sábado 23 de enero de 2021
SALUD | 02-11-2020 16:10

Cómo prevenir la osteoporosis

Es una enfermedad silenciosa, por eso hay que cuidarse realizando una dieta alta en calcio, ejercicios físicos tres veces por semana y los controles que nos indique el médico.

La osteoporosis es una enfermedad caracterizada por la disminución de la densidad mineral dentro del hueso que altera la microestructura convirtiéndolo en poroso. Esto se produce porque se forma menos cantidad de la que se destruye. 

Si esta situación durara unos cuantos días, no tendría mayor importancia; pero cuando se prolonga a lo largo de mucho tiempo, los huesos van perdiendo sustancia, provocando fragilidad y aumentando la posibilidad de que se produzcan fracturas. La pérdida de masa ósea ocurre en forma silenciosa y progresivamente. A menudo no hay síntomas hasta que se produce la primera fractura.

El diagnóstico de esta enfermedad se realiza mediante los antecedentes, la densitometría ósea, radiografías y la clínica de cada paciente que determinarán el grado de pérdida en un comienzo de osteopenia y luego de osteoporosis.

La densitometría no requiere preparación previa, es indolora y dura solo unos pocos minutos. Los datos de laboratorio son de utilidad en lo que se refiere a respuesta al tratamiento, y en el diagnóstico de otras enfermedades relacionadas con el metabolismo óseo.

Claves para tener huesos fuertes:

  • Dieta rica en calcio y vitamina D: La mayor fuente de aportes de calcio, fósforo y proteínas se encuentra en los productos lácteos. Con respecto a los quesos, cuanto más duros, mayor es la cantidad de calcio que poseen. Otras fuentes de aporte son los vegetales y hortalizas de hojas verdes (berro, rúcula y radicheta), los pescados pequeños, que se ingieren con espinas y los envasados en conservas. Con respecto a la vitamina D, el correcto aporte nos permite la buena absorción de calcio. La fuente más importante deriva de la exposición de la piel a la radiación ultravioleta de los rayos solares, 10 a 15 minutos de sol 2 a 3 veces por semana.
  • Ejercicios moderados: deben realizarse con una frecuencia de por lo menos tres veces por semana, desde caminatas, yoga, tai chi, footing, o ciclismo. Lo más recomendado son ejercicios con carga o pesas, supervisados, para evitar lesiones.
  • Eliminación de tóxicos: tabaco y alcohol. 
  • Ancianos y discapacitados: evitar caídas. 
  • Cuidado de posturas en la vida diaria.

at Redacción Mía

Galería de imágenes

Comentarios