sábado 23 de enero de 2021
SALUD | 05-11-2020 08:25

Cómo prevenir los juanetes

Llamados hallux valgus, son la desviación de la articulación del dedo gordo del pie, lo que produce dolor y malestar. Enterate cómo aliviarlo y evitar que se produzca.

Un juanete es una protuberancia ósea en el borde externo del dedo gordo del pie. Se forma cuando este hace presión contra el dedo de al lado y provoca que la articulación del primero se agrande y sobresalga, lo que suele causar dolor, hinchazón o inflamación alrededor de la articulación del dedo gordo del pie.

La principal causa es una incorrecta forma de pisar, concretamente en aquellos que tienen una tendencia al pie valgo (es decir, a meter el pie hacia dentro al caminar) o bien tener un pie muy cavo (con mucha curvatura) que genera un exceso de carga en la zona metatarsal.

Factores de riesgo:

  • Usar tacos altos: estos empujan los dedos del pie hacia la parte de adelante del calzado. También los zapatos muy ajustados, angostos o puntiagudos.
  • Artritis reumatoide: sufrir esta enfermedad inflamatoria puede hacernos más vulnerables a los juanetes.
  • Factor hereditario: la tendencia a desarrollar juanetes podría deberse a un defecto estructural hereditario del pie.

Tratamientos:

  • Cambiar los zapatos: elegirlos amplios y cómodos, con espacio para los dedos.
  • Utilizar plantillas: se pueden hacer estudios biomecánicos de la pisada para diseñar plantillas personalizadas, utilizadas para repartir de forma correcta la descarga y controlar la excesiva pronación.
  • Medicamentos: el paracetamol o el ibuprofeno pueden ayudar a controlar el dolor causado por un juanete.
  • Las férulas de silicona que se colocan entre el primer y segundo dedo pueden reducir la fricción interdigital y evitar el desarrollo de callosidades.
  • Aplicar hielo: puede ayudar a aliviar el dolor y la inflamación.

Opciones quirúrgicas:

La cirugía se recomienda cuando el juanete provoca dolor frecuente o dificulta las actividades diarias. Existen diferentes técnicas y metodologías, como la cirugía abierta o la cirugía de mínima incisión, por ejemplo. Elegir una u otra técnica dependerá del tipo de juanete y de la experiencia del cirujano.

Es probable que podamos caminar inmediatamente después de una cirugía de juanete. Sin embargo, la recuperación total puede llevar semanas o meses. Para evitar una reaparición, utilizar zapatos adecuados después de la cirugía.

Para ayudar a prevenir los juanetes, tomá en cuenta estos consejos:

•  Elegí el calzado con cuidado. Usá zapatos con horma ancha (que no tengan puntera fina); debería quedar espacio entre la punta del dedo más largo y el extremo del zapato.
Los zapatos deberían adaptarse a la forma de los pies sin apretar ni presionar en ninguna parte.
Un calzado adecuado debe tener un tacón de 2 cm, para que el peso corporal se reparta al 50 % entre el talón y la zona de debajo de los dedos.
Realizá ejercicios descalza para mejorar la musculatura del pie y de la pierna.

 

at Redacción Mía

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios