miércoles 25 de noviembre de 2020
SALUD | 06-11-2020 09:25

Dieta sin harinas para bajar de peso rápido

Es un muy buen plan para eliminar la hinchazón abdominal y bajar los kilos de más que nos dejó el invierno (y la cuarentena). No es una opción para siempre, pero es ideal para comenzar a ponernos en forma para el verano.

Una de las tendencias en la dieta a esta altura del año es suspender por un tiempo el consumo de harinas para bajar de peso de forma rápida. Pero al ser la harina uno de los alimentos base de nuestra alimentación, lograrlo muchas veces resulta muy difícil. Los nutricionistas recomiendan que más que eliminar las harinas de la dieta, lo que hay que hacer es restringirlas en cantidad y calidad, porque generan adicción si no se consumen a conciencia y este exceso es el que produce los aumentos de grasa corporal y de peso.

La particularidad de la dieta sin harinas es que se restringen todos los alimentos que sean fuente de almidones, por ejemplo: pan, galletitas, pastas, papa, choclo, batata, legumbres, arroz, azúcar y sus derivados (chocolates, golosinas). La alimentación se basa en el consumo de verduras, frutas (exceptuando banana y uva), todo tipo de carnes, huevo y lácteos.

Lo que importa es poder realizar una dieta de este estilo de una manera adecuada para que sea realmente saludable y beneficiosa para nuestra salud y lograr el descenso de peso deseado.

Dieta sin harinas para bajar de peso rápido

¿Adiós a todas las harinas

Las harinas blancas son las más procesadas y es más sano reemplazarlas por las integrales, que aportan más fibras gracias a sus cereales. Sin embargo, hay mucha gente que opta por eliminar todos los tipos de su alimentación. Los nutricionistas no recomiendan la eliminación total de todas las harinas porque los hidratos de carbono, una vez digeridos, se transforman en glucosa y hay órganos y tejidos que se alimentan de ellos, especialmente el cerebro, las retinas y los riñones.

Tengamos en cuenta que este alimento nos aporta energía a largo plazo, sobre todo si son integrales. El problema está en comerlos en exceso o por la noche, ya que esa energía que no se gasta, es la que se va a acumular en forma de depósitos de grasa.

Dieta sin harinas para bajar de peso rápido

Beneficios para el organismo:

Los primeros días son complicados, pero una vez que la ansiedad baja y el cuerpo se acostumbra, se empiezan a notar los cambios. Seguir una alimentación sin harinas por un tiempo brinda varias ventajas:

Adelgazamiento rápido: porque se elimina mucho líquido. Si no se consumen muchas grasas, se pierde volumen en aquellas zonas más complicadas, como piernas y caderas.

Más energía y vitalidad.

Elimina la hinchazón abdominal.

La harina genera un proceso de inflamación en nuestro cuerpo, por lo que cuando dejamos de consumirla empezamos a notar la desinflamación.

Más saciedad luego de comer y el picoteo entre horas desaparecerá.

Se benefician la piel y el pelo: por el efecto depurador de la dieta.

Baja de triglicéridos: porque es el hígado el encargado de fabricar la grasa a partir de la glucosa de los carbohidratos  ingeridos. Por lo que si no se consumen carbohidratos no se generará grasa innecesaria.

Menos problemas digestivos ligados al consumo de panificados industriales, porque además de harina y levadura, la mayoría incluye aditivos y químicos. La sensación de hinchazón, dolor estomacal, colon irritable o dolores de panza y cabeza, que son los síntomas más comunes, disminuyen hasta desaparecer en la mayoría de los casos.

Menos antojos: la harina contiene una sustancia llamada gliadina que se encarga de enviar señales al cerebro para decirle que tiene apetito. Por lo que, al restringirla, esto no sucederá.

Aceleración del metabolismo: Las harinas refinadas producen enlentecimiento, por lo que su ausencia acelera al mismo, lo que ayudará a su correcto funcionamiento y sobre todo a quemar grasas.

Cómo eliminar las harinas:

Lo ideal cuando se decide hacer una dieta sin harinas, por más que vayas a realizarla por corto tiempo (sea 3 o 7 días), es hacerla gradualmente. Primero, reemplazar por harinas integrales e ir bajando las cantidades. Si la transición es abrupta, podemos no sentirnos bien por unos días o no lograr mantenerla o, lo que es peor, al concluirla y querer volver a comer algo con harina aumentar nuevamente de peso.

Dieta sin harinas para bajar de peso rápido

Recomendaciones:

  • Antes del almuerzo y cena tomar una taza de caldo desgrasado agregándole una cucharada de semillas de chia molidas.
  • Para condimentar los vegetales utilizar una cucharada de postre de aceite crudo.
  • Evitar el picoteo.
  • Servir las comidas en platos pequeños. No llevar la fuente a la mesa.
  • Comer despacio, masticando bien y evitando actividades asociadas (mirar TV, estudiar, trabajar, leer).
  • Planificar las comidas y las compras de alimentos que vamos a consumir en los próximos días.
  • Guardar los alimentos tentadores en lugares no visibles.
  • Si vamos a comer a un restaurante, pensar el pedido antes de sentarnos a la mesa para evitar tentaciones.
  • Tomar abundante agua, entre 6 y 8 vasos por día.
  • Realizar actividad física diariamente (caminata, bicicleta, natación, etc).
  • Consumir alimentos crujientes y que al morderlos nos permitan escuchar el crunch. Al comer preparados con harinas como son el pan, galletitas, snacks, pizzas, etc, se produce ese sonido que funciona como señal de satisfacción para el cerebro. Por eso, buscar aquellos más saludables pero que emitan el mismo sonido, por ejemplo, bastoncitos de zanahoria o frutos secos como snacks.
  • Respetar las comidas: Saltear comidas es un mal hábito porque produce bajones de azúcar bruscos. Esto puede llevarnos a la tentación por comer pan o cualquier otro alimento lleno de harina que nos saciarán fácilmente. Comer cada dos o tres horas como máximo es lo ideal.
  • Descansar para reducir la ansiedad: Es muy difícil dejar las harinas cuando uno no está bien descansado o estresado.
  • No decir "me como solo uno", porque esto nos puede llevar a seguir comiendo más, porque las harinas refinadas tienen un gran poder adictivo.

Ideas al cocinar:

  • Utilizar avena o harina de legumbres para hacer galletas, bizcochos o tortas, siempre optando por la miel como endulzante en reemplazo del azúcar.

  • No es necesario dejar de comer pizzas. Podemos hacerlas caseras con harina de soja, garbanzos o integrales con salvado de avena.

  • Al hacer comidas como lasagna o canelones, reemplazar la clásica masa por laminas del berenjena o zucchini previamente asados.

  • Si sentimos un bajón de azúcar (a veces sucede al principio), podemos optar por edulcorantes naturales como la stevia, el sirope de agave o la miel.

  • Es preferible que durante el tiempo en el que se realice el régimen se introduzcan muchas frutas para poder obtener la fructosa de ellas.

Dieta sin harinas para bajar de peso rápido

 

Miniplan detox de 3 / 7 días:

Esta dieta es reducida en hidratos, para llevar a cabo no más de 7 días. Luego, a seguir cuidándose eligiendo bien los alimentos. Importante: beber 2 litros de agua a diario.

Desayuno: Infusión; una tostada de gluten con queso descremado y un jugo exprimido de una fruta cítrica (naranja, pomelo, etc,).

Almuerzo: caldo o sopa de verduras o 2 vasos de líquido. Ensalada a gusto solo de verduras o verduras cocidas. Aspic de frutas (gelatina light con trozos de frutas). Tomar un litro de líquido.

Merienda: infusión o líquido. Una taza de ensalada de frutas, una fruta o media banana.

Cena: Caldo o sopa de verduras, o 2 vasos de líquido. Verduras crudas y/o cocidas. Una porción de pollo, pescado o carne sin grasa. Una fruta fresca y/o gelatina light con fruta. Un litro de líquido.

Colaciones (hasta 2 por día): un pote de yogur descremado, gelatina light, frutas, una porción de queso (del tamaño de un cassette); un exprimido, una salchicha light, dos rollitos de jamón; 10 pasas de uva, 10 almendras.

 

at Redacción Mía

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios