domingo 1 de agosto de 2021
SALUD | 27-10-2020 15:21

Cómo cultivar la alegría

A pesar de los tiempos que corren, es posible predisponernos a esta emoción tan linda y beneficiosa, para cuerpo y alma.

La alegría es una emoción que nos activa y nos hace brillar, es una especie de combustible que nos impulsa a seguir adelante. Nos permite fluir con creatividad y colaboración, potencia la productividad y el trabajo en equipo, nos abre hacia lo deseable, hacia el desarrollo de lo mejor de uno mismo.

Recientes investigaciones señalan que las personas que están más conectadas con la alegría muestran un mejor desarrollo mental, afectivo, social, emocional y una mejor salud.

Según Sonja Lyubomirsky, una de las precursoras de la psicología positiva, la felicidad tiene diversos porcentajes y componentes. Un 50% es genético, un 40% son actividades intencionadas y solo un 10% son circunstancias.

Entonces vale la pena preguntarse: ¿Qué acciones podemos realizar de manera consciente en nuestra vida cotidiana para ser felices y experimentar alegría?

Acciones alegres:

  • Apreciar lo bueno de lo que estamos viviendo, centrarnos en el vaso medio lleno de las cosas y descubrir las infinitas posibilidades que desde ahí se nos abren. Una buena idea es poder apreciarnos a nosotros mismos, escribiendo diez cosas que nos den alegría de cómo somos y dejarlo a nuestra vista para poder observarlo siempre y recordar con felicidad quienes somos.
  • Ser empáticos, o sea, ponernos felices por los talentos y situaciones que les alegren a los demás. De esa forma, también lo podremos experimentar en nosotros
  • Experimentar savoring: cualquier actividad que apreciemos y nos dé placer. Por ejemplo, recordar momentos alegres, felicitarnos a nosotros mismos, quedarnos más atentos a lo positivo, compartir recuerdos alegres con los demás, son pequeñas acciones que nos permitirán disfrutar y alegrarnos aún cuando el estímulo quizás ya haya pasado.
  • Tener hábitos de vida saludables, estar en contacto con la naturaleza. Las actividades como escuchar música, bailar, caminar, juntarse con los amigos pueden aportar mucho.
  • Ser optimistas y fluir desde nuestras fortalezas, aplicándolas a distintas situaciones y sintiéndonos orgullosos de ellas.
  • Practicar la amabilidad, gratitud y generosidad, ayudando a los demás.
  • Ver películas o series cómicas, compartir chistes, o exponernos a situaciones que nos diviertan. Jugar y reír con niños y como niños puede ser también una buena oportunidad para despertar la alegría.

La risa en el cuerpo

  • Reírnos produce estos beneficios:
  • Ejercita el corazón, los pulmones, hombros y diafragma.
  • Ayuda a la liberación de endorfinas, provocando efecto analgésico.
  • Contribuye a liberar las tensiones acumuladas en la columna vertebral y cervical, estimula el bazo.
  • Al reírnos facilitamos la digestión y ayudamos a reducir los ácidos grasos y las sustancias tóxicas del organismo.
  • La alegría también combate la depresión, sirve para eliminar el estrés, tiene un efecto rejuvenecedor, disminuye la presión sanguínea y la tensión muscular.

at Redacción Mía

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios