jueves 29 de julio de 2021
MODA Y BELLEZA | 14-07-2021 08:57

Con makeup y en gabinete: El arte del contouring

Se trata de una técnica que permite esculpir o estilizar los rasgos faciales utilizando maquillaje. Pero también se puede hacer en gabinete y en ese caso se llama "médico estético". Descubrí estos nuevos recursos para resaltar lo mejor de tu rostro.

El contouring se hizo conocido por un posteo en Instagram de Kim Kardashian. En una foto mostraba cómo su maquillador preparaba y definía su rostro. Desde entonces, es más habitual ver este tipo de maquillaje en las famosas y también en quienes se animan a utilizarlo. Esta técnica permite ocultar de forma más fácil las imperfecciones, potenciar otras zonas del rostro e incluso cambiar las facciones. Esto se logra a tráves de la magia del maquillaje.

Cómo se aplica la técnica:

Para realizar el contouring se emplea un iluminador y polvos oscuros. En maquillaje se utilizan los tonos claros y oscuros para modificar visualmente la volumetría del rostro y así modificar, suavizar y equilibrar sus proporciones.

Los tonos claros agrandan, resaltan, traen hacia adelante, destacan. Se tiende a iluminar el centro del rostro en aquellas zonas turgentes, que sobresalen, tales como frente, lagrimal, centro de la nariz, pómulos, arco de cupido y mentón generando un triángulo invertido de luz. Para lograr esos efectos se usan iluminadores, correctores, polvos y bases claros.

Los tonos oscuros achican, retraen, disimulan. Se oscurece todo el contorno del rostro enfatizando las zonas de luz del centro, lo que otorga dimensión a un rostro que quedó plano luego de colocar la base y emparejar todas sus tonalidades. Productos para realizarlo: polvos bronceantes, rubores, correctores y bases oscuros.

El primer punto es elegir colores de productos que no sean muy contrastantes para el color de base. Lo ideal es que se utilicen dos tonos más claros y dos más oscuros que la piel. Esto dará un aspecto más natural.

El contouring es una técnica para esculpir el rostro. El secreto para lograrlo está en marcar los puntos de luces y sombras.

Paso a paso:

1. Aplicá con una brocha el tonalizador o sombra debajo de los pómulos hacia la zona de la oreja, debajo de la boca, en la parte alta de la frente (justo donde empieza el cabello) y en la sien. Con una brocha más pequeña marcá los laterales, las punta de la nariz y el párpado móvil.

2. Colocá el iluminador en el tabique de la nariz hasta la frente (justo en el centro), en el párpado fijo, en los pómulos, encima del labio superior y en la barbilla.

3. Esparcí bien el iluminador, de manera que quede fundido en la piel.

4. Difuminá el tono oscuro realizando círculos para darle un efecto natural.

5. Para conseguir una mayor duración y darle una buena terminación al maquillaje, aplicá polvo compacto.

6. Como último paso, aplicá rubor en las mejillas y maquillar los labios.

Efectos y trucos:

Si se realiza un buen contorneado, una cara muy ancha podrá parecer más fina y hacer que los pómulos se destaquen más.

Las zonas donde se debe aplicar el tono oscuro siempre son aquellas que están más hundidas en el rostro, como la parte baja del pómulo, la línea de la mandíbula o las sienes. En cambio, se le proporcionará una base de luminosidad a las zonas que sobresalen más, como el hueso del pómulo o el puente de la nariz, por ejemplo.

Por otro lado, hay que tener especial cuidado de no aplicar el iluminador sobre la zona del párpado inferior cuando se está iluminando los pómulos. Otras zonas donde se puede dar luz son el hueso de la ceja.

Cabe señalar que el contouring busca resaltar unos rasgos sobre otros. Así, un truco para la zona del pómulo es utilizar los dedos para encontrar la zona más hundida. Una vez localizada, se empleará una brocha con la que se marcará una línea ascendente desde el nacimiento de pelo hacia la sien.

Para finalizar con esta definición de rostro se aplica el rubor. A la hora de colocarlo, esparcirlo en la parte más saliente del pómulo. Para localizar más fácilmente el lugar exacto de aplicación, solo hará falta sonreír levemente. Y será en esa zona más prominente donde se utiliza un poco de colorete, de forma muy ligera.

Hay que recordar que un buen maquillaje es aquel que se muestra lo más natural posible. Es decir, hay que difuminar muy bien los tonos con las brochas para evitar esas marcas y líneas que hacen que el maquillaje parezca descuidado. Por eso, antes de lanzarse a utilizar este tipo de maquillaje, es recomendable realizar pruebas previamente.

El contouring es una técnica para esculpir el rostro. El secreto para lograrlo está en marcar los puntos de luces y sombras.
Tratamientos: Los principales beneficios son la naturalidad de los resultados, la durabilidad en el tiempo y no tener efectos adversos o secundarios", afirma la doctora Bogado.

El contouring médico estético:

La Dra. Fabiana Zelaya, médica cirujana, MN 93861, directora médica de Zelaya Beauty explica que "el contouring médico es un conjunto de técnicas y procedimientos que se aplican para tratar simetrías, resaltar algunos rasgos y tratar aquellas zonas donde se nota el envejecimiento facial por cambios estructurales, debido a la reabsorción de la masa ósea, pérdida de los compartimientos de grasa, aumento de la fuerza muscular de la mímica, pérdida de elasticidad de la piel, como también la flacidez de los tejidos, las manchas producidas por exceso de sol, y las lesiones vasculares", explica la especialista.

"Para esta técnica se utiliza la aplicación de ácido hialurónico, toxina botulínica, hidroxiapatita de calcio que es un potente estimulador del colágeno, hilos de tracción para reposicionar los tejidos, los diferentes láser y energías térmicas como radiofrecuencia, siempre comenzando por un diagnóstico, que es único para cada paciente, donde observamos las zonas que son necesarias tratar. Por eso este procedimiento es un verdadero arte donde cada paciente necesita una paleta de colores personalizada, no hay un modelo patrón que se pueda aplicar a todos por igual y hacer caras en serie, siempre hay que respetar la anatomía y conservar los rasgos de cada persona ya que todos somos bellos", señala la doctora Zelaya.

Por su parte, la Dra. Marilin Rolandi Ortiz, médica cirujana, MP 446007 MN106804, Directora Médica de Romedical Art comenta que "el contouring médico-estético consiste en marcar los ángulos de la cara que van perdiendo su volumen o definición con el paso del tiempo. Esto lo podemos lograr con tres sustancias increíbles que trabajan de la siguientes manera: ácido hialurónico: se coloca en distintos puntos estratégicos del rostro; Radiesse, un gran inductor de colágeno por su exclusiva fórmula de hidroxiapatita cálcica que estimula directamente a los fibroblastos. Permite recuperar el volumen perdido tratando la flacidez producida por el paso del tiempo, edad o pérdida de peso, ayudando a definir el contorno facial y corregir pequeñas imperfecciones. Finalmente, Sculptra que es un inyectable dérmico a base de ácido poli-L-láctico, que estimula la producción de colágeno natural, restaura el volumen perdido y ayuda a reposicionar tejidos" explica Rolandi Ortiz.

Este tipo de tratamiento logra reposicionar los volúmenes del rostro, definir el óvalo facial y reducir la apariencia de arrugas sin alterar la fisonomía del mismo, es decir, con resultados increíblemente naturales. Devuelve la frescura a pacientes que, por la reabsorción ósea que se da con el paso de los años, notan un aspecto “cansado”. Además, en el caso de Radiesse y Sculptra, se va a lograr estimular en gran medida la producción de colágeno de la piel con resultados hasta por dos años.

La Dra. Ana Bogado, médica especialista en Medicina Estética, MP 455164 MN 119737, Directora Médica de Fimedical aclara que "en estos tratamientos médicos es necesario tener la historia clínica del paciente ya sea el conocimiento de posibles enfermedades crónicas, medicación que esté tomando, alergias que tenga o tratamientos previos realizados. El resultado es totalmente natural, la percepción ante la mirada del otro es de un rostro más armónico pero no artificial", concluye la especialista.

El triángulo de la juventud:

"En estética hay un término conocido como el triángulo de la juventud que toma la figura imaginaria de un triángulo para referirse a la estructura facial. En un rostro joven, encontramos una estructura de triángulo con el vértice hacia abajo ya que los pómulos y el óvalo facial se encuentran definidos. Pero, a partir de los 35 años, este triángulo comienza a invertirse por la pérdida de colágeno y la aparición de la flacidez. El contouring médico estético consiste en marcar los ángulos de la cara que van perdiendo su volumen o definición con el paso del tiempo", explica Dra. Marilin Rolandi Ortiz.

 

Fuentes:

zelayabeauty.com/ romedicalart.com/ fimedical.com.ar

at Silvia Pardo

Galería de imágenes

Comentarios