuidados especiales para tus zonas olvidadas

Les ponemos crema rápidamente, si lo hacemos... Sin embargo, estas áreas necesitan también de nuestros rituales de belleza, para mantener su piel tersa y saludable.

Existen algunas partes de nuestro cuerpo que solemos dejar un poco de lado en los cuidados estéticos. Sin embargo, ellas también precisan de nuestra atención. Se trata de las rodillas, los talones y los codos.

Estas partes del cuerpo suelen sentirse más ásperas que las demás. Esto se debe a que la piel que las compone es mucho más gruesa que el resto y al ser puntos de apoyo tienen un mayor desgaste.

Por ejemplo, las rodillas se afectan al apoyarnos sobre ellas durante el ejercicio físico o al realizar las tareas del hogar.

Cuidados especiales para rodillas, codos, talones y axilas
Humectar la piel todos los días, preferentemente después del baño, cuando se maximiza la absorción.

Con los talones ocurre algo similar: los roces que se producen al caminar o que ocasionan los zapatos muchas veces deterioran su aspecto. Sobre todo si los calzados no son adecuados o el formato es estrecho. En este caso la piel se engrosará, se desgastará e incluso podrían aparecer los antiestéticos callos.

Es el problema de la mayoría de las mujeres, sobre todo las que usan zapatos con tacos altos y hormas estrechas. Sin embargo, estas zonas merecen nuestro cariño también. Prestá atención a los cuidados que precisan para lucir perfectas.

Cómo protegerlas:

Realizar una exfoliación en talones, codos y rodillas una vez por semana. Se puede utilizar crema con sílice y aplicarla, en forma circular, con guante de crino esponja vegetal.

No exponerse al sol sin la debida protección. Reseca la piel y favorece la formación de callos.  

Concurrir al podólogo una vez al mes, por lo menos, para realizar el tratamiento de las durezas.

Usar rodilleras en los deportes que las requieran para proteger las rodillas y evitar lesiones y fricciones.

Cuidados especiales para rodillas, codos, talones y axilas
La exfoliación una vez por semana y la hidratación frecuente devolverán la suavidad a estas zonas.

Rutina de belleza:

Durante el baño utilizar esponja que raspe en forma suave para eliminar las células muertas acumuladas, insistir también en la zona de los tobillos.

Humectar la piel todos los días, preferentemente después del baño, cuando se maximiza la absorción. También aprovechar las horas de la noche para colocar el producto. Se puede adicionar algún aceite nutritivo.

Si se está en la playa, caminar por la arena, es un buen tratamiento para limar las asperezas de los talones.

Beber por lo menos 2 litros de agua diarios, para que la piel se hidrate.

Si existe mucha dureza se puede tomar un baño de inmersión y utilizar piedra pómez en forma muy suave y en una única dirección. Esto contribuirá a disminuir el engrosamiento de la piel, suavizar callosidades y rugosidades.

Incluir en la dieta alimentos ricos en vitamina A, E y C. Se recomiendan para tener una piel sana y rejuvenecida.

Los componentes de las cremas:

Existe una gran variedad de principios activos que están incluidos en las cremas y que son muy adecuados para aplicar en estas zonas. Estos son algunos de los más efectivos para devolver la suavidad.

Ácido hialurónico: tiene la propiedad de retener gran cantidad de agua por lo que por lo que resulta muy útil a la hora de hidratar. Es por eso que se emplea para hidratación de la epidermis ya que reconstituye las fibras que sostienen los tejidos de la piel.

Aloe vera: es un importante regenerador, cicatrizante y tonificador de alta penetración.

Ginseng: contiene polisacáridos, vitaminas D y B, proteínas, aminoácidos y oligoelementos. Tiene una rápida y eficaz penetración en las capas inferiores de la piel. Es excelente como antienvejecimiento. Estudios demostraron su efectividad en la reducción de la sequedad y arrugas en la piel.

Urea: es un compuesto químico cristalino e incoloro, humecta instantáneamente y reconforta la piel seca a muy seca, dejándola suave y elástica.

Aceite de macadamia: Hidrata profundamente la piel.

Cuidados especiales para rodillas, codos, talones y axilas
Axilas bien claritas y suaves

Axilas perfectas:

Exfoliación: se aconseja efectuar una exfoliación semanal del área para eliminar las células muertas, toxinas, bacterias y partículas del ambiente. Esto favorece la recuperación de los tejidos. El procedimiento puede realizarse con una crema exfoliante o simplemente con jabón y toalla (ya que esta raspa en forma suave) o con un guante de crin o esponja vegetal. El jabón blanco de avena es recomendable porque no provoca irritación.

Hidratación: aplicar abundante crema humectante varias veces al día. Son ideales las que contienen lactato de amonio, lanolina, ácido hialurónico y urea.

Protección solar: si se va a estar en el sol, aplicar filtro solar 50+ por lo menos, media hora antes de exponerse a la radiación solar y reponerlo cada dos horas, especialmente cuando la piel tiene una tendencia a mancharse. Es importante que tenga protección UVA y UVB.

Consulta médica: si existe irritación, dolor, olor, ardor o mucha picazón es posible que exista una infección bacterial o una reacción alérgica. Concurrí al médico.

 

at Redacción Mía

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios