jueves 29 de julio de 2021
SALUD | 22-07-2021 08:20

Inositol: mejora la calidad del pelo

Es indispensable para la adecuada conducción de los impulsos nerviosos, evita el endurecimiento de las arterias y mejora el estado de la piel. Conocé mejor esta valiosa sustancia para la buena salud.

El inositol es un nutriente que se produce en el cuerpo a partir de la glucosa. Se encuentra dentro de las vitaminas del grupo B. Junto con la colina y la biotina, se halla en altas concentraciones en la lecitina, una sustancia imprescindible para que el hígado pueda procesar las grasas, lo que contribuye a evitar la hipercolesterolemia y la formación del hígado graso.

Sus funciones:

Las células nerviosas lo necesitan para mantenerse en buen estado: ayuda a la nutrición de las células cerebrales y es indispensable para la adecuada conducción de los impulsos nerviosos; junto con la colina es imprescindible para la formación de neurotransmisores.

La lecitina de soja y los lácteos, como el yogur, contienen este importante nutriente para el sistema nervioso.

Es básico para disminuir el colesterol prevenir el endurecimiento de las arterias, y para el buen estado de la piel. Estimula la pigmentación y el crecimiento del pelo. El consumo de bebidas con cafeína, fármacos, alcohol y alimentos procesados, así como ciertas enfermedades como la diabetes pueden ocasionar una deficiencia de inositol que se manifiesta en síntomas muy diversos, como acumulación de grasa en el hígado y de colesterol LDL en la sangre, caída del cabello, debilidad muscular, eccemas e inestabilidad nerviosa, entre otros.

Alimentos que la aportan:

En las fuentes animales aparece en forma de mioinositol y está en hígado y vísceras, carnes o leche y derivados. Algunos vegetales que lo contienen son los cereales integrales, cítricos, arvejas, nueces. Nos aportan ácido fítico que el organismo convierte en inositol a través de las bacterias del intestino.

La lecitina de soja y los lácteos, como el yogur, contienen este importante nutriente para el sistema nervioso.

En forma de suplemento:

La suplementación con inositol puede ser beneficiosa una vez diagnosticada cualquiera de las siguientes dolencias:

Arteriosclerosis.

Colesterol alto.

Calvicie y encanecimiento precoz.

Cirrosis e hígado graso.

Diabetes, sobrepeso y obesidad.

Gastritis, estreñimiento.

Ansiedad, depresión, trastorno bipolar, de atención y obsesivo-compulsivo.

El inositol se comercializa en cápsulas unitarias o bien como ingrediente de complejos terapéuticos o fórmulas multivitamínicas. Para la suplementación, consultar al médico.

at Redacción Mía

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios