sábado 23 de enero de 2021
SALUD | 21-12-2020 09:59

Hábitos para superar el insomnio

La higiene del sueño es la clave para combatirlo. Esto incluye dormir a horarios regulares, evitar exceso de café y alcohol, hacer ejercicio y llevar una dieta saludable.

Dormir es una parte de esencial del día de las personas e impacta en su calidad de vida. Un buen descanso, en tiempo y calidad, además de producir placer, genera en el organismo funciones de preservación. Aunque sea una tarea habitual de las personas, las alteraciones del sueño son frecuentes y se asocian a una considerable morbilidad y daño funcional.

Para poder determinar un diagnóstico, debe existir un malestar significativo de dificultades para conciliar o mantener el sueño (despertares frecuentes o problemas para volver a dormir después de los despertares) y estas dificultades deben estar asociadas con deficiencias durante el período diurno y no deben ser explicadas mejor por otra condición médica o psiquiátrica.

Para realizar el diagnóstico, la dificultad para dormir debe ocurrir al menos tres noches por semana, durante tres meses, siendo importantes los autorreportes de los pacientes para prevenir la aparición de síntomas asociados: fisiológicos; neurológicos y señales psicológicas.

Hábitos para superar el insomnio
El 33 por ciento de la población adulta tiene problemas de insomnio.

Desde el modelo cognitivo-conductual el insomnio incorpora variables cognitivas (preocupación y rumiación), variables temporales (como la fatiga del día) y ambientales (hábitos inadaptados) ubicando la hiperactivación como factor precipitante clave del insomnio.

Cómo mejorar el sueño:

El tratamiento adecuado para el insomnio, desde los psicoterapéutico, debe enfocarse tanto en los procesos cognitivos como conductuales para abordar los efectos por los que mutuamente se mantienen.

Dentro de los componentes conductuales para modificar, minimizar o suprimir factores que sostienen el insomnio, se presenta aquí la higiene del sueño como estrategia psicoeducativa preventiva.

Cuando hablamos de higiene del sueño hacemos referencia al conjunto de recomendaciones conductuales y ambientales que están destinadas a promover un sueño saludable. Su enfoque psicoeducativo tiene como objetivo que los pacientes aprenden sobre hábitos de sueño saludables y se los aliente a seguir un conjunto de recomendaciones para mejorar el descanso, brindándoles información sobre el sueño y los ciclos circadianos, los comportamientos que lo favorecen y los que lo incompatibilizan.

La importancia de la higiene del sueño permite trabajar con los pacientes y pensar junto a ellos cómo desarrollar factores protectores de su salud.

 

Lic. Melisa Mirabet

Directora de SEPSIAT

Psicoterapeuta Cognitivo Conductual

@melisamirabet

at Redacción Mía

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios