jueves 29 de julio de 2021
SALUD | 07-07-2021 00:22

Mango, la fruta de la juventud

Buda alcanzó la iluminación bajo un mango, por lo que desde entonces se lo conoce como "el árbol de la sabiduría" o "bodhi". Es rico en los tres nutrientes antirradicales libres más importantes: vitaminas C, E y betacaroteno.

Efecto antiedad: El mango es un alimento muy antioxidante. Cubre las necesidades diarias de vitamina C en un adulto y el 30 por ciento de las de vitamina A. Es una fruta con un moderado contenido calórico, solo contiene 61 calorías cada 100 g.

Aunque la vitamina E, uno de los antioxidantes y protectores cardíacos más eficaces, suele encontrarse principalmente en los alimentos grasos, el mango posee una cantidad extraordinaria tratándose de una fruta. Una pieza de 200 g aporta el 23 por ciento de la cantidad diaria recomendada.

En cuanto a su contenido mineral, destacan las proporciones de magnesio y potasio (en ambos casos, un mango proporciona el 10% de las necesidades diarias).

Existen más de 40 especies de mango y variedades que llegan al millar
El mango maduro se caracteriza por su aroma agradable y porque al presionar un poco no está completamente fi rme ni blando.

Acción depurativa: Además de nutrientes, el mango aporta otras sustancias con efectos beneficiosos sobre la salud. Los ácidos tartárico y málico ayudan a contrarrestar el efecto de los residuos metabólicos de naturaleza ácida.

El mango, como todas las frutas en general, aporta también una dosis significativa de fibra, que ayuda a prevenir ciertos tipos de cáncer, como el digestivo, evita el estreñimiento y baja el colesterol malo, lo que protege el corazón y el sistema circulatorio.

Muchos beneficios:  

Por su contenido en betacaroteno es útil para proteger la piel, las mucosas, los ojos y el corazón frente a la acción de los radicales libres.

Mantiene huesos y músculos en forma: la combinación de magnesio y potasio hace que el mango esté indicado para mantener en buena forma el sistema músculo-esquelético (previene desde la osteoporosis a los calambres musculares).

Estimula las defensas: los antioxidantes, junto con los compuestos fenólicos, ayudan al sistema inmunitario a prevenir y luchar contra las enfermedades La quercetina, la isoquercetina, la astragalina, la fisetina, el ácido gálico y metilgalato tienen efectos antioxidantes.

Beneficia la presión arterial: estos minerales participan en el control de la presión arterial, favorecen la eliminación de líquidos y el buen funcionamiento de los riñones.

Alcaliniza y fluidifica la sangre: los ácidos orgánicos débiles que aporta el mango, una vez asimilados en el organismo, se combinan con minerales y dan lugar a sales que tienen la capacidad de fluidificar y alcalinizar la sangre.

Contiene enzimas que propician la asimilación de los macronutrientes y son en parte responsables de que el mango resulte tan fácil de digerir, tanto que se dice que "ablandan" y "purifican" el estómago y los intestinos. Por eso se recomienda a todas las personas que sufren problemas digestivos.

at Redacción Mía

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios