miércoles 21 de abril de 2021
SALUD | 27-10-2020 15:26

Las crisis como oportunidad de cambio

Aunque sea difícil desprenderse de una situación pasada, adaptarnos a una nueva nos permitirá no estancarnos, ser flexibles y acompañar la constante evolución de la vida.

Si pensamos en el ciclo vital completo de una persona, que se extiende desde el nacimiento hasta la adultez, podemos suponer que la vida es evolución constante y que a cada instante estamos cambiando. Estos momentos de cambios que alteran el equilibrio, a nivel emocional y psicológico, los denominamos crisis vitales y repercuten en nuestra vida tanto de manera favorable como adversa.

Las crisis vitales implican una sensación de pérdida de estabilidad y control, ya que nos obligan a tomar decisiones, cambiar y adaptarnos de forma abrupta. Cuando acontecen, es normal que nuestro comportamiento automático incluya pensamientos de incompetencia como "no voy a poder con esto", "no estoy listo para afrontarlo", que surjan emociones como miedo, angustia, ansiedad y nuestras acciones se vean bloqueadas por desconocer cómo podemos posicionarnos.

Como hacer frente al cambio:

  • Aceptarlo: admitir radicalmente que se debe cambiar o que algo cambió no es lo mismo que desearlo o valorarlo como bueno; pero si nos resistimos, negamos o lo continuamos rechazando, comenzamos una lucha interna que genera sufrimiento y que no nos permitirá reorientar la mente a reflexionar y evaluar alternativas que puedan promover en nosotros estrategias de adaptación.
  • Explorarlo: es común que rechacemos lo desconocido, por eso frente al cambio es conveniente tomar una actitud de apertura y observación diferente (que no implica que sea necesariamente malo). Conocer a qué nos enfrentamos nos permitirá comenzar a buscar soluciones y desarrollar nuevas habilidades para poder abordarlo.
  • Transitarlo: una vez que aceptamos el cambio es inevitable, que desarrollemos alternativas y recursos para afrontarlo y el compromiso consciente de comenzar a vivenciarlo. Este vivenciar algo nuevo,  puede ser difícil o incómodo en un primer momento, pero a medida que vamos reconociendo que somos capaces de adaptarnos, podremos incluso sentirnos más tranquilos con algo nuevo y lo podremos reconocer como una oportunidad de aprendizaje de nosotros mismos.

at Redacción Mía

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios