miércoles 20 de octubre de 2021
SOCIEDAD | 29-09-2021 08:57

Maestra del suspenso

Unos 27 millones de lectores descubrieron a la británica Paula Hawkins con La chica del tren, el thriller más vendido de la última década. Luego llegaría Escrito en el agua, y, ahora, su nueva novela, A fuego lento, sobre las heridas que provocan los secretos.

El nuevo libro llega después de dos grandes éxitos. Uno es La chica del tren, que estuvo más de cien semanas en la lista de los más vendidos de The New York Times. El otro éxito de Paula Hawkins fue Escrito en el agua, con la que se consagró como la creadora del domestic noir, un tipo de novela negra ambientada en el ámbito doméstico, protagonizada por personajes en los que cualquiera de nosotros podríamos reconocernos.

Durante años, los libros de esta autora han estado en las listas de los más vendidos de todo el mundo, lo que la ha convertido en el mayor fenómeno de ventas de la última década, con más de 27 millones de ejemplares vendidos en más de 50 países.

En su nueva obra Hawkins explora las razones últimas que pueden llevar a matar a una persona que ha sufrido, y lo hace a través de tres mujeres que se enfrentan a los prejuicios que la sociedad proyecta sobre ellas.

Editorial Planeta
ELECCIÓN: "Me interesan las mujeres que no necesariamente hacen las cosas que la sociedad les pide", afirma Hawkins.

El thriller debut de Paula Hawkins, La chica del tren, se publicó en 2015 y en 2016 se realizó su adaptación cinematográfica, producida por DreamWorks Pictures, dirigida por Tate Taylor y protagonizada por Emily Blunt.

Sobre la novela:

A fuego lento se presenta como un thriller perturbador, absorbente y con una trama llena de giros. La historia pone al descubierto el carácter traicionero y destructor que los traumas del pasado generan en las personas, y demuestra que cada pequeño acto de un ser humano puede tener enormes consecuencias en el futuro.

La obra contiene el sello de identidad de esta escritora de thrillers: una investigación inquietante planteada en capítulos cortos que provocan gran curiosidad para seguir leyendo; personajes poco fiables; una forma brillante de dosificar el suspenso; un escenario muy peculiar en el Londres actual, y temas de fondo universales, como las heridas que provocan los secretos que han sido ocultados a los seres queridos.

Paula Hawkins comentó: "A fuego lento empieza con un brutal asesinato en un barco en un canal de Londres. Laura, una probable sospechosa, es vista abandonando la escena del crimen en lo que a todas luces parece un caso claro. Lo que quería mostrar en este libro es que ninguna tragedia ocurre de forma aislada: un accidente en la niñez puede tener consecuencias una década después; confiar en la persona errónea en el momento erróneo puede arruinar una vida por completo. Me interesa mostrar cómo llegamos a convertirnos en las personas que somos, cómo elegimos a qué aferrarnos para curar nuestras heridas".

Hawkins indaga en cómo llegamos a convertirnos en las personas que somos, y cómo elegimos a qué aferrarnos para curar nuestras heridas
LA OBRA: A fuego lento de Paula Hawkins, Editorial Planeta.

La autora:

Paula Hawkins es británica, nació en Zimbabue, África, en 1972. Es hija de un profesor de economía que trabajó como periodista para el Financial Times. Se trasladó a Londres en 1989 cuando tenía 17 años y estudió filosofía, política y economía en la Universidad de Oxford. Hawkins se dedicó al periodismo más de quince años antes de pasarse a la ficción.

En 2009, Hawkins publicó novelas románticas con el seudónimo Amy Silver, llegando a escribir cuatro libros. Entre sus influencias se encuentran autores como Agatha Christie, Kate Atkinson, Pat Barker, Louise Welsh, las hermanas Brontë y Cormac McCarthy. La Chica Del Tren fue aclamado por Stephen King, lo que impulsó su popularidad.

Un fragmento:

Al abrir el libro, hay un interesante texto: "La expresión inglesa slow fire (fuego lento) se refiere al proceso por el cual el papel de los libros se vuelve quebradizo con el tiempo a causa de la acidificación. El ácido procede del papel mismo, que contiene las semillas de su propia destrucción en las fibras que lo forman.

Los personajes que estás a punto de conocer albergan algo en su interior que los consume (la necesidad de venganza, de amor, de pasar página), algo que ha estado ardiendo en sus entrañas durante años y años. ¿No nos pasa a todos? Por último, un fragmento del libro: "Laura oyó la voz de Deidre en el interior de su cabeza. Tu problema, Laura —le dijo—, es que tomas malas decisiones'. '¡Tienes toda la puta razón, Deidre!' Esto no era algo que Laura esperara decir, o siquiera pensar, pero, ahí de pie en el cuarto de baño, temblando incontrolablemente mientras la sangre manaba del corte que se había hecho en el brazo, tenía que admitir que esa Deidre imaginaria había dado en el clavo.

Se inclinó hacia delante y apoyó la frente contra el espejo para no tener que mirarse directamente a los ojos, pero mirar hacia abajo era aún peor, porque podía ver cómo brotaba la sangre y eso hacía que se sintiera mareada y le entraran ganas de vomitar. Había mucha sangre. El corte era más profundo de lo que había pensado, debería ir a urgencias. No tenía intención alguna de ir a urgencias. Malas decisiones".

Sobre el libro: 

El descubrimiento del cuerpo de un joven asesinado brutalmente en una casa flotante de Londres desencadena sospechas sobre tres mujeres.

Laura es la chica conflictiva que quedó con la víctima la noche en que murió; Carla, aún de luto por la muerte de un familiar, es la tía del joven, y Miriam es la indiscreta vecina que oculta información sobre el caso a la policía.

Tres mujeres que no se conocen, pero que tienen distintas conexiones con la víctima. Tres mujeres que, por diferentes razones, viven con resentimiento y que, consciente o inconscientemente, esperan el momento de reparar el daño que se les ha hecho.

at Redacción Mía

Galería de imágenes

Comentarios