miércoles 25 de noviembre de 2020
SALUD | 02-11-2020 18:37

Las bondades de la banana

Contiene vitaminas, minerales, fibras y es la reina del potasio. Por eso, ayuda a regular la presión arterial y a evitar calambres a los deportistas. Conocé mejor a esta fruta y todos sus aportes nutricionales.

Esta sabrosa fruta, podría decirse que es una de las más prácticas que nos regala la naturaleza. Está protegida por un higiénico envoltorio natural que la preserva de la contaminación externa y facilita su transporte, es fácil de pelar y de comer en cualquier lugar, sin necesidad de servilleta ni de cuchillo, y, además, es deliciosa y reparadora de energía por su contenido en azúcares.

La protectora Vitamina C
Leé también
La protectora Vitamina C

Tiene mala fama por su aporte calórico, pero consumida con moderación, no hay problema. Una banana aporta 90 calorías cada 100 gramos. Esto equivaldría a comer una manzana y media, o 500 gramos de sandía. Si lo pensamos bien, no es tanto.

Los hilos de la banana contienen minerales, vitaminas, antioxidantes y un tipo de fibra especialmente beneficioso.

Aportes nutricionales:

Aporta vitaminas del grupo B: esenciales para la producción de energía en las células. Una banana mediana brinda el 20% de la vitamina B6 que se precisa al día y el 12% del ácido fólico. Además estas vitaminas protegen los sistemas inmunitario y nervioso.

Fuente de energía: La pulpa de la banana madura contiene azúcares simples –glucosa, dextrosa y sacarosa– que se transforman en energía inmediata. Por eso es muy recomendable en todas las edades para recuperar energía entre comidas o mientras se está realizando un gran esfuerzo físico.

Aporta pocas proteínas: la presencia de grasas es casi nula. Además, está exenta de colesterol. Es una fruta muy rica en potasio (382 mg/100 g) y magnesio (36 mg/100 g).

Rica en betacarotenos: (38 mcg/100 g), vitamina C (11 mg/100 g) y ácido fólico (23 mcg/100 g).

Presencia de fibra: Su contenido en fibra supone el 3%.

Beneficios para la salud:

Ideal para deportistas: La banana ayuda a recuperar fuerzas. Si se consume después de realizar ejercicio, aumenta la capacidad
de resistencia ya que aporta una excelente combinación de hidratos de carbono y potasio, ambos necesarios para la actividad muscular. De hecho, muchos deportistas la consumen antes o durante la actividad.
Contra la retención: Su escaso contenido en sodio, combinado con la elevada presencia de potasio, evita la retención de líquidos y la formación de edemas. Es recomendable en casos de nefritis (inflamación de los riñones) y cálculos renales.
Artritis y gota: Su consumo es útil para hacer frente a procesos reumáticos, artritis y gota. Ayuda, junto con una dieta de orientación vegana, eliminando el exceso de ácidos retenidos en el organismo.• Trastornos digestivos: Bien madura y consumida antes de las comidas, neutraliza el exceso de acidez gástrica y calma los ardores
de estómago.
Hipertensión: Gracias al potasio, es efectiva disminuyendo la hipertensión arterial. Un plátano proporciona alrededor del 15% de las necesidades diarias de potasio de un adulto.
Estreñimiento: Las bananas verdes mejoran el tránsito intestinal por su contenido en almidón e hidratos de carbono no asimilables, aunque son más indigestos y también pueden provocar gases. Por el contrario, las bananas maduras se aconsejan en caso de diarrea porque suavizan la mucosa digestiva inflamada.

 

at Redacción Mía

Galería de imágenes

Comentarios