Tuesday 16 de July de 2024
JARDíN Y MASCOTAS | 03-03-2018 20:05

Cómo llevarlos en el auto

Perros que sacan la cabeza por la ventana durante el viaje en automóvil o gatos que se inclinan sobre el salpicadero constituyen una imagen simpática.

Sin embargo, las dos situaciones son peligrosas ya que es caso de frenada, las consecuencias que esto puede tener tanto para los animales como para las personas son grandes y ninguna buena.

Considerados como carga, el conductor se arriesga a una multa si, por ventana provoca algún daño fuera. Quien mientras conduce daño deje que su mascota esté libre en el interior del vehículo estará convirtiéndose en un peligro para el tráfico.

Suculentas: No excederse con el riego. Se recomienda hacerlo solo cada 10 a 15 días.
Leé también
Armá tu urban jungle

Cuando se trata de un animal, no se puede apelar al sentido común ni estar seguro de que no va a meterse de repente entre los pedales y el suelo o a tapar la vista a quien conduce. Por eso el consejo es llevar a las mascotas siempre en un transportador y asegurar este en el automóvil.

El primer paso es vaciar la pileta, limpiarla de hojas y suciedad y dejarla secar. Luego, se procede a realizar las reparaciones
Leé también
¡A pintar la pileta!

Estos transportadores deben llevarse transversalmente a la dirección de viaje y ser colocados detrás del asiento.

Perros que sacan la cabeza por la ventana durante el viaje en automóvil o gatos que se inclinan sobre el salpicadero constituyen una imagen simpática.

Sin embargo, las dos situaciones son peligrosas ya que es caso de frenada, las consecuencias que esto puede tener tanto para los animales como para las personas son grandes y ninguna buena.

Considerados como carga, el conductor se arriesga a una multa si, por ventana provoca algún daño fuera. Quien mientras conduce daño deje que su mascota esté libre en el interior del vehículo estará convirtiéndose en un peligro para el tráfico.

Cuando se trata de un animal, no se puede apelar al sentido común ni estar seguro de que no va a meterse de repente entre los pedales y el suelo o a tapar la vista a quien conduce. Por eso el consejo es llevar a las mascotas siempre en un transportador y asegurar este en el automóvil.

Estos transportadores deben llevarse transversalmente a la dirección de viaje y ser colocados detrás del asiento.

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

Espacio Publicitario