lunes 20 de septiembre de 2021
MODA Y BELLEZA | 04-03-2021 16:39

La terapia del hielo

Gracias a sus múltiples beneficios, el frío es uno de los aliados más efectivos (y accesibles) para rejuvenecer la piel, tratar lesiones deportivas, aliviar dolores y mucho más. Descubrí todos sus efectos y aprendé a aprovecharlos.

Desde siempre, el ser humano acudió al hielo por sus buenos efectos terapéuticos. Los primeros en utilizarlo fueron los egipcios, hace 2500 años como un analgésico para todo tipo de dolores. Lo cierto es que es un elemento terapéutico fundamental para tratar diversas patologías como esguinces, contracturas, desgarros musculares y procesos inflamatorios. También es un aliado para lograr una piel fresca, joven y luminosa y tratar la celulitis.

Crioterapia es el nombre de la técnica de aplicación de frío en el cuerpo con fines curativos para tratar distintas dolencias, desde la reabsorción de edemas, hematomas, disminuir la inflamación hasta el dolor en músculos y tendinitis.

La terapia del hielo
El Hielo: como analgésico Es muy efectivo cuando se ha sufrido una lesión como una torcedura o esguince, controlando la inflamación y el dolor.

Sus buenos efectos:

Podemos aplicar frío a muchos tejidos: piel, músculos, tendones, ligamentos, huesos e incluso nervios. La aplicación de hielo produce distintos efectos fisiológicos sobre el organismo que facilitan el proceso de recuperación tras una lesión:

• Vasoconstricción sanguínea: disminuye el flujo de la sangre en la zona afectada y evita el sangrado y las hemorragias.

• Disminución del edema y la inflamación.

Desinflamación en una lesión: se obtiene como resultado de la vasoconstricción.

Disminución del dolor: la acción prolongada del frío produce una suerte de anestesia

El hielo en la belleza:

Es el tratamiento más accesible y efectivo contra el envejecimiento prematuro. El hielo es ideal para hidratar, tonificar y evitar la aparición temprana de arrugas, sin importar la edad o tipo de piel que se tenga.

Celebridades como Lady Gaga, Madonna y Drew Barrymore, entre otras, por ejemplo, combaten el acné y las líneas de expresión aplicándose cubitos de hielo sobre el rostro, siempre envueltos en un paño.

El truco está en ser constante y usarlos según sea la necesidad: estimular la circulación sanguínea, cerrar los poros abiertos, prevenir los puntos negros, desinflamar los párpados hinchados, combatir las ojeras, tonificar y refrescar la piel, sin efectos secundarios.

El tratamiento facial con cubos de hielo es beneficioso para combatir las inflamaciones ocasionadas por el acné o las espinillas. Como uso diario, se puede enjuagar el rostro con unos cuantos cubos de hielo por las mañanas y antes de acostarse para así controlar la aparición de espinillas posteriores.

Por otro lado, el hielo ayuda a mejorar la circulación sanguínea. Aplicarlo sobre la cara, oxigenará más el rostro provocando una apariencia más fresca. Las bolsas de los ojos también disminuyen, considerablemente, con este tratamiento facial casero. Recordar que el hielo es un hidratante para la piel de origen natural.

La terapia del hielo
Tiempo: Si debemos poner frío en una lesión, hay que hacerlo durante 10 a 20 minutos, no más, para evitar otros efectos indeseados.

Ritual de belleza:

Este tratamiento facial debe realizarse antes de maquillarse, tanto en las mañanas como en las noches. Para completarlo, aplicar un tónico, crema facial hidratante y un protector solar. Estos son los pasos:

1. Limpiar a profundidad el rostro.

2. Envolver los cubos de hielo en una tela limpia para no aplicarlo directamente sobre el rostro, ya que podríamos sufrir alguna quemadura. Se puede utilizar en la piel sensible.

3. El hielo debe aplicarse con un masaje sobre el rostro durante uno o dos minutos, con movimientos circulares en la mandíbula, barbilla, las mejillas, en el área de la nariz, los ojos y la frente.

4. Si la piel tiene acné, aplicar el tratamiento antiacné después del hielo, a manera de sello final. También se le puede sumar una dosis de limón, té verde, agua de rosas, agua de pepino o té de manzanilla para obtener mayores beneficios.

Los cubos de hielo sobre el rostro deben aplicarse no más de 15 minutos, y si se agrega limón, por ejemplo, es bueno lavar la cara después, ya que la exposición al sol podría manchar la piel, que es justamente lo que queremos combatir.

También se puede hacer un tratamiento exprés, con solo sumergir el rostro en agua helada, con pequeños cubos de hielo en ella, en vez de hacer un masaje. Quedará radiante.

La terapia del hielo
El hielo es un hidratante natural. Se le puede sumar limón, té verde, rosas o manzanilla.

Criolipólisis: el frío en gabinete

Es un procedimiento no invasivo para la eliminación de grasa corporal mediante la aplicación de frío controlado con una suave presión, enfriando y congelando los adipocitos (células grasas).

Es un tratamiento seguro y efectivo que congela la grasa localizada y la elimina de forma permanente. Dispone de diferentes aplicadores creados para adaptarse a todas las zonas corporales permitiendo realizar una remodelación completa de la figura. Su tecnología esta diseñada para tratar las zonas donde la grasa de acumula y es difícil eliminarla: abdomen, flancos, pantalón de montar, muslos, subglúteos, brazos y papada.

Cómo aplicarlo de forma correcta:

Si hablamos de la aplicación de hielo ante lesiones deportivas, los mejores resultados se obtienen dentro de las primeras 48 horas de sucedidas la lesión.

El frío se puede aplicar según distintas opciones: pack de gel frío, compresas frías, bolsa de hielo, sprays de frío, paños húmedos refrigerados, geles fríos, baños de agua fría, criomasaje. 

Al aplicar frío en una lesión, hacerlo durante 10 a 20 minutos, no más, ya que, pasado este tiempo, el frío produce un efecto similar al calor y provoca vasodilatación, lo que justamente no va a favorecer la evolución de algunas patologías.

Una buena opción es usar el pack de gel en frío ya que se adapta con mayor facilidad a la anatomía del cuerpo humano.

También es importante asegurarse de no sufrir hipersensibilidad al frío. En personas alérgicas al frío, el enfriamiento puede producir urticaria, dolor articular, retardo del proceso de curación, gota o problemas circulatorios.

Primeros auxilios:

Cuando sufrimos una lesión, la primera medida que aconsejan los kinesiólogos es aplicar el método R.I.C.E. para aliviar el dolor, reducir la inflamación y acelerar la curación.

R.I.C.E. es una sigla en inglés y significa:

• R: Reposo

• I: Hielo

• C: Compresión

• E: Elevación

Estos son los cuatro pasos que debemos seguir ante una lesión.

Reposo: debemos descansar para lograr una recuperación. Suspender las actividades deportivas.

Hielo: aplicarlo en la zona lesionada. Dejar actuar unos 15 a 20 minutos, y repetir una vez por hora. Si es en el pie, se puede poner cubitos de hielo en un balde con agua y sumergirlo dentro.

Compresión: el objetivo es disminuir la irrigación de sangre en la zona lesionada. Se puede lograr mediante un vendaje, pero sin ajustarlo mucho para no bloquear la circulación de la sangre.

Elevación del miembro lesionado: reduce la presión arterial en la zona y alivia las molestias.

Los 17 beneficios del frío:

Aplicar frío con el hielo brinda muy buenos efectos: desde la piel, en cara y cuerpo, hasta músculos, tendones y huesos se ven favorecidos por sus beneficios. Aquí te los enunciamos:

1. Analgésico.

2. Antifebril.

3. Antiinflamatorio.

4.Tiene acción miorrelajante.

5. Favorece la circulación sanguínea.

6. Beneficia la movilidad articular.

7. Atenúa la formación de celulitis.

8. Aumenta la oxigenación de la piel.

9. Combate el dolor en algunos casos de artritis.

10. Ayuda a reducir la inflamación en los hematomas.

11. Favorece el drenaje linfático.

12. Es útil en dolores de cabeza.

13. Tonifica la piel y evita la aparición de líneas de expresión

14. Desinflama los párpados

15. Combate las ojeras

16. Previene el acné

17. Cierra los poros para proseguir con el maquillaje.

at Silvia Pardo

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios