domingo 26 de septiembre de 2021
SALUD | 25-08-2021 08:22

Escoliosis: Maneras de detectarla

Se trata de la desviación lateral de la columna vertebral. Puede causar problemas digestivos, pulmonares y hasta hormonales. Descubrí cómo la quiropraxia puede ser una alternativa para tratarla.

La escoliosis es una curvatura lateral, anormal y progresiva de la columna vertebral, tanto de la parte torácica (central) como de la lumbar (parte inferior). Puede darse a cualquier edad, aunque en general se desarrolla en mayor grado durante la adolescencia, y es más común en las mujeres.

En la mayoría de los casos la causa es desconocida, de ahí que su nombre científico sea el de escoliosis idiopática (idiopático significa desconocido). En estos casos el componente hereditario es muy poco importante.

El tipo de escoliosis se clasifica, según el grado de desviación y la edad en la que aparece, en infantil o adolescente, esta última es la más común.

Las personas que la padecen no registran una incidencia de dolor de espalda mayor que el resto de la población hasta llegar a la edad adulta. Normalmente, tiende a progresar mientras los huesos aún están desarrollándose, especialmente durante los estirones del crecimiento. Al llegar a la madurez ósea, aproximadamente a los 18 años, deja de aumentar el grado de desviación o lo hace a un ritmo muy leve.

Cómo se detecta:

Hombros y caderas desnivelados.

Un omóplato más alto y más prominente.

Giba torácica: “joroba” causada porque la caja torácica posterior sobresale más en un lado que del otro.

Desviación notable de la columna (lumbar o torácica).

En ocasiones curva lumbar exagerada (lordosis).

Triángulos asimétricos entre tronco/ pelvis y brazos colgantes.

Tratamiento:

Las investigaciones han demostrado que la quiropraxia tiene excelentes resultados en el control, reducción y corrección de la escoliosis a todas las edades.

Los recién nacidos presentan una estructura vertebral en forma de “C”, ya que la curva secundaria de las cervicales y lumbares se va desarrollando a medida que progresan en la elevación de la cabeza y en el gateo. Por eso es tan importante cuidar su evolución en esta etapa y fijarnos en la estimulación correcta del desarrollo. No es conveniente colocar al bebé en posición erguida prematuramente, porque su cuerpo no está preparado.

El papel del quiropráctico es detectar las subluxaciones o interferencias nerviosas debidas a un mal alineamiento de las vértebras y corregirlas, permitiendo así al cuerpo estabilizarse por sí mismo y al flujo de información del cerebro llegar a todas las partes del cuerpo.

Muchas personas con escoliosis también sufren problemas digestivos, pulmonares u hormonales (menstruales). El quiropráctico, moviendo las vértebras y eliminando las subluxaciones, ayuda a corregir estos problemas.

 

Marcelo Barroso Griffiths

Matrícula 9784) - Quiropráctico AQA

vertebralle.com

at Redacción Mía

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios